14:40 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    MeToo, la consigna que guió a los movimientos feministas de EEUU y otros países

    #MeTooPeriodistas hace temblar a los poderosos de los medios en México

    © CC0 / PxHere
    Sociedad
    URL corto
    Por
    162
    Síguenos en

    Nacido de las entrañas del #MeTooEscritores, con más de 300 denuncias, el colectivo Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) cobra impulso propio contra el acoso de hombres en los medios de comunicación más importantes del país.

    Menos de 24 horas después de que las escritoras mexicanas denunciaran por Twitter las violencias sufridas por parte de sus colegas hombres, el 21 de marzo, sus 'primas' periodistas recogieron el guante.

    ​"Aprovechamos el movimiento en redes sociales para crear el #MeTooPeriodistas. A partir de entonces vino una ola de denuncias, y las cifras fueron respaldadas por testimonios", dijo a Sputnik una vocera del colectivo PUM.

    Más información: Las redes responden al #MeTooHombres mexicano

    Tardaron 24 horas en convertirse en tema de tendencia, y 48 en liberar el primer corte de denuncias. Desde entonces la marea no para de crecer. Llevan registradas 312 denuncias, de las cuales publicaron 242, 70 no fueron difundidas por no cumplir con los lineamientos establecidos, como que la denunciante sea la víctima y no una tercera persona; o que el hostigamiento esté enmarcado dentro del ámbito laboral.

    ​Son 192 los colegas acusados de ejercer algún tipo de abuso. Los medios con mayor número de denuncias son: La Jornada, 14. Milenio, 10. El Informador de Guadalajara, ocho. El Universal, ocho. Cuartoscuro, seis. El Economista, seis. Grupo Expansión, seis. Reforma, seis. Escuela de Periodismo Carlos Septién, cinco. ESPN, cinco. Excélsior, cinco. Grupo Imagen, cuatro.

    En contexto: Suicidio de bajista del grupo Botellita de Jerez sacude al mundo mexicano del rock

    Los relatos de las víctimas son espeluznantes. Forcejeos, amenazas, toqueteos, abusos de poder físicos y emocionales, son señalados con nombre y apellido. Pero incluso eso no fue suficiente para detener a los victimarios.

    A pesar de que las víctimas presenten sus denuncias de forma confidencial, no anónima, son buscadas y amedrentadas. Así es que PUM, sin proponérselo, sirve además de red de contención y apoyo.

    "Lo que nos pasó de manera muy orgánica es que ellas mismas recurrieron a nosotras, y lo poco que podemos darle es un contacto de algún abogado o psicólogo para acompañar este proceso. Pero nuestra labor más fuerte continúa siendo ser un canal de denuncias", señaló la vocera.

    El movimiento #MeToo surgió en 2017 en Estados Unidos, cuando las actrices de Hollywood se unieron para alzar su voz contra Harvey Weinstein, uno de los productores más poderosos de la industria del cine. Bajo esta consigna se destaparon cientos de experiencias de abuso. Luego el hashtag, con sus variantes idiomáticas, trascendió fronteras. Se estima que hay réplicas en unos 85 países.

    En México los colectivos de denuncia de mujeres se agrupan por rubro. Está #MeTooEscritores, #MeTooPeriodistas, y #MeTooMúsicos, que en los últimos días tomó repercusión por el suicidio de un músico acusado de violación a una menor de edad. El propio artista decidió dejar por escrito en Twitter su carta de "muerte voluntaria".

    ​"La singularidad del #MeToo mexicano es que se hizo por gremios. No tenemos un contacto bien establecido con los otros grupos. Nuestro colectivo se caracterizó por darle ciertos criterios y estándares a los casos. Ojalá haya en el futuro una unidad de todas", dijo la vocera de PUM.

    Lo que ocurre dentro de cada una de las esferas es una manifestación de lo que sucede a nivel país. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala que en México más del 66% de las mujeres de 15 o más años sufrieron al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja.

    Mientras, la Encuesta Nacional Sobre Discriminación (ENADIS) revela que cerca de 15% de los mexicanos cree que algunas mujeres son violadas porque provocan a los hombres.

    "Nuestra herramienta AcosoData publicó la cifra de que siete de cada 10 mujeres sufren acoso. Es un reflejo de lo que se vive en todo el territorio, donde son asesinadas más de nueve mujeres por día. Es alarmante. La impunidad es alta porque no se quiere ver esta violencia. Ahí radica la insistencia de que las denuncias sean confidenciales", explicó.

    Más: 'La fosa de agua', una representación de la grave ola de feminicidios que atraviesa México

    Las denuncias por redes sociales surgen como respuesta al vacío institucional. Según el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF), en México son investigados solo un 30% de los feminicidios.

    "Exigimos una justicia efectiva y segura a los casos de violencia. Convocamos al Estado a que abra carpetas de investigación", señaló la vocera.

    Por el momento, tras las denuncias del #MeTooPeriodistas, sólo la fiscalía de Michoacán inició una carpeta de investigación. "Ni el Estado nacional, ni el grueso de los medios dijo nada. El periódico Reforma, el de mayor circulación del país, separó de su cargo un director que venía siendo denunciado hacía 18 meses. Antes no habían hecho nada, hizo falta que los hechos tomaran carácter público".

    "Creo que el movimiento #MeToo está contribuyendo a la reflexión en torno a la problemática. Esto no es de ahora, pero con las redes sociales se puede hacer un eco muy grande y empezar a cambiar las cosas. Estas cosas llevan su tiempo. Se está dejando en evidencia a un poder establecido y su reacción es defensiva", sostuvo.

    Etiquetas:
    acoso, feminismo, periodismo, mujeres, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik