23:53 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

    La nueva reforma educativa en México vuelve a encender el conflicto magisterial

    © REUTERS / Handout / Oficina de Prensa de la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    En México, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador logró aprobar en el Congreso una reforma educativa alternativa a la que que intentó aprobar su predecesor, Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el resultado no tiene diferencias sustanciales con la primera propuesta, fuertemente resistida por la comunidad educativa.

    En 2013, en los albores del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), se lanzó una propuesta de reforma educativa llamada 'Pacto por México'. En ese momento el gremio magisterial comenzó una serie de fuertes movilizaciones para rechazarla, bajo la advertencia de que se trataba de una reforma laboral encubierta.

    El proyecto suponía una pérdida de derechos laborales y la precarización de las condiciones de los docentes, que componen el mayor número de trabajadores del Estado. Implicaba un duro golpe a las escuelas normales, especializadas en la formación de maestros, ya que establecía que los egresados tendrían que competir con cualquier otro profesional por las plazas magisteriales.

    La anulación (o 'abrogación' como se le llamó en México) de la reforma fue una de las grandes promesas de campaña de López Obrador, quien tenía en los maestros organizados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación una de sus principales bases sociales.

    Sin embargo, la nueva reforma, aprobada por el Congreso esta semana, ha caldeado los ánimos de los maestros, que "hablan de una traición de la 'Cuarta Transformación' a su proyecto y plantean la continuidad de la movilización y la protesta", señaló Luis Hernández Navarro, director de Opinión del diario La Jornada y una de las voces independientes más calificadas en este asunto.

    Una reforma sin eje

    "Es básicamente más de lo mismo, es una reforma gatopardista. Es como si a un automóvil usado nos lo quisieran vender como nuevo. Le cambian la carrocería, le ponen llantas nuevas y revistieron los asientos pero el motor, el chasis y la caja de velocidades es exactamente la misma. No hay una diferencia de fondo, la única es este proceso de maquillaje y la confusión para introducir este maquillaje que es mayor", dijo Hernández Navarro.

    Más información: López Obrador anuncia promulgación de la reforma educativa

    "La reforma que fue aprobada es sumamente confusa y contradictoria. No tiene un eje ordenador, tiene 64 ejes, que es como no tener ninguno", sostuvo el también Autor de obras como 'La novena ola magisterial' o 'No habrá recreo'.

    Hernández Navarro señaló que en la historia de México, el artículo 3 de la Constitución es el encargado de regular el mundo educativo. A lo largo del tiempo ha vivido distintas transformaciones.

    "Ahora llegan al absurdo de incorporar en el tercer artículo constitucional la tira de materias que se deben estudiar", apuntó. "Cuando se aprobó este artículo de la Constitución, el eje central era la educación laica. En cada momento ha habido ejes, pero ahora no", indicó el periodista.

    Educación para el mercado

    Uno de los múltiples ejes rectores que vuelven confusa la reforma y que continúa allí "de manera camuflada y viene del pasado" es la idea de la "calidad de la educación entendida como el mejoramiento del aprendizaje", explicó la fuente.

    Vinculado: Presidente mexicano firma un memorándum para frenar reforma educativa del Gobierno anterior

    El concepto de "excelencia educativa" fue incorporado a la educación en 1983 por Ronald Reagan cuando era presidente de los Estados Unidos, en un documento llamado 'A Nation at Risk' (en inglés, 'una nación en riesgo'), que creó una comisión nacional para la "excelencia educativa".

    "Ese concepto de excelencia en la nueva reforma mantiene prácticamente la misma redacción que antes tenía el concepto de calidad educativa. Formalmente desaparece el instituto nacional de evaluación de la educación, pero crea uno nuevo con sus mismas funciones", apuntó Hernández.

    El experto señaló que en las cuestiones laborales se creó una legislación aparte de lo establecido en el artículo 123 de la Constitución, que regula a los trabajadores del Estado. Sin embargo, la reforma sacó todo lo que tiene que ver con el trabajo docente a una nueva "legislación laboral de excepción", separándolos del resto de los trabajadores públicos.

    "Es una reforma contradictoria, donde se mete todo junto para aparentemente darle gusto a todo el mundo", afirmó.

    En cuanto a las escuelas normales, la reforma anuncia que las fortalecerá pero no indica ninguna medida efectiva para hacerlo.

    "Toda la carrera de normalistas es regulada por el Estado: su ingreso, su permanencia, la obtención de su título y cédula profesional dependen de la evaluación del Estado, entonces ¿por qué van a tener que volver a hacer un nuevo examen para trabajar?", se preguntó el periodista.

    Te puede interesar: El presidente mexicano espera que el Congreso culmine proceso de una contrarreforma educativa

    "Es como si los egresados de las academias militares tuvieran que presentar un examen para servir en el Ejército. Salen con un grado y entran directamente al Ejército. Así tendría que ser con los normalistas", sostuvo Hernández.

    "La desregulación del trabajo de la educación sólo redunda en maestros que no saben cómo dar clases, cómo controlar un grupo", agregó.

    Más conflicto

    Ante la aprobación de esta reforma "pastiche", la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha anunciado una serie de paros laborales y, muy probablemente, señaló la fuente, los maestros del estado de Chiapas se vayan a una suspensión indefinida de labores.

    "Hay amplios sectores del magisterio que hablan de una traición de la 'Cuarta Transformación' a su proyecto y plantean entonces la continuidad de la movilización y la protesta. La promesa de abrogar la reforma resultó una mentira", dijo a Sputnik, Luis Hernández Navarro.

    El analista mexicano expresó su preocupación por esta situación y analizó que puede trancar los planes del Gobierno de López Obrador, que no ha resuelto esta situación como había prometido.

    "No puede haber 'Cuarta Transformación' al margen del magisterio y de un proyecto educativo efectivamente transformador, una Reforma que pudiera replantear la posibilidad de un pacto entre el magisterio y el Estado, pero escupieron al cielo. Esto que acaban de hacer cancela esa posibilidad", concluyó.

    Etiquetas:
    reforma, reforma educativa, profesores, educación, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik