Widgets Magazine
09:43 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Protestas en Chile

    Los estudiantes y la chispa de las protestas en Chile: de los pingüinos a Instagram

    © AP Photo / Luis Hidalgo
    Sociedad
    URL corto
    2210
    Síguenos en

    Las protestas en Chile se iniciaron entre los estudiantes del Instituto Nacional, que a través de redes llamaron a 'evadir' el Metro. Sin embargo, explicó a Sputnik la exdirigente estudiantil Javiera Reyes, pronto dieron lugar a un esquema muy diferente a las movilizaciones estudiantiles de 2006 y 2011.

    Si bien se volvieron masivas rápidamente, las protestas que pusieron en jaque al presidente chileno, Sebastián Piñera, tuvieron su génesis en un grupo de adolescentes que, ante el aumento de 30 pesos en el boleto del Metro de Santiago, decidieron comenzar a evadir los molinetes.

    "Hay que recalcar cómo el movimiento de los estudiantes secundarios organizados impulsó este despertar", dijo a Sputnik Belén Larrondo, vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile.

    Si bien pertenece al movimiento estudiantil universitario, Larrondo destacó el papel que los estudiantes de Secundaria tuvieron en el origen de las movilizaciones. "Se ha destacado la organización secundaria, que ha podido salir a las calles con consignas claras y con peticiones que no dejan que se bajen los brazos", señaló.

    Según la dirigente, el ímpetu de los movimientos juveniles "ha sido un ejemplo para muchos chilenos que se han sentido frustrados por no tener la energía suficiente para enfrentar toda la desigualdad que promueve este Gobierno".

    El movimiento estudiantil en Chile

    Las movilizaciones de estudiantes secundarios no son algo nuevo para Chile. En 2006, apenas unos meses después de la asunción del primer Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), se inició una serie de ocupaciones de centros de estudio en reclamo por los problemas de infraestructura, el aumento del precio de la Prueba de Selección Universitaria y la decisión de que el pase escolar solo podría ser utilizada dos veces al día.

    Las manifestaciones cobraron relevancia nacional cuando estudiantes secundarios ocuparon el Instituto Nacional José Miguel Carrera, el centro educativo público más importante del país. Las protestas y ocupaciones se extendieron durante más de un mes, llegando a abarcar a la mitad de los colegios chilenos.

    Las protestas cobraron relevancia central en el debate público chileno y adquirieron el nombre de 'Revolución pingüina', dado que los estudiantes secundarios eran conocidos como 'pingüinos' por el uniforme que utilizaban.

    Las movilizaciones consiguieron poner en agenda la necesidad de cambios al sistema educativo chileno, cuya estructura se mantenía desde la Dictadura de Augusto Pinochet (1974-1990), y derivaron en la aprobación de una Ley General de Educación que contenía algunos avances.

    Sin embargo, las movilizaciones regresaron en abril de 2011, cuando la Confederación de Estudiantes de Chile comenzó a convocar a manifestaciones contra la falta de presupuesto para la educación pública y la mercantilización del sistema educativo, asegurando que la Ley de Educación aprobada en 2009 no había logrado solucionar los problemas heredados de la dictadura.

    ¿Qué distingue las protestas de 2019 en Chile?

    A diferencia de esos antecedentes, las movilizaciones de 2019 surgieron de forma más espontánea y con un vínculo directo con las redes sociales.

    Cuando a comienzos de octubre el 'panel de expertos' encargado de establecer el precio del boleto del Metro de Santiago determinó una suba de 30 pesos, un grupo de estudiantes secundarios comenzó a difundir por redes sociales la idea de realizar una 'evasión masiva'.

    La propuesta planteaba que muchos estudiantes se concentraran al mismo tiempo en las estaciones para saltar juntos los molinetes y así evadir el pago de los 830 pesos que pasó a costar el boleto en hora pico.

    Los estudiantes acudieron a la convocatoria, que fue registrada casi día a día en la cuenta de Instagram 'Cursedin', utilizada hasta ese momento para difundir bromas y memes entre estudiantes del Instituto Nacional.

    Ver esta publicación en Instagram

    SIN RODEOS. EVASIÓN MASIVA JM

    Una publicación compartida de c u r s e d I N (@cursedin) el

    "Te invito a saltar torniquete. Te espero el lunes 21 desde las 2:05 hasta las 2:15 en fuera del IN. ¡No faltes!", rezaba una de las publicaciones de la cuenta, utilizando de forma irónica el formato de una invitación a un cumpleaños infantil.

    Ver esta publicación en Instagram

    👍👍👍

    Una publicación compartida de c u r s e d I N (@cursedin) el

    "Comenzó de manera súper espontánea. Se hizo un llamado en una página que es de estudiantes del liceo", contó al diario argentino Perfil Rodrigo Pérez, presidente del centro de estudiantes del Instituto Nacional.

    La cuenta de Instagram cobró notoriedad en los medios de comunicación chileno, que la colocaron como una de las organizadoras de las protestas contra el Gobierno. Si bien publica vídeos de las 'evasiones', memes contra Piñera y más recientemente imágenes de la represión policial, los administradores de la cuenta decidieron aclarar: "Cursein no se atribuye nada de lo que está pasando en esta sociedad  actual, puesto que el pueblo tiene autonomía para moverse cuando quiera".

    Javiera Reyes, exvicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), explicó a Sputnik que esta nueva movilización se parece a las anteriores en que "responde a ciertas generaciones y quizás gran parte de los que participaron en 2006 y 2011 sean parte de este movimiento".

    Sin embargo, remarcó que existen diferencias sustanciales. "No es una movilización propiamente de estudiantes y este movimiento tiene una característica más amplia, abarca muchas más cosas", sostuvo.

    Para Reyes, el aumento en el boleto de Metro no fue el problema en sí mismo sino el "detonante" de una reacción ante "un modelo heredado de la dictadura que impusieron y no hemos podido cambiar" y que, por ejemplo, reproducía una sociedad con "sueldos bajos, transporte público segregador y salud pública deficiente".

    Además, señaló, varias declaraciones de integrantes del gabinete de Piñera, justificando los aumentos o intentando defender las condiciones de los servicios, fueron interpretadas como una burla hacia los usuarios.

    Según Reyes, el propio Gobierno terminó de encender la mecha cuando decidió anunciar penas de cárcel para quienes evadieran los molinetes en el Metro. En ese momento, las protestas comenzaron a hacerse mucho más masivas, incluyendo ya no solo a jóvenes estudiantes.

    "Es una cuestión transversal que logra de una u otra manera capitalizar el descontento por distintas causas. Hasta los camioneros, un gremio reaccionario en este país, ya se están movilizando", señaló Reyes.

    Para la exdirigente estudiantil, otra de las características esenciales de este nuevo movimiento es que, a diferencia de los anteriores, "no tiene interlocutores". El carácter espontáneo de las movilizaciones hace que no aparezcan figuras identificables, como César Valenzuela en 2006 o Camila Vallejo en 2011.

    Un detalle que, para Reyes, "complejiza" mucho una posible resolución de la crisis, más cuando el propio Piñera no consiguió el respaldo de todo el sistema político a su estrategia para acallar el descontento.

    Etiquetas:
    Instagram, protestas, estudiantes, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik