Widgets Magazine
16:25 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad de Argentina

    Polémica en Argentina: policía quedó en libertad tras matar a un hombre de una patada

    © AFP 2019 / Daniel Vides
    Sociedad
    URL corto
    4913
    Síguenos en

    El lunes 19 un policía tumbó de una patada a un hombre que deambulaba por una bicisenda en Buenos Aires y lo mató. La ministra de Seguridad respaldó el proceder de su subordinado, que este miércoles 21 fue excarcelado. "Vivimos en un estado de excepción con suspensión de derechos y garantías", dijo a Sputnik María del Carmen Verdú, de la Correpi.

    "No es una novedad de estos últimos días. Hechos similares de represión los padecemos desde siempre en los últimos tres años y medio, casi cuatro", dijo Verdú, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi). 

    Desde que asumió como presidente Mauricio Macri en diciembre de 2015, la violencia policial e institucional "se ha incrementado en un nivel tal que venimos hablando de un verdadero estado de excepción con suspensión de derechos y garantías", adviritó. 

    Según la abogada, a partir del "manodurismo extremo y el hiperpunitivismo", el Gobierno ha generado una "especie de demagogia represiva" como herramienta de campaña proselitista de cara a las elecciones nacionales, que se celebrarán en octubre. 

    En la mañana del lunes 19 el policía bonaerense Esteban Armando Ramírez le pegó una patada a Jorge Martín Gómez, quien cayó al suelo y murió por el impacto que recibió en la cabeza. 

    ¿Cómo empezó esta historia? Minutos antes, una mujer había llamado al 911 para denunciar que en el barrio San Cristóbal un hombre estaba amenazando a los pasajeros de un autobús de la línea 57 Atlántida con un cuchillo. 

    Una pasajera filmó a Gómez, y el vídeo se viralizó por las redes sociales.

    ​Según los vídeos de las cámaras de seguridad del barrio, un grupo de policías se acercó al lugar e identificó al supuesto agresor, que estaba deambulando por una bicisenda. Uno de los agentes que intervinieron fue Ramírez, que descendió de su moto, se acercó a Gómez y tras un diálogo de menos de cinco segundos, sin que Gómez realizara movimiento alguno o lo enfrentara, le dio una patada en el pecho. 

    "Ese tipo de golpe, como lo sabe cualquier experto en artes marciales, es el típico golpe que está prohibido en todos los deportes de contacto porque priva de la conciencia", señaló Verdú.

    Gómez se desplomó en el acto. Horas más tarde, murió en el hospital Ramos Mejía por fractura de cráneo. Tenía 40 años.

    ​Fuentes policiales informaron que el fallecido tenía antecedentes; el último, de abril de 2019, se lo había acusado por tenencia de estupefacientes. En noviembre de 2015 había sido detenido por amenazas coactivas y en febrero de 2018, por daños.

    El agente fue acusado por el delito de "homicidio preterintencional", con penas estipuladas de entre dos y seis años de prisión, pero este miércoles 21 fue excarcelado.

    La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió el accionar de Ramírez; dijo que el policía "estaba protegiendo a los ciudadanos de una situación amenazante, ese es el marco general que hay que plantear". "Lo quiso reducir, no lo quiso matar", agregó.

    "Hay que entender el contexto de una persona que estaba generando una amenaza. Es una discusión que venimos dando en la Argentina. Nosotros decimos que a la policía hay que protegerla cuando cumple su deber", ahondó la ministra.

    Sin embargo, en la opinión pública se instaló una polémica porque no todos coinciden con el relato de Bullrich. Hay quienes consideran que el episodio es un claro reflejo del constante abuso de poder policial, como Verdú. "Este hecho completamente aberrante tiene antecedentes", indicó la abogada. 

    Verdú recordó un caso similar de octubre de 2017, cuando un policía mató a golpes a un hombre en la plaza Constitución, en Buenos Aires. Una pizzería de la zona denunció que un señor se había ido del local sin pagar; pero resulta que después de haber estado esperando que lo atendieran por mucho tiempo, el hombre decidió levantarse e irse sin consumir nada. Terminó muerto a golpes y los policías absueltos. 

    Las políticas de seguridad de Bullrich han sido cuestionadas por académicos, políticos y organizaciones sociales. Señalan que la ministra ha instaurado una suerte de aval o legitimación para que las fuerzas de seguridad usen la violencia extrema para resolver conflictos. 

    Etiquetas:
    Argentina, Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), gatillo fácil, Mauricio Macri, Patricia Bullrich
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik