12:05 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Una mujer besa a un hombre

    El porno democrático de Erika Lust que complace también a las mujeres

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    1121
    Síguenos en

    Erika Lust es una reconocida directora de cine sueca que se ha propuesto cambiar el mundo de porno. Lust pretende acercar este tipo de cinematografía al disfrute de las mujeres con historias atractivas que van más allá de las escenas de sexo y desnudos.

    Reconocida como una pionera en la pornografía feminista, Lust obtuvo en 2012 su primer Feminist Porn Award con la película Cabaret Desire. Fue así como su popularidad comenzó a crecer, y su interés en el placer de las mujeres la puso en el centro de la escena.

    Ella asegura que la oferta de entretenimiento y consumo del cine erótico y porno está enfocada, en su mayoría, en la audiencia masculina, y que su desarrollo "es agresivo con las mujeres y su dignidad", describe BBC.

    La serie XConfessions le ha valido premios en los Feminist Porn Awards también en 2014 y 2015, éxito que continuó en 2016 con dos proyecciones en Alemania. XConfessions es una dinámica digital en la que los espectadores pueden dejar confesiones anónimas sobre sus fantasías y deseos sexuales, que alimentan al proyecto con diferentes narrativas

    La primera película de Lust fue el corto explícito The Goog Girl, en el año 2004, que fue publicado en internet de forma gratuita y en su primer mes obtuvo más de 20 millones de descargas.

    View this post on Instagram

    A post shared by Erika Lust (@erikalust) on

    View this post on Instagram

    A post shared by Erika Lust (@erikalust) on

    Desde este primer éxito, la directora sueca abrió su propia productora audiovisual Lust Films desde la que ha realizado la mayoría de sus películas. Su antología Cinco historias para ellas fue galardonada con varios premios internacionales en el año 2007. 

    Sus filmes se caracterizan por un casting muy meticuloso donde busca actores específicos y altos estándares de producción. Su forma de enfocar el cine pornográfico está más relacionado con un instrumento educativo, además de placentero, que ayude a las personas a aprender y disfrutar de su sexualidad.

    A criterio de esta realizadora sueca, la pornografía es "el discurso más importante en cuanto a género y sexualidad". Lust incluso ha incursionado en la realidad virtual llevada al cine porno, una técnica que ha sido atacada por los psicólogos quienes alegan se torna más adictivo para las personas.

    Además, Lust tiene una tienda en internet que ofrece libros, películas y juguetes sexuales enfocados en sus objetivos de porno feminista. También creó la campaña #Changeporn, con el fin de desafiar y cambiar las normativas de este tipo de cine.

    Etiquetas:
    erotismo, cine, Suecia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik