Widgets Magazine
En directo
    Una horca

    El número de ejecuciones se redujo en un tercio en 2018

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    1 0 0

    MOSCÚ (Sputnik) — El pasado año se ejecutaron 690 sentencias de muerte a lo largo del mundo, un tercio menos que en 2017, informó el movimiento Amnistía Internacional (AI).

    En su comunicado, Amnistía Internacional destacó que las ejecuciones en Irán registraron un descenso del 50% después de modificadas las leyes antidrogas.

    También se observó una reducción significativa en Irak, Pakistán y Somalia.

    "Como resultado, las cifras de ejecución cayeron globalmente de al menos 993 en 2017, a al menos 690 en 2018", constató.

    Para el secretario general de AI, Kumi Naidoo, es una prueba de que "incluso los países de los que menos se esperaba están empezando a cambiar sus prácticas y se dan cuenta de que la pena de muerte no es la respuesta".

    Al mismo tiempo, Naidoo reconoció que algunos Estados parecen ir en contra de esa tendencia esperanzadora.

    "Japón, Singapur y Sudán del Sur reportaron los niveles más altos de ejecuciones en años, y Tailandia reanudó las ejecuciones después de casi una década; pero estos países ahora forman una minoría menguante", apuntó el defensor de derechos humanos.

    También hubo un incremento en el número de ejecuciones en Bielorrusia y Estados Unidos.

    Naidoo hizo un llamado a todos los países que aún recurren a la pena capital a "poner fin ya a este castigo abominable".

    Para Amnistía Internacional, China es el país que más ejecuciones lleva a cabo: a falta de cifras exactas, clasificadas como un secreto de Estado, los defensores estiman que se cuentan en miles.

    Le siguen Irán (al menos 253), Arabia Saudí (149), Vietnam (al menos 85) e Irak (al menos 52). 

    Etiquetas:
    ejecución, pena de muerte, Amnistía Internacional
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik