Widgets Magazine
11:22 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    La bandera soviética sobre el Reichstag  tras la derrota de las tropas nazis

    La Segunda Guerra Mundial: cómo se enseña a los escolares de diferentes países

    © Sputnik / Evgeny Khaldey
    Sociedad
    URL corto
    74 aniversario de la victoria sobre el nazismo (58)
    3327
    Síguenos en

    La Segunda Guerra Mundial se presenta de manera diferente en los libros de texto escolares europeos, norteamericanos y japoneses. Sputnik ha estudiado algunos de estos manuales y estos son los resultados.

    Francia: los estadounidenses ganaron la guerra

    Los escolares franceses aprenden sobre la Segunda Guerra Mundial a través del prisma de la "amenaza del fascismo y el comunismo". Se usan términos como 'totalitarismo', 'crueldad', 'supresión de la disidencia'. Las acciones de los países de la coalición anti-Hitler se caracterizan por las nociones de 'democracia', 'valores liberales' y 'derechos humanos'.

    Las razones del ataque de Hitler a la Unión Soviética se presentan en los libros de texto de historia de la siguiente manera: "Hitler quería obtener enormes territorios de Rusia. Con estos territorios, los nazis pretendían aumentar su espacio vital. La invasión de 1941 se llamó Operación Barbarroja. Cuatro millones de soldados tomaron parte en ella, lo que la hizo la operación militar más grande de la historia de la humanidad".

    Hay más información en los libros de texto de historia para estudiantes más adultos, pero, por ejemplo, la Batalla de Stalingrado —la batalla más grande de la historia de la humanidad— se menciona muy brevemente. La misma cantidad de espacio se dedica a la explicación del papel del Ejército Rojo (soviético) en la liberación de Europa del Este. La apertura del llamado segundo frente, cuando las tropas soviéticas ya estaban en camino a Berlín, se presenta como el momento decisivo.

    Se enfatiza que "en 1942, Washington crea la Gran Alianza que incluía a todos los países que luchaban contra Alemania con sus aliados. Movilizan todo su potencial económico para ganar y se convierten en el 'arsenal de la democracia'".

    Según los historiadores franceses, los principales frentes de la Segunda Guerra Mundial son la Batalla de la costa del Pacífico (Midway, Guadalcanal), el norte de África y, solo luego, colocan la Batalla de Stalingrado.

    La conclusión es la siguiente: "Los estadounidenses pusieron fin a la guerra llevando a Japón a rendirse al usar armas nucleares".

    El Reino Unido "dio un ejemplo para el mundo"

    Los acontecimientos de 1941, cuando Alemania atacó a la Unión Soviética, se mencionan de pasada en los libros británicos. No obstante, mucha atención se presta al año 1942, cuando tuvieron lugar las principales batallas con las tropas reales. Las campañas en África del Norte, Italia y Normandía protagonizan las descripciones.

    Las batallas de Stalingrado y Kursk —otra batalla crucial en la guerra que libró en el territorio soviético— se describen en varias frases, tampoco se menciona que fueron el punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial.

    Los libros de texto para la escuela secundaria prestan más atención al papel de la URSS en la guerra.

    "La contribución de Rusia a la guerra por supuesto fue inestimable, pero solo se ejerció en el Frente Oriental. La contribución directa de Moscú a los esfuerzos de Londres fue nula, mientras que la participación de los soviéticos en la estrategia general de los aliados se limitaba a las exigencias de suministrar recursos o efectuar desembarco inmediato de las tropas angloamericanas en Francia", dice el libro de texto de historia para la escuela secundaria y los estudiantes de universidades 'Gran Bretaña en el siglo XX'.

    También: Publican fotos únicas de los militares nazis a finales de la Segunda Guerra Mundial

    Párrafos enteros hablan del hecho de que los súbditos de la corona británica lucharon para proteger los valores liberales y erradicar el totalitarismo y la dictadura en el mundo y sobre su estricta adhesión a los valores de la democracia y el liberalismo.

    Según los historiadores británicos, fue Londres la que jugó un papel importante en la victoria sobre el fascismo. Esta victoria fue posible gracias a las batallas en el Océano Pacífico y en el Frente Oriental, pero casi no se menciona la contribución de los países que forman parte de la Commonwealth británica.

    Alemania se distancia de los nazis

    La Segunda Guerra Mundial se incluyó en el programa escolar alemán a finales de la década de 1960. Los libros de texto criticaban duramente a los nazis pero también enfatizaban la naturaleza inicialmente pacífica de los alemanes.

    Ahora cada uno de los dieciséis estados federales tiene sus propios libros de texto. Su contenido es determinado por los ministerios regionales de educación, pero todos los libros tienen una cosa en común: condenan de una manera incondicional el pasado nazi.

    La línea divisoria entre el pasado y el futuro del país queda muy clara. Se hace hincapié en la capacidad de resistencia de los ciudadanos alemanes frente a los bombardeos aéreos de los aliados.

    Un tono pacifista y poco patriótico domina en los textos. Un tema particularmente importante es el Holocausto. Escolares se reúnen con víctimas del nazismo.

    Además: En primera persona: una niña judía asesinada en Auschwitz cuenta su historia en Instagram

    Mientras que los libros de texto rusos analizan las acciones militares en los frentes y el equipo que participaba en la guerra, en Alemania la historia de la guerra se basa en recuerdos y cartas de veteranos.

    "El muy esperado cambio en el curso de la guerra llegó en 1943, después de la derrota y rendición del 6º ejército alemán en Stalingrado (hoy Volgogrado)", se dice en el libro de texto 'Alemania de 1871 a 1945'.

    Una atención especial se presta al desembarco de los aliados en Normandía (el Día D), mientras que ni la batalla de Kursk, ni la de Berlín figuran en el texto. Tampoco se menciona el hecho de que la mayoría de las fuerzas alemanas estuviera en el Frente Oriental. De acuerdo al manual, los aliados (Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética) poco a poco lograron la victoria.

    Al mismo tiempo, el nacionalsocialismo se muestra en los libros de texto como una tragedia que afectó al pueblo alemán y no como una tragedia para los Estados afectados por los nazis.

    Todo comenzó con Polonia

    Para los polacos es importante destacar que la Segunda Guerra Mundial comenzó con el ataque alemán a Polonia. La responsabilidad de Moscú por este ataque es el aspecto principal. "El ataque a Polonia tuvo lugar el 1 de septiembre de 1939, y 16 días después la parte oriental del país fue ocupada por la Unión Soviética. Moscú seguía el Pacto Ribbentrop-Mólotov (Tratado de no Agresión entre Alemania y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas)", dice uno de los textos escolares.

    Al mismo tiempo, el libro no dice una sola palabra sobre el hecho de que la URSS intentó en vano ponerse de acuerdo con el Reino Unido y Francia para crear una coalición antialemana.

    Tampoco se informa de la gran contribución del Ejército Rojo a la victoria, se hace hincapié en la apertura del Segundo Frente (Occidental) y los méritos de los soldados estadounidenses.

    EEUU luchaba contra Japón

    La vista desde el otro lado del Atlántico se puede apreciar al estudiar los libros de historia para secundaria.

    Allí, hay descripciones detalladas de la industria norteamericana en la época preguerra y su reorientación hacia la producción militar. Mucha atención se presta a la segregación en las filas del Ejército estadounidense. La operación en Normandía (el Día D) y las operaciones militares en el Pacífico también figuran en el texto.

    Mientras que la principal ilustración de la victoria en los libros de texto rusos es una foto de la bandera roja sobre el Reichstag, para los libros de texto estadounidenses esta función la cumple una fotografía de soldados estadounidenses que colocan su bandera en una montaña después de la captura de Iwo Jima en Japón. La guerra contra Japón es mucho más importante que la confrontación con Alemania.

    La URSS es mencionada por primera vez en conexión con la batalla de Stalingrado, pero se reconoce que este fue un punto de inflexión en la guerra. De todas las personalidades soviéticas, solo Iósif Stalin figura en el libro.

    Interesante: Encuentran los restos de un portaviones estadounidense hundido en 1942 (fotos, vídeos)

    Se observa que la URSS fue la que sufrió las mayores pérdidas humanas: 11 millones de soldados y 6,7 millones de civiles. Sin embargo, estas cifras no coinciden con las estimaciones de los historiadores rusos. Tampoco está claro quién tomó Berlín.

    Los japoneses tienen su propia guerra

    El programa escolar japonés se centra en la ocupación del norte de China (Manchuria) y la península de Corea, así como en las actividades militares en el sudeste asiático durante la Segunda Guerra Mundial.

    El libro de texto 'Nueva Historia' menciona a la Unión Soviética solo al final del capítulo sobre la Segunda Guerra Mundial.

    Los autores del libro de texto afirman que Moscú violó el pacto de neutralidad y atacó a Japón cuando ya estaba dispuesto a rendirse el 9 de agosto de 1945. Otros libros de texto también señalan que, como resultado, la Unión Soviética se había apoderado de "territorios ancestrales japoneses", en particular de las islas Kuriles del sur. También se menciona la derrota del ejército Kwantung en la batalla de Manchuria, como resultado de la cual más de 600.000 soldados japoneses fueron capturados y decenas de miles murieron en campos de trabajo en Siberia.

    Rusia y la Gran Guerra Patria

    En los libros rusos, el hincapié se hace en el período de la lucha contra los ocupantes fascistas que tuvo lugar del 22 de junio de 1941 al 9 de mayo del 1945 y se conoce como la Gran Guerra Patria.

    Estos manuales muestran la contribución a la victoria de todos los países aliados. La historia de la Segunda Guerra Mundial se explica con más detalle y se presenta un panorama más completo de los combates. El papel decisivo en la derrota del enemigo se le da a la Unión Soviética, pero la contribución a la victoria de los aliados tampoco se olvida.

    En los libros también se destaca la importancia de las batallas de Stalingrado y Kursk (en los años 1942-1943) que cambiaron el curso de la guerra.

    Tema:
    74 aniversario de la victoria sobre el nazismo (58)
    Etiquetas:
    Segunda Guerra Mundial, libros, historia, Gran Guerra Patria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik