Widgets Magazine
17:09 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    El Carnaval de Notting Hill en Londres.

    Londres se vuelca en su exuberante Carnaval de Notting Hill

    © REUTERS / Neil Hall
    Sociedad
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — Bullicio, música, color y calor están asegurados en el Carnaval de Notting Hill, en el oeste de Londres, que tiene lugar en su habitual puente festivo de agosto (25 y 26, en esta ocasión).

    "Carnaval es lo más bonito, extraordinario y hermoso de la ciudad, solo llega una vez al año, pero todos nos entregamos a fondo", afirma a Sputnik Michael Moses, de cuna en este multicultural barrio y con raíces en Trinidad.

    Patricia Williams, de padres jamaicanos, se identifica entre las familias pioneras de este carnaval caribeño que recorre, desde 1966, las calles en torno al famoso mercadillo de Portobello.

    Ahora atrae a unos dos millones de espectadores y se reconoce entre los más concurridos, vistosos y espectaculares festivales al aire libre de Europa.

    Sus orígenes se encuentran en Trinidad, Granada y el resto de las Antillas y evoca en sus espectáculos el simbolismo de las antiguas manifestaciones de esclavos parodiando a sus amos.

    "La música del carnaval cuenta la historia de nuestros ancestros, cómo trabajaron, sus esfuerzos y luchas; cada generación afronta su propia batalla y ahora mismo lo más importante es conseguir paz y amor", señala.

    Un total de 38 sistemas de sonido mantendrá en pie al personal en las plazoletas, encrucijadas o jardines de Notting Hill.

    También recorrerán las calles decenas de "steel bands" (bandas de percusión) y comparsas de samba, calipso, reggae, merengue, soca y otros ritmos afrocaribeños.

    La fiesta arranca el sábado 24 con un concurso de bandas, el Panorama, que continuarán tocando durante toda la jornada siguiente.

    El 25 de agosto está volcado en los niños y familias, mientras que los adultos recuperan el protagonismo el 26 de agosto.

    Cada día a las 15.00 hora local (14:00 GMT) se impondrá un silencio de 72 segundos en memoria de las víctimas del incendio Grenfell, la torre residencial que ardió en 2017 a pocas manzanas del foco carnavalesco.

    Sin envidiar a Río

    Las coreografías y vestimentas de los participantes en las cabalgatas casi igualan en color y espectacularidad a las de Río de Janeiro.

    "Hay una fusión vibrante de las culturas de las Indias Occidentales británicas, Latinoamérica y África, con Brasil en las propias raíces del carnaval", explica Williams mientras aguarda su turno para arreglarse las uñas.

    Patricia Williams en la manicura en Westway, Portobello, la víspera del carnaval
    © Sputnik / Lourdes Gómez
    Patricia Williams en la manicura en Westway, Portobello, la víspera del carnaval

    La Policía va a movilizar a 12.400 agentes durante el largo fin de semana de carnaval y la organización contribuirá con unos 2000 guardias voluntarios, entre ellos Moses.

    Michael Moses trabajará de guarda voluntario en su 51 carnaval
    © Sputnik / Lourdes Gómez
    Michael Moses trabajará de guarda voluntario en su 51 carnaval

    "La relación con la policía es buena, pero se necesitan más agentes porque su presencia tiene un efecto disuasorio y hace que la gente se comporte mejor", asegura.

    Williams advierte sin embargo que "la policía tiende a actuar con dureza y torpeza, siguiendo los estereotipos, y crean una tensión innecesaria".

    "Mi hijo tiene 30 años, es técnico de deportes y trabaja en su propio negocio, pero le han detenido incontables veces", dice como ejemplo de la experiencia en Londres de muchos jóvenes negros.

    El termómetro alcanzará los 30 grados el 25 de agosto y 27 grados el 26 de agosto —según la Oficina Meteorológica— y la organización está pidiendo al público que tome precauciones en esta edición del carnaval que promete ser genuinamente caribeña.

    "Mi madre, de 91 años, sigue bajando a ver las comparsas y desfiles; se planta en una esquina con su bandera jamaicana y un silbato", sonríe su hija.

    Williams recoge, por otro lado, el eco de los lugareños que se ausentarán del barrio estos días, hartos del "ruido, la suciedad y el gentío" de una fiesta que "ha crecido muchísimo".

    "Sienten que el carnaval ya no les pertenece, que se ha convertido en un gran negocio y ha perdido un poco del espíritu pionero comunitario", admite.

    Pero ella no pierde el entusiasmo y se reunirá con amigos y familiares porque, como explica a Sputnik, "sabemos dónde colocarnos para ver, escuchar y bailar durante el carnaval".

    Etiquetas:
    carnaval, Reino Unido, Londres
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik