En directo
    Kurt Cobain

    Tras 25 años, todavía no sabemos si Kurt Cobain murió asesinado

    © AP Photo/ ROBERT SORBO
    Sociedad
    URL corto
    230

    El 8 de abril de 1994, un electricista llamado Gary Smith entró en casa del cantante de Nirvana, Kurt Cobain, para instalar un sistema de seguridad, pero nadie abrió la puerta. El hombre llamó a la ventana y vio el cuerpo de Cobain con una pistola al lado. La versión oficial es que Cobain se suicidó. Pero hay muchas preguntas sin respuesta.

    Han pasado ya 25 años y su muerte y los detalles alrededor de la misma siguen siendo tema de discusión, de conjeturas y de teorías. A menudo culpan de su suicidio a la esposa del rockero, Courtney Love, a la que incluso acusan de haber encargado su asesinato. El detective privado que se encargó del caso, Tom Grant, dijo entonces que, si realmente había sido un asesinato, quien lo mató se las había ingeniado muy bien para hacer que pareciese un suicidio.

    El cuerpo se encontró el 8 de abril, pero los forenses fijaron el momento de la muerte tres días antes, el día 5. A Cobain le habían diagnosticado depresión y tendencia al suicidio. De hecho, dos semanas antes de la muerte, la propia Love acusó a su esposo de haber querido quitarse la vida. El 18 de marzo llamó a la Policía asegurando que Cobain se había encerrado en la habitación con un arma y que amenazaba con matarse. Cuando los agentes llegaron, el rockero les aseguró una y otra vez que no había intentado quitarse la vida y que, tras una discusión con Love, simplemente quería estar solo. Love se tuvo que retractar.

    El 30 de marzo, Cobain fue ingresado en la clínica Exodus, en Los Ángeles, para ir a rehabilitación y desintoxicarse. Si bien el cantante aceptó entrar, a los pocos días logró fugarse e irse a Seattle utilizando sus tarjetas de crédito.

    Te puede interesar: El asesinato de John F. Kennedy, un misterio sin resolver

    El cuerpo de Cobain no fue encontrado hasta el 8 de abril. A su lado, un arma y una nota de suicidio en la que el músico aseguraba que ya no sentía placer con la música y pedía perdón ante sus fans y personas más cercanas. Su sangre contenía niveles considerables de heroína. Y aquí empezó la polémica.

    El primero que puso encima de la mesa la teoría del asesinato fue un periodista: Richard Lee. Una semana después de la muerte publicó el documental 'Kurt Cobain Was Murdered' ('Kurt Cobain fue asesinado'), en el que tachó de inverosímiles los informes policiales. Es una versión que más tarde apoyaría el propio detective Tom Grant, al que había contratado la misma Courtney Love.

    En los dos brazos de Cobain se habían encontrado restos de inyecciones. En la sangre, enormes niveles de heroína. Una cantidad que triplicaba la dosis mortal. Como explicaron los expertos médicos, una dosis mortal o pone a una persona en coma inmediatamente o directamente la mata. Así que, por tanto, con una dosis no podría haber tenido tiempo ni para quitarse la aguja de la vena. En el cuerpo de Cobain había tres dosis como esa y las agujas estaban en el estuche junto al resto de objetos. Y mucho menos le podría haber dado tiempo a pegarse un tiro con la pistola.

    El detective Grant también puso en tela de juicio la propia nota de suicidio del cantante. En ella no habría visto señales de que el cantante estuviese anunciando que se quería suicidar. Según Grant, la carta seguramente estaba dirigida a los fans del Cobain, a los que iba a anunciar que dejaba la música. A eso se añade que las últimas líneas de la carta, en las que el cantante animaba a su esposa a "no detenerse" y seguir adelante con su vida y con su hija, el trazo era más fuerte que en el resto de la misiva. Quienes creen en su asesinato defienden que las últimas líneas fueron añadidas con posterioridad.

    En sus notas, Grant llegó a la conclusión de que la propia Courtney Love podría haber encargado que lo asesinaran porque tenía miedo de que Cobain quisiese el divorcio. Es probable que hubiese preferido deshacerse de él y, así, obtener toda su fortuna. En caso de divorcio solo habría recibido un millón de dólares.

    El detective empezó a sospechar de su esposa por su extraño comportamiento y por su confuso testimonio durante la investigación. Tom Grant fue contratado por ella para encontrar al músico, cuyo paradero se desconocía desde el 1 de abril —es decir, desde el momento de su fuga de la clínica de rehabilitación— y para averiguar la identidad de la persona que había intentado utilizar la tarjeta de crédito bloqueada de Cobain unos días antes de su muerte. Pero Courtney le confesó a Grant que mintió sobre la tarjeta de crédito. En un intento por restringir los movimientos de su esposo, ella anuló su tarjeta alegando que le habían robado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    asesinato, suicidio, Courtney Love, EEUU