02:09 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Cientos de personas esperan en el lugar donde exploto el ducto de gasolina de Pemex para intentar localizar a sus familiares desaparecidos

    Explosión en México, en primera persona: "La necesidad y la curiosidad llevaron a la gente allí"

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Sociedad
    URL corto
    Por
    La explosión del ducto en Tlahuelilpan (México) (34)
    170
    Síguenos en

    El pueblo entero está triste. No hay familia que no tenga un hijo, un amigo o un compañero o vecino que no haya fallecido, esté herido o desaparecido desde que el viernes 18 de enero explotara un ducto de la petrolera paraestatal y cambiara la vida de todos.

    Ese es el sentimiento de Germán García Martínez, quien tiene a su cuñado Aurelio Nando Vaquero de 40 años y a su sobrino, José Manuel Nando García de 19 años, desaparecidos desde entonces.

    "Ayer anduvimos buscándolos todavía en donde se dieron los hechos, y esperando. Al parecer encontramos unas pertenencias que son de ellos. Ahorita los peritos nos dicen que para poder identificarlos será por la vía del ADN" dijo García a Sputnik.

    Su familia, por medio de Vicente —hermano de Aurelio— presentó la denuncia por desaparición que la autoridad requirió que los deudos hicieran ante el Ministerio Público de Mixquiahuala de Juárez, un pueblo vecino, a 12 kilómetros.

    Allí le tomaron las muestras de sangre a Vicente, para buscar correspondencia con los restos hallados en el sitio por los peritos del estado de Hidalgo. Es la justicia local la encargada de realizar los peritajes de identificación oficial, un trabajo costoso para el que no se ha anunciado aún si habrá partidas económicas especiales.

    Fuertes imágenes: La gente en llamas trata de escapar del enorme incendio en México

    De la denuncia por desaparición que presentó la familia Nando García, Sputnik pudo recoger el testimonio de lo sucedido ese día.

    Vicente, el denunciante, estaba en un taller mecánico cuando vio pasar a su hermano Aurelio en un automóvil. No vio quién iba con él ni supo a dónde se dirigía, pero luego los trabajadores del taller le hablaron de la fuga de gasolina.

    "Por curiosidad decidí ir hacia donde se estaba tirando la gasolina, ya eran como las seis de la tarde cuando llegué en mi moto. Al llegar vi mucha gente y carros, gente juntando gasolina en garrafones. Me acerqué al lugar, pero como me mojé con gasolina, me resbalé y me caí, decidí irme. No habían pasado cinco minutos cuando escuché la explosión."

    Vicente regresó al ver la cantidad de gente que necesitaba ayuda, cuando se encontró con otro familiar que ayudaba a la gente y le dijo que su sobrino José Manuel estaba allí.

    "Aquí andaba con su papá Aurelio en la toma cuando explotó. Lo quise ayudar pero ya no pude, las llamas estaban muy fuertes", escuchó Vicente de voz de su familiar, según consta en la denuncia.

    Hasta el momento, 89 personas han fallecido producto de la explosión y, al sábado, las familias tenían registro de 71 desaparecidos. Los heridos graves son en su mayoría hombres jóvenes, incluso un par de adolescentes que fueron trasladados a la Ciudad de México.

    Responsabilidades

    En la conferencia de prensa que brindó el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, corrigió la hora en que participó el Ejército, que detectó la perforación del ducto desde las 14:30 horas y no a las 17 como había anunciado el gobernador del Estado de Hidalgo, Omar Fayad.

    La explosión se produjo a las 18:50, por lo que crecen las sombras sobre cuál fue el papel de los uniformados durante las cuatro horas en que la gente estuvo en una situación de riesgo, que al no contenerse, terminó en tragedia.

    A Germán García, que no estuvo presente en los hechos, le han explicado y ha visto que las autoridades intentaron detener a la gente, diciéndoles que no se metieran porque era peligroso y les podía hacer daño.

    Vinculado: Condena, luto y reproches: las redes se fragmentan respecto a la explosión en México

    "Aquí fue la necedad y la terquedad de uno, de las mismas víctimas que ahora están sufriendo, fue la necedad de ellos, porque si hubieran entendido que no tenían ni por qué meterse, a lo mejor no estuviéramos viendo esto, ni usted lo estuviera reportando ni yo estuviera dando declaraciones, ¿verdad?", sostuvo García.

    Sin embargo, reconoce que las condiciones estructurales del pueblo facilitaron el riesgo.

    "Fue por la falta también, porque aquí en el municipio hay muchas necesidades. La necesidad de muchos que han dicho 'agarro esto, mañana lo vendo y puedo salir así un poco de problemas'. Eso me parece lo que fue", explicó a Sputnik.

    Más información: AMLO se enfurece: "Pemex y el Gobierno estaban secuestrados por una pandilla de corruptos"

    "La mayoría de aquí necesita muchas cosas, gente que vive al día, que a veces no tiene para comer, que no tiene un trabajo estable ni sustento de alguna persona que las pueda apoyar, por eso me imagino que la gente dijo 'aquí es donde puedo sacar algo para mañana'".

    El otro punto que alimentó la masacre tiene que ver con la inacción de las "poquitas autoridades" presentes: se habla de 25 soldados originalmente, que luego recibieron refuerzos magros.

    "Fue la curiosidad más que nada la que llevó a la gente. Vieron que mucha se estaba metiendo y dijeron '¿por qué no me meto? Si ahí está la gasolina'", opinó García.

    La familia Nando García no ha recibido aún ninguna comunicación o aviso oficial, después de la denuncia que ellos mismos pusieron en la Justicia y que aquí se cita. Tampoco se ha anunciado oficialmente cómo se apoyará a las decenas de familias afectadas.

    "Más que nada porque hay esposas que tenían su único sustento en su esposo (que falleció o falta) un señor que tenía su trabajo y se dedicaba a su familia. A estas personas sobre todo", explicó García.

    Vinculado: Así se ven los efectos de la explosión de gasolina en México

    Mientras tanto, la sensación es la de una pesadilla.

    "Nos dicen que hay que esperar que los peritos hagan su trabajo correspondiente, pero dentro de la espera se siente uno desesperado que no pueda hacer nada, ¿qué puede hacer uno en este momento?", concluyó.

    Tema:
    La explosión del ducto en Tlahuelilpan (México) (34)
    Etiquetas:
    tragedia, muerte, oleoducto, explosión de gasolina, catástrofe, Pemex, América Latina, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik