08:02 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Protestas de los chalecos amarillos

    El destino de los 'chalecos amarrillos': "Una chispa es suficiente para encender la llama"

    © AP Photo / Claude Paris
    Sociedad
    URL corto
    1171
    Síguenos en

    Uno de los más famosos activistas de los 'chalecos amarillos', Jerome Rodrigues, perdió el ojo derecho por culpa de la Policía francesa durante las protestas de enero. Y no abandonó a sus compañeros pese a sus heridas. Sputnik habló con él sobre el pasado y el futuro del movimiento.

    "Hemos visto las fotos que muestran que los manifestantes en Hong Kong elogian a los chalecos amarillos franceses y que la gente lleva chalecos amarillos en Barcelona expresando su apoyo. Creo que encendimos una chispa mostrando que el mundo no está bien", opina Rodrigues.

    De acuerdo al activista, el presidente francés, Emmanuel Macron, está siguiendo el curso elegido y no tiene la intención de retirarse de las políticas que "agravan la situación de los franceses", en particular en lo referente a sus beneficios sociales. "Nada ha cambiado. De lo contrario, no habríamos vuelto a salir a la calle en el aniversario del inicio del movimiento", destaca.

    El futuro de los 'chalecos amarillos'

    "Los chalecos amarillos aún están ahí, una chispa es suficiente para encender la llama de nuevo", cree Rodrigues.

    Jerome Rodrigues, activista francés
    © Sputnik .
    Jerome Rodrigues, activista francés

    Explica que este movimiento no es una ideología, sino una oportunidad para que "la Francia invisible" se deje ver. Debajo de cada chaleco hay un ciudadano: un desempleado, un pensionista, una madre soltera, etc. Estas son las personas que luchan por conservar los derechos elementales para poder vivir una vida digna

    "Los chalecos amarillos son un contrapeso al poder, y le preocupa al Gobierno", agrega prometiendo continuar la lucha y recordando que Roma no se construyó en un día y que la Revolución francesa duró diez años.

    "Los días 16 y 17 de noviembre serán maravillosos. Estamos aquí para celebrar el aniversario del movimiento. Hago un llamamiento a todos los franceses, lleven o no un chaleco amarillo, para que nos ayuden a salir y mostrarle al señor Macron que estamos aquí y que no permitiremos que se nos olvide", dice el activista.

    "Tengo dos caras"

    "Tengo dos caras. Alguien verá mi cara mutilada y pensará: 'No quiero que me saquen el ojo y no voy a ir a las manifestaciones'. Y alguien verá mi rostro valiente y decidirá: 'Si sigue participando en las manifestaciones, yo también lo puedo hacer'", confiesa el francés.

    "Las autoridades actuales son cada vez más autoritarias. Lo vemos y lo sentimos. El 14 de julio, el día de la captura de la Bastilla, cuando iba al desfile militar fui detenido por 12 horas. Lo mismo les pasó a algunos periodistas: les están privando de su libertad de expresión. Desde el principio del movimiento, decía que el Gobierno estaba tratando de silenciar a la gente", destaca.

    También asegura que los medios de comunicación han demonizado a los chalecos. Les tratan de etiquetar como de extrema izquierda o de extrema derecha, de homófobos o de antisemitas. "Y si no nos llaman antisemitas, nos culpan por la desaparición de los dinosaurios", concluye.

    Etiquetas:
    protestas, chalecos amarillos, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik