14:29 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Manifestación de los 14 pueblos originarios de Xochimilco para exigir respeto a sus formas de gobierno, en la alcaldía.

    La incansable lucha de los pueblos indígenas de la Ciudad de México por su autonomía (fotos)

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    En México se ha puesto sobre el tapete una vez más la polémica sobre los efectos de la Conquista española. A 500 años de este proceso y ya en un país independiente, los pueblos originarios deben luchar por su autonomía y el respeto a sus costumbres. Sputnik te acerca la historia de Xochimilico, una alcaldía que ha transitado ese camino.

    Los xochimilcas ya se habían instalado en el valle de México cuando los mexicas fundaron Tenochtitlán y, poco tiempo después, entraron en conflicto con ellos, cuando empezaron a invadir los pueblos cercanos.

    Estos pueblos de la alcaldía, ubicada al sureste de la ciudad, guardan y conservan restos arqueológicos únicos de esa época, que representan una cosmovisión distinta a la lineal del mundo occidental.

    Ya en esta era, hace unos cuatro años, estas poblaciones se movilizaron por el reconocimiento a las formas originales de Gobierno en el seno de la sociedad mexicana. Eso se tradujo en la pelea actual de los 14 pueblos de Xochimilco y varios de sus barrios, que impugnaron la figura del 'coordinador territorial', dispuesta por el actual ordenamiento de la alcaldía.

    En su lugar, exigen que se instale un 'concejo de Gobierno' respetuoso de sus formas, algo que la nueva Constitución de la Ciudad de México avala. No se trata, explican los vecinos, de separarse del Estado mexicano, sino que este los reconozca como autoridad y que se les permita gestionar los recursos que a cada zona le tocan. Muchas veces, las estructuras de la administración no logran llegar a brindar servicios básicos. Así, en su tierra original, los pueblos se ven relegados a un segundo plano.

    Territorio e identidad

    Doña Lupe supo que no les instalarían la luz si ella misma no se ponía a organizar su llegada. El barrio San Juan Diego es un 'asentamiento' —que es lo mismo que decir que es un barrio fundado por sus propios habitantes y olvidado por la autoridad—, una prolongación del pueblo de San Luis Tlaxialtemalco.

    María Guadalupe de San Luis Tlaxialtemalco sube al cerro Xilotepec para recibir la primavera.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    María Guadalupe de San Luis Tlaxialtemalco sube al cerro Xilotepec para recibir la primavera.

    Lupe tiene una vista privilegiada desde su casa, desde lo alto puede ver el barrio y la ciudad, lo que resta del paisaje lacustre que caracterizaba el altiplano. Puede ver también la fila de montañas y algún volcán extinto que lo rodea.

    Vinculado: La trajinera, un tesoro prehispánico que prevalece en Xochimilco

    Tiene además la omnipresencia de las torres de luz que les trajeron el servicio, tres años atrás. Ella es originaria de allí y desde que tienen luz, gestiona junto a otros vecinos el pago y mantenimiento del servicio.

    Temprano en la mañana del día del equinoccio de primavera, Lupe y otros vecinos organizados de los pueblos de Xochimilco se reunieron en las faldas del Xilotepec, para subir antes de que amaneciera.

    A medio camino de este cerro donde también se representaba la Pasión de Cristo hasta hace un par de años, y a cuya cima se subían unas cruces monumentales, dos petrograbados aparecen de repente. Tallados sobre la piedra, hay dos personajes casi juntos, uno masculino y uno femenino.

    María Guadalupe trabaja con su pequeña huerta de nopales.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    María Guadalupe trabaja con su pequeña huerta de nopales.

    Onegui, uno de los vecinos que hace el recorrido que Sputnik acompañó, señaló cómo la representación de Xipe-totec, 'el señor desollado' que está en la montaña (representado portando un chimalli), apunta directamente hacia el pico de una montaña tras la que el Sol sale el día del equinoccio. Sube tan rápido a esa hora del día que la coincidencia dura poco, pero sucede.

    Un poco más abajo en la piedra, de cabeza, está la imagen femenina del culto a Cihualcóatl, relacionada a la fertilidad y el renacimiento.

    En la segunda parte del recorrido del día del equinoccio, los vecinos visitaron el cerro Cuahilama, que tiene grabados en piedra posteriores a la llegada de los mexicas a Xochimilco —en 1430— y que, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia, es una 'punta de iceberg' de un espacio arqueológico mayor. Ubicado en el este del cerro de Santa Cruz Acalpixca, dicho recinto ocuparía unos tres kilómetros.

    Diego, del pueblo originario Santiago Tulyehualco, al terminar un ritual para recibir la primavera, en el cerro Xilotepec, en Xochimilco.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Diego, del pueblo originario Santiago Tulyehualco, al terminar un ritual para recibir la primavera, en el cerro Xilotepec, en Xochimilco.
    Vecinos de los 14 pueblos originarios de Xochimilco durante un ritual para recibir la primavera.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Vecinos de los 14 pueblos originarios de Xochimilco durante un ritual para recibir la primavera.

    Formas colectivas de Gobierno

    El día anterior al equinoccio, cuatro marchas llegaron a la alcaldía de Xochimilco por cada punto cardinal. Eran las autoridades y los vecinos de los pueblos originarios, que reclamaban hablar con el alcalde José Carlos Acosta Ruiz.

    "Es hora de que se siente con nosotros, guarde silencio y nos escuche", exclamó Omar de San Francisco Tlalnepantla.

    Vecinos de los 14 pueblos originarios entran a la alcaldía para exigir un dialogo con el alcalde.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Vecinos de los 14 pueblos originarios entran a la alcaldía para exigir un dialogo con el alcalde.

    Durante un par de horas, los contingentes hablaron públicamente en la explanada de la alcaldía sobre los problemas que tienen en el acceso a los servicios públicos, así como los fraudes y malos tratos que han recibido del Gobierno local. Ante la falta de atención del alcalde, tomaron las instalaciones exigiendo el diálogo y lo lograron.

    Vinculado: Sin partidos políticos ni elecciones: la 'receta anárquica' de una ciudad mexicana que se deshizo de las mafias

    "Mírenos cuando le hablamos, señor alcalde. Le pedimos el respeto y el reconocimiento a nuestro pueblo. La libre determinación no implica que nos separemos de un territorio (la alcaldía) al que pertenecemos como pueblos", dijo Silvia Cabello, una de las vecinas organizadas de San Luis Tlaxialtemalco.

    Diálogo entre el alcalde José Carlos Acosta Ruiz y su equipo con vecinos de los 14 pueblos originarios de Xochimilco.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Diálogo entre el alcalde José Carlos Acosta Ruiz y su equipo con vecinos de los 14 pueblos originarios de Xochimilco.

    "Queremos el derecho a nuestras tradiciones, a la libre determinación y a nuestro medioambiente, como lo marca la Constitución de la Ciudad de México", agregó en el auditorio Quirino Mendoza, dónde se reunieron con el alcalde.

    En contexto: Por qué los pueblos originarios de México se oponen a la Reforma Educativa

    Los 14 pueblos impugnaron ante el Tribunal Electoral nueve de los 14 procesos asamblearios que se llevaron a cabo en los primeros meses de este año en los que —reclaman— hubo trampa desde los poderes centrales para torcer la decisión en su favor. Los pueblos reclaman la instalación de concejos de Gobierno y no de coordinadores vinculados a los partidos políticos.

    Mujer tras el dialogo con las autoridades de la alcaldía.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Mujer tras el dialogo con las autoridades de la alcaldía.
    Mujer de San Mateo Xalpa durante la protesta frente a la alcaldía de Xochimilco.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Mujer de San Mateo Xalpa durante la protesta frente a la alcaldía de Xochimilco.

    "Tiene que haber mucha voluntad política para avanzar", dijo a Sputnik Silvia Cabello tras la charla con el alcalde. "Lo que mencionó Acosta Ruiz es que si queremos ser autónomos, no contaríamos con el apoyo de la alcaldía", explicó.

    Mujeres durante un funeral en Xochimilco.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Mujeres durante un funeral en Xochimilco.

    Lograron de todos modos la concertación de dos citas para las próximas semanas, tiempo en el que que la alcaldía trabajará con los pueblos organizados.

    "La autonomía no se trata de separar al pueblo de la alcaldía, lo importante es trabajar de manera conjunta, que permita que cada pueblo se organice de acuerdo a su estructura, que viene de tiempo atrás", concluyó.

    Etiquetas:
    indígenas, cultura, gobierno, autonomía, Xochimilco, Ciudad de México, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik