En directo
    Una embarazada

    Conmoción en EEUU: asesinan a joven embarazada y le arrancan a su bebé del vientre

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    0 03

    La ciudad de Chicago no logra recuperarse de la conmoción por el asesinato de Marlen Ochoa, una joven de 19 años que cursaba un embarazo de casi 9 meses, cuya criatura fue arrebatada una vez que otras dos mujeres acabaron sangrientamente con su vida.

    El 23 de abril parecía un día como cualquier otro para Marlen Ochoa. La joven, con una panza que dejaba en evidencia su estado de gravidez, salió de la secundaria de Chicago donde cursaba sus estudios. Tenía que ir a la guardería a buscar a su otro hijo, de tres años. Pero nunca llegó.

    Había fijado una cita con Clarisa Figueroa una mujer que regalaba ropa para bebés en un grupo de madres en Facebook. Antes de dirigirse al lugar pactado, jamás imaginó Marlen que esa persona, aparentemente desinteresada, le había tendido una trampa y se transformaría en su asesina.

    Se presume que en ese encuentro Figueroa estranguló a la joven embarazada y le abrió el vientre para sacarle al niño. Enseguida, llamó al teléfono de emergencias con la excusa de haber dado a luz en su casa. Para ese momento, el bebé ya presentaba un severo daño cerebral debido a la falta de oxígeno en su nacimiento.

    Figueroa y el niño fueron llevados al hospital. A pesar de que en el mismo momento los exámenes realizados a Clarisa Figueroa no hubieran dado evidencias de que cursara un embarazo, el hospital no alertó a la Policía, según el periódico Chicago Tribune. Mientras tanto, la familia de Marlen se encontraba desesperada y ofrecía recompensas para dar con el paradero de la joven.

    Vinculado: Escándalo en Argentina por periódico que justifica embarazo forzado de niñas violadas

    Mientras tanto, la madre apócrifa montó una campaña en la plataforma de micromecenazgo GoFundMe, dadas las dificultades que iba a presentar el niño, gravemente afectado por las circunstancias en las que fue dado a luz: luego del estrangulamiento de Marlen con un cable, fue quitado del vientre materno con un cuchillo de carnicería.

    Recién el 7 de mayo la Policía tomó conocimiento gracias a una fuente anónima de la situación sospechosa de la mujer, dos días después de la fecha de parto prevista para Marlen. A la semana de este contacto, los fiscales tomaron acciones contra Figueroa.

    Cuando las fuerzas del orden llegaron a su casa, encontraron el cuerpo de Marlen en una bolsa de basura. Los testimonios de los vecinos dan cuenta de que habían visto en las inmediaciones a una mujer con las manos ensangrentadas y un bebé envuelto en los brazos.

    Además de Clarisa, se encuentra imputada por el asesinato su hija Desirée. También su yerno, pero está acusado de haber ocultado el delito. La vida del niño corría riesgo y durante un tiempo se barajó desconectarlo de los aparatos que facilitaban su vida. Ahora, el niño sigue peleando por su vida.

    Relacionado: Una marroquí mata a su novio, lo cocina y sirve sus restos a obreros

    Mientras tanto, la conmoción generó que la sangrienta y lamentable acción contra la joven madre se volviera mediática. A un mes de su desaparición, se está llevando a cabo su velorio. Para ese fin, se concedieron a sus cuatro abuelos provenientes de México visas humanitarias, que permiten a los visitantes estar hasta 20 días en EEUU, según Univisión. Llegaron con rosarios en mano, para rezar por el niño.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik