En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 131
    Síguenos en

    VARSOVIA (Sputnik) — La embajada de Polonia en Kiev, al comentar el mensaje previo del Ministerio de Exteriores de Ucrania emitido en apoyo a figuras nacionales controvertidas, declaró que le resulta difícil creer que los diplomáticos ucranianos "estén infiltrando en su lista de héroes a los ideólogos del nacionalismo".

    Poco antes la portavoz de la Cancillería ucraniana Ekaterina Zelenko aseguró, en respuesta a un documento conjunto de Israel y Polonia que rechaza la marcha nacionalista que dio inicio al año 2020 en Kiev, que "cada nación y cada Estado determina y honra a sus héroes de manera independiente".

    "Resulta difícil creer que esas palabras pudieran brotar de la boca de una diplomática ucraniana", indica el comunicado de la embajada polaca en Kiev.

    Los representantes de la misión denunciaron que, "si se trata de una declaración real del Ministerio de Exteriores ucraniano", eso significa que entre los héroes de ese país "figuran los ideólogos del nacionalismo, de manos de los cuales murieron decenas de miles de polacos, judíos y representantes de otras naciones".

    El pasado 1 de enero casi 1.000 ucranianos participaron en una movilización con motivo del 111 aniversario de Stepán Bandera, el líder histórico de la organización paramilitar Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) que colaboró con el régimen nazi durante la II Guerra Mundial.

    Polonia y Ucrania interpretan la historia de forma diferente, Varsovia condena que Kiev ensalce la organización nacionalista ucraniana OUN-UPA (prohibida en Rusia) y critica los actos de vandalismo que se cometen con regularidad en Ucrania en lugares donde se conmemora a polacos.

    El Parlamento de Polonia calificó de genocidio las masacres de polacos cometidas, según Varsovia, por los nacionalistas ucranianos de 1939 a 1945 en Volinia, Galitzia Oriental (regiones históricas en el oeste de Ucrania) y en el sureste del territorio de la Segunda República Polaca.

    La culminación de esta limpieza étnica, conocida como la masacre de Volinia, tuvo lugar el 11 de julio de 1943, fecha en la que nacionalistas ucranianos atacaron simultáneamente más de un centenar de aldeas polacas.

    Los investigadores ucranianos, por su parte, señalan que lo ocurrido fue consecuencia de la implicación de civiles en la guerra del Ejército Territorial polaco (Armia Krajowa) contra el UPA, y calculan sus propias bajas entre 10.000 y 20.000.

    En 2018 el Senado de Polonia aprobó una ley que penaliza la propaganda de la ideología nacionalista ucraniana, la negación de la masacre de Volinia y los intentos de acusar a los polacos de haber sido cómplices del exterminio nazi de judíos durante la II Guerra Mundial.

    Etiquetas:
    nacionalismo, Ucrania, Polonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik