Widgets Magazine
15:27 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    La foto de captura de Pablo Escobar en Colombia en 1977

    Colombia derriba el edificio Mónaco, el símbolo de Pablo Escobar en Medellín (vídeos)

    © Foto: Dominio Público - Policía Nacional de Colombia
    Sociedad
    URL corto
    0 27
    Síguenos en

    El edificio Mónaco, en el exclusivo barrio El Poblado de Medellín, era uno de los símbolos de las acciones del cártel de Pablo Escobar. Con su demolición, Colombia busca dejar atrás este pasado y reivindicar la memoria desde el lado de las víctimas (y no de los victimarios, cuya narrativa se ha vuelto de culto, debido a las series de televisión).

    En los 12 apartamentos de los ocho pisos del Mónaco vivían los más cercanos a Escobar. El narco y su familia residían en el penthouse ubicado en el último piso. En sus más de 5.000 metros cuadrados, se escribió buena parte de la historia del cártel de Medellín, una herida abierta que todavía sangra en la ciudad paisa.

    Con varias piscinas, un sitio con plazas para la colección de coches del capo de la droga y otras excentricidades, actualmente el edificio está en ruinas. Pero sigue siendo una etapa de los numerosos narcotours que se llevan a cabo desde 1993, año en el que Escobar fue asesinado.

    ​Uno de los episodios imborrables de este predio sucedió en 1988, cuando un atentado perpetrado por el cártel de Cali, acérrimo rival de la organización delictiva encabezada por Escobar. Un coche bomba con 80 kilos de dinamita estalló en las inmediaciones, y destruyó los cristales en un radio de varios kilómetros a la redonda.

    Este episodio marcó uno de los hitos en la guerra encarnizada entre los cárteles de Cali y Medellín, una sangrienta contienda que marcó durante casi dos décadas la historia de Colombia.

    ​Hoy, la ciudad recibe a turistas que llegan a ver los sitios atraídos por las historias mostradas en las series como 'Narcos'. El Mónaco es una parada obligatoria. Pero esto duele a sus habitantes, para quienes la violencia fue parte de su vida cotidiana y no un hecho anecdótico que se ve en una pantalla.

    ​"El enemigo no es la televisión sino el entorno de la ilegalidad de los enemigos", dijo el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, en su alocución previa a la implosión, lamentándose de que hubiera hoy niños que sueñen con ser capos narcos por lo que ven en las ficciones.

    Más información: Gobierno de Colombia autoriza funcionamiento de polémico museo de Pablo Escobar

    "Tenemos que hablar de aquellos que dieron la vida por defender sus principios", dijo el alcalde.

    "El enemigo es la mafia, que impregnó cada esfera de nuestra existencia. Es importante saldar esa deuda narrativa, social e institucional que tenemos con nuestras nuevas generaciones", agregó.

    En el terreno que quedará libre, habrá un parque que buscará reivindicar la memoria de los que murieron debido a la violencia del narco, cuyo poder ha mermado, pero que aún conserva ciertas influencias en el país cafetero. Una alarma sonó durante tres segundos y luego una explosión se escuchó. Así dio vuelta la página la capital paisa a una de las etapas más truculentas de su historia.

    ​​En un mensaje, el presidente Iván Duque resaltó que este hecho "no es simplemente la implosión de un edificio", sino "el resurgimiento de una historia construida con la memoria de las víctimas".

    "Medellín es una ciudad pujante que se repone de una historia nefasta. Una ciudad con oportunidades que hoy es referente latinoamericano. ¡Una ciudad resiliente que progresa!", dijo el mandatario.

    Etiquetas:
    narcotráfico, narcotours, Pablo Escobar, Medellín, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik