07:47 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social

    Testimonios de la crisis: el hambre es la lucha más urgente en Argentina

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Sociedad
    URL corto
    Por
    2182
    Síguenos en

    Principalmente mujeres y jóvenes, cientos de personas pasaron una fría noche de invierno en las calles de Buenos Aires para visibilizar un reclamo que viene desde los barrios más humildes, donde el hambre es hoy un estado de calamidad. Este 12 de septiembre los diputados argentinos votaron por unanimidad la ley de Emergencia Alimentaria.

    El Sol recién empezaba a asomar después de las 8 de la mañana por sobre los edificios del lado Este de la ancha Avenida 9 de Julio para ofrecer su calor después de horas de aguantar los escalofríos con mate cocido hirviendo y fogatas improvisadas sobre el asfalto.

    No fue una pernoctada ociosa ni un día de campo, fue la pacífica y paciente protesta que repitieron por segunda semana consecutiva las organizaciones sociales Barrios de pie - Libres del Sur y el Polo Obrero, entre otras, en un acampe y corte vial frente al Ministerio de Desarrollo Social.

    "La mayoría de los compañeros que estamos acá tenemos o trabajamos para merenderos y la verdad es que es cada vez mayor la necesidad. Pasamos una noche de frío pero nos queremos ir con una respuesta positiva porque a los comedores hace tres meses que no nos llega leche ni azúcar", dijo a Sputnik Sandra, integrante de Barrios de Pie en Florencio Varela, localidad ubicada a 40 km al sur de la capital argentina.

    • Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 4
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social

    Las organizaciones sociales repitieron la modalidad de acampe que se llevó a cabo también la semana pasada en el mismo lugar. Aseguran que esta vez hubo muchas más personas que se quedaron a apoyar.

    Reclaman no haber sido escuchados por el Gobierno ni haber recibido una solución a los pedidos de alimentos y mayores partidas presupuestarias para la nutrición de la población más necesitada en las zonas más vulnerables del área metropolitana.

    "Cada vez son más chicos los que nos traen los padres porque no tienen para darles de cenar. Meses atrás recibíamos 20, 30 chicos, ahora suman 70, 80, 150. Más la gente grande, abuelos a los los que no les alcanza la jubilación para vivir. Aumenta [el precio de] la harina, sube el pan, sube todo", relató a Sputnik Mirta, quien también integra Barrios de Pie.

    Mirta (izq.) y Sandra (der.), militantes de Barrios de pie - Libres del sur de Florencio Varela
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Mirta (izq.) y Sandra (der.), militantes de Barrios de pie - Libres del sur de Florencio Varela

    Cuentan que todos han tenido que modificar y empobrecer su alimentación por culpa de los aumentos de precios descontrolados. Cuentan que ahora subsisten a base de alitas y menudo de pollo, de los fideos más baratos, arroz, y que la compra es día a día. 

    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social

    "Hemos llegado a cocinar guiso sin las verduras necesarias. La harina termina haciendo a los chicos obesos. Las madres a veces tenemos que decidir entre las fotocopias para la escuela o la cebolla, entre un trabajo práctico o un pedazo de pollo. No podemos ni comprarles zapatillas. Nosotros también queremos que nuestros hijos coman carne pero si hoy les damos un churrasquito, un bife o una milanesa no comemos el resto del mes", dijo Sandra.

    Un reclamo por la estigmatización social

    "Ellos nos dicen vagos pero deberían acercarse a los barrios, nosotros tenemos cuadrillas, los compañeros no son vagos. Cada uno que tiene su tarjeta está limpiando el barrio, haciendo el trabajo que debería hacer el municipio. Las ratas las están matando los compañeros, las compañeras en los merenderos haciendo lo mejor posible, poniendo de sus bolsillos y luchando", cuenta con indignación Sandra.

    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social

    Los miembros de las organizaciones insisten en levantar la voz en contra de las autoridades gubernamentales y sectores de la sociedad que los tildan de holgazanes y de querer vivir mantenidos por el Estado. Demandan mayor presencia y compromiso gubernamental en los barrios y trabajo para poder cambiar la situación de carencia y necesidad, además de defender la labor propia de las organizaciones sociales.

    Gabriela es militante de Barrios de Pie, encargada del abastecimiento de diferentes comedores populares de la localidad de San Fernando, ubicada a 30 km al norte de la ciudad de Buenos Aires, y pasó la noche en el acampe junto a sus compañeras, algunas incluso trajeron a sus hijos en un esfuerzo por estar presentes.

    Gabriela (centro al frente) junto a sus compañeras de Barrios de pie - Libres del sur de San Fernando
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Gabriela (centro al frente) junto a sus compañeras de Barrios de pie - Libres del sur de San Fernando

    "Solo nos ven como piqueteros, pero alrededor de los merenderos tenemos un montón de trabajo. Tenemos chicas que trabajan en salud y estudian para ver talle y peso para saber si los chicos están desnutridos, otras chicas que hacen sondeos en los mercados de la zona como control de precios, y también chicas en educación. Intentamos estar siempre en la lucha, no para nosotras sino para los que tenemos atrás", detalló a Sputnik. 

    El sentimiento de indignación es generalizado. "El Gobierno dice 'que salgan a trabajar' pero no hay trabajo en Argentina. Tenemos muchos compañeros que trabajaron toda la vida y que hoy están acá porque perdieron el empleo en el último año, porque cierran las fábricas, las empresas", denunció Sandra.

    La exclusión, dicen, comienza desde las dificultades para acercarse a los centros urbanos para aquellos que viven en zonas apartadas, que son además los más carenciados. "En boletos [de transporte público] se te va un sueldo, y pagando el mínimo, mirá si tenés que hacer viajes largos, como muchos que vienen desde Varela a la capital, aunque sea a juntar cartón", argumentó.

    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Manifestantes de organizaciones sociales en el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social

    "Lo que quiere el Gobierno es que no podamos ni viajar, que nos quedemos en nuestras casas, encerrados, que seamos ignorantes, que nuestros hijos no tengan futuro, que nunca lleguen a una meta, que solo sean sueños que nunca se vuelvan realidad. Pero no lo va a lograr", sentenció la argentina.

    Etiquetas:
    situación de emergencia, emergencia, hambre, Buenos Aires, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik