Widgets Magazine
15:56 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Una boda china

    ¿Esposas o esclavas? Por qué los hombres chinos 'se compran' parejas desde el extranjero

    © Sputnik / Valery Melnikov
    Sociedad
    URL corto
    11323
    Síguenos en

    Las tradiciones chinas de cortejo y casamiento han dado paso a una mala práctica. A un chino de a pie le sale más económico 'encargar' una mujer desde el exterior que pagar miles de dólares por un novia china, como manda la tradición. Este hecho ha abierto las puertas a todo tipo de servicios desleales y trata de mujeres de todo el mundo.

    A principios de septiembre, las autoridades de Indonesia informaron sobre el regreso de 14 mujeres que habían sido encargadas desde China. Les habían prometido trabajo y una suma de dinero inicial, pero al llegar cayeron víctimas de una red de trata. Las jóvenes tuvieron suerte, pero las autoridades no se atreven a calcular cuántas más no han podido escapar.

    Casos similares se han dado con mujeres de Vietnam, Pakistán o Laos.

    Esposa por internet

    El matrimonio y la familia son piezas clave en la cultura china, pero hay un problema: en el país faltan mujeres. Por cada 100 hay entre 107 y 116 hombres, dependiendo de la región. Este desequilibrio lleva a que el matrimonio con una mujer se haya convertido en todo un lujo. Al rescate de los desafortunados acude el mercado negro de novias.

    Desde abolir su política de un solo hijo para una familia en el 2015, el país más habitado del mundo ha estado luchando no solo con un desequilibrio entre los sexos, sino también con una falta de interés en el matrimonio por parte de las jóvenes.

    La situación se agrava aún más por el hecho de que casarse con una china, según manda la tradición, cuesta mucho dinero. El pago tradicional por una novia varía de algunos miles de dólares a decenas de miles, lo que no todos los ciudadanos se pueden permitir. Por eso han aparecido alternativas: se puede encargar una novia extranjera de algún país más pobre por internet. Hay muchas empresas que ayudan a los chinos —en su mayoría de zonas rurales— a encontrar a una esposa por una cierta suma de dinero.

    No todas estas chicas llegan a ser esclavas por ignorancia. Algunas dan el paso conscientemente para ganar dinero y mantener a la familia que dejan atrás. Hay padres que se deshacen intencionadamente de una boca extra o venden a su hija con la esperanza de un futuro mejor para ella.

    Las autoridades chinas están luchando activamente contra el problema. Los medios de comunicación informan sobre detenciones de agentes matrimoniales que se ocupan de este tráfico de personas, y los canales de televisión filman historias sobre el destino de las esposas compradas y sus maridos.

    Casamenteras caras

    Para los jóvenes chinos, el amor y el matrimonio no son asuntos personales. Los padres y parientes cercanos participan en el desarrollo de sus relaciones y su vida familiar. Si alguien no logra encontrar pareja, le ayuda una casamentera. Pero este servicio no es gratuito.  

    En febrero, el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado emitieron un documento en el que pidieron poner a raya esta práctica. El Gobierno quiere educar a la gente con valores socialistas, y las casamenteras especialmente entrenadas y calificadas deberían ayudarle en esto. Estas profesionales no solo lo van a hacer de modo gratuito, sino que también convencerán a las familias de los recién casados de que no necesitan hacer ningún pago a la familia de la novia.

    Las autoridades no se limitan a hacer recomendaciones, sino que castigan a los culpables. Por ejemplo, en el 2018, el precio de una novia en la provincia de Hainan fue considerado demasiado alto y declarado equivalente a la trata de esclavos. Según el decreto del Gobierno local, no debe superar 20.000 yuanes —unos 3.000 dólares—.

    En la provincia de Hainan, la isla más grande del gigante asiático, la proporción entre los géneros es la más desproporcionada del país: hay 130 hombres por cada 100 mujeres.

    Cuánto cuesta una esposa

    Oficialmente, la suma de un pago tal no se especifica en ninguna parte y se define por tradición. La mayor cantidad de dinero por una novia se paga en el este y no es inferior a 80.000 yuanes —unos 11.000 dólares—, pero cabe mencionar que en la región los salarios son más altos. Un poco menos hace falta pagar en el norte y el noreste, 60.000-80.000 —8.000-11.000 dólares—. Unos 50.000 —7.000 dólares— pagan por la novia en el sur. Al mismo tiempo, por ejemplo, en el Tíbet el pago puede efectuarse en forma de un yak.

    Un varón sin apartamento propio no encontrará una esposa, explica a Sputnik una china de Xi'an, provincia de Shaanxi. "En nuestra ciudad, el pago mínimo por una novia es de 70.000 yuanes —10.000 dólares—, y en el campo es de 150.000-200.000 yuanes —21.000-28.000 dólares—. Cuando mi hermano se casó, sus padres le compraron un apartamento y le regalaron un juego de joyas de oro", relata.

    Las disputas sobre el pago se han convertido en objeto de escándalos antes de la boda en China. Así, se publicó la historia de un novio que se peleó con su novia el día de la boda. La familia del hombre le dio 200.000 yuanes para casarse tras años de ahorro, pero la cantidad no impresionó a la familia de la mujer. La joven murió golpeada hasta la muerte el día de su enlace matrimonial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik