13:55 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Rosa Luxemburgo

    Estas son las cinco 'Rosa Luxemburgo' americanas (fotos)

    © CC0 / Wikipedia
    Sociedad
    URL corto
    2170
    Síguenos en

    El 15 de enero de 1919 fue asesinada en Berlín una de las grandes revolucionarias del siglo XX: Rosa Luxemburgo. A 100 años de su muerte, Sputnik recuerda su memoria contándote qué otras mujeres han marcado un hito en las luchas latinoamericanas y (por ello) algunas han sido asesinadas.

    A pesar de los prejuicios que imperaban contra las mujeres en el siglo XIX y la discriminación antisemita, Rosa Luxemburgo fue una de las pocas mujeres que estudió en la universidad; gracias a su inteligencia (se dice que hablaba 11 idiomas), hizo un doctorado y fue una de las mayores exponentes y dirigentes de la socialdemocracia europea.

    Hija de un comerciante de Varsovia, nació en 1871 en Zamość, Polonia. Por su militancia socialista a los 18 años abandonó el país porque era perseguida por el Estado. Se refugió en Suiza. Según la página de la Fundación Rosa Luxemburg, allí terminó sus estudios, entró en contacto con revolucionarios exiliados y se unió a la dirección del naciente Partido Socialdemócrata Polaco.

    En 1895, con 24 años, contrajo matrimonio con Gustav Lübeck para adquirir la nacionalidad alemana y poder trabajar con el movimiento obrero en ese país. Luxemburgo fue redactora del periódico teórico marxista Neue Zeit y autora de varios libros. Participó directamente en la revolución de 1905 en Polonia y pasó largas temporadas en la cárcel.

    En 1914, Luxemburgo fue, junto con los líderes rusos Vladímir Lenin y León Trotski, parte del reducido grupo de dirigentes socialdemócratas europeos que se opusieron a la I Guerra Mundial, lo que la llevó a romper lazos con los dirigentes del Partido Socialdemócrata.

    Junto a Karl Liebknecht, Luxemburgo fundó la Liga Espartaco, que más adelante se convertiría en el Partido Comunista Alemán. La líder socialdemócrata saludó desde la cárcel la Revolución Rusa de 1917, y al salir en libertad, participó activamente de las jornadas de la revolución alemana, que estalló en 1918, al finalizar la Guerra con la derrota del país lo que llevó a la caída del Káiser Guillermo II.

    El 15 de enero 1919, Luxemburgo y Liebknecht fueron asesinados en Berlín por órdenes de la derecha del partido socialdemócrata. Sus cadáveres fueron arrojados a un canal; aparecieron el 31 de mayo.

    Más: A 200 años de su nacimiento, Marx sigue vigente para el público infantil

    Hoy, las ideas y luchas de Luxemburgo son utilizadas como norte en la defensa de derechos en el mundo entero. En el continente americano hubo mujeres luchadoras que muy probablemente sean recordadas de forma similar.

    Marielle Franco
    Marielle Franco

    Marielle Franco — Brasil

    El 14 de enero se cumplieron 10 meses del asesinato de Franco, concejala del ayuntamiento de Río de Janeiro, defensora de los derechos humanos y luchadora contra el abuso policial.

    Franco creció en una favela y estudió socióloga, pertenecía al Partido Socialismo y Libertad, y era una destacada líder en defensa de los derechos de mujeres, minorías sexuales, los negros y los habitantes de las favelas.

    En 2016 se postuló por primera vez a concejal y venció con 46.502 votos, fue la quinta más votada en su ciudad. En la Cámara, fue una de las siete mujeres entre los 51 concejales y presidió la Comisión de Defensa de las Mujeres, según información publicada por Anfibia.

    "Van a tener que soportar que las trans, lesbianas y negras ocupemos todos los espacios sin ser violentadas ni violadas", había dicho Franco en la Cámara Municipal, cuando un hombre se asomó a las galerías para defender la dictadura militar.

    A la salida de aquel evento en la Casa das Pretas, el 14 de marzo de 2018, un auto la siguió durante cuatro kilómetros. Recibió cuatro tiros directos a la cabeza, en el centro de Río de Janeiro. Tenía 38 años. El conductor del vehículo en el que viajaba también murió.

    Las investigaciones, que apenas han avanzado desde entonces, están siendo comandadas por la Policía Civil de Río de Janeiro. Esta Policía depende del Gobierno estatal, que desde enero de 2019 está en manos del gobernador Wilson Witzel, simpatizante del presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

    Los familiares de Franco expresaron temor por la dirección que pueda tomar el caso debido a los antecedentes de Witzel: durante la campaña electoral, apareció en un acto en el que otros candidatos de ultraderecha, ahora diputados, rompían una placa en homenaje a la concejala.

    María Magdalena Cruz Rojas — Colombia

    El 1 de abril de 2018 fue asesinada la líder campesina María Magdalena Cruz Rojas en el municipio de Mapiripán (centro), escenario del conflicto armado colombiano y fortín de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia, protagonistas de una masacre en la que fallecieron decenas de personas.

    Después de la firma del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, la tasa de homicidios del país cayó al punto más bajo en décadas. Sin embargo, los asesinatos de activistas, concejales, líderes indígenas y ambientalistas se han incrementado.

    Según La Defensoría del Pueblo de Colombia, en 2018 asesinaron a 172 líderes sociales. La cifra asciende a 431 si se contempla el período entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018.

    Una de las víctimas fue Cruz Rojas, que encabezaba la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana, que trabajaba en la sustitución de cultivos de uso ilícito en Mapiripán.

    Además: Gobierno de Colombia refuerza seguridad ante amenazas a líderes sociales

    Cruz Rojas fue asesinada frente a su esposo e hijo por personas armadas que llegaron encapuchadas a la casa de la finca donde habita la familia.

    Los participantes del funeral de la dirigente popular indígena Berta Cáceres
    © REUTERS / Jorge Cabrera
    Los participantes del funeral de la dirigente popular indígena Berta Cáceres

    Berta Cáceres — Honduras

    La defensora indígena Lenca, fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas Populares de Honduras (COPINH), luchó contra la instalación de la represa hidroeléctrica de la empresa Desa en la comunidad de Río Blanco, en el norteño departamento de Santa Bárbara.

    Cáceres fue una de las defensoras de derechos humanos más conocidas en Honduras; a través del COPINH organizó feroces campañas contra los megaproyectos que violaban los derechos ambientales y destrozaban la tierra de las comunidades locales.

    Según Front Line Defenders, Berta se enfrentó (y, a menudo derrotó) a madereros ilegales, dueños de las plantaciones, corporaciones multinacionales y proyectos de represas que cortaban los suministros de alimentos y agua a las comunidades indígenas.

    El 3 de marzo de 2016 unos atacantes irrumpieron en la casa de Cáceres y la asesinaron.

    La hija de Berta Cáceres: "Estamos haciendo todo para que haya justicia"

    El 30 de noviembre de 2018, el Tribunal Penal Nacional de Honduras condenó a siete hombres por su homicidio. El Tribunal determinó que dichos hombres habían sido contratados por ejecutivos de Desa.

    No obstante, sigue pendiente el juicio de la única persona acusada como autor intelectual del asesinato (Roberto David Castillo Mejía, un exoficial de inteligencia militar y presidente de Desa).

    También cabe señalar que el proceso penal contra los acusados ha estado marcado por controversias, especialmente con relación a la decisión del Tribunal de expulsar a la familia de Cáceres y sus abogados del caso, dejando la defensa a cargo del Ministerio Público, el cual ha recibido denuncias por no respetar los derechos procesales de la familia de la defensora.

    Susana Chávez
    Susana Chávez

    Susana Chávez — México

    La frase "ni una menos, ni una muerta más" fue acuñada en la década de 1990 por primera vez por la poetisa y escritora mexicana Susana Chávez, para denunciar los asesinatos sistemáticos de mujeres en Ciudad Juárez.

    Según consigna Rtve, con esa frase Chávez salió a la calle a protestar contra el femicidio y la violencia hacia la mujer en una de las ciudades que es considera uno de los lugares más violentos del mundo.

    Su participación en el movimiento por la defensa de los derechos humanos de las mujeres incluía su presencia en manifestaciones civiles donde leía su obra poética, la realización de cortos documentales.

    Chávez fue encontrada asesinada en la colonia Cuauhtémoc, en Ciudad de México, el 6 de enero de 2011, aunque la identificación de sus restos no ocurrió hasta el 11 de enero de ese mismo año. Según la radio T13, esa noche Chávez iba a juntarse con unas amigas cuando se encontró con tres jóvenes menores de 18 años, alcoholizados, quienes la violaron, mutilaron y la asfixiaron con una bolsa.

     Azucena Villaflor, la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo
    © Foto : Cecilia De Vincenti
    Azucena Villaflor, la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo

    Azucena Villaflor — Argentina

    Fue la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, dedicada a buscar a los desaparecidos durante la dictadura en Argentina.  

    El 24 de marzo de 1976 los militares dieron un golpe de Estado y destituyeron a la presidenta María Estela Martínez de Perón e instauraron un régimen dictatorial de dura represión.

    El hijo de Villaflor, Néstor, y su novia, fueron secuestrados el 30 de noviembre de ese año y desde ese momento su madre se dedicó a buscarlos. En ese camino se encontró con otras madres que buscaban a sus hijos en comisarías y dependencias oficiales. El 30 de abril de 1977 juntas marcharon en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, para exigir noticias de sus hijos, y lo siguen haciendo desde entonces.  

    Villaflor tenía 53 años cuando fue desaparecida. El 10 de diciembre de 1977, Día Internacional de los Derechos Humanos, ella y otras madres publicaron un anuncio con los nombres de sus hijos en un periódico. Esa mañana fue secuestrada por un grupo de tareas de la Armada en la esquina de su casa de Sarandí, Villa Dominico, en Avellaneda, Buenos Aires.

    También: La madre de las Madres de Plaza Mayo

    Según testimonios, fue recluida en el campo de concentración de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde actuó, entre otros represores, Alfredo Astiz. Fue torturada y a los pocos días, asesinada.

    El 20 de diciembre de 1977 las playas de la provincia de Buenos Aires amanecieron con cadáveres. Los médicos policiales que examinaron los cuerpos dijeron que su muerte se había producido por "el choque contra objetos duros desde gran altura". Las autoridades locales dispusieron que los cuerpos fueran enterrados como NN en el cementerio de la cercana ciudad de General Lavalle.

    En 2005 el cuerpo de Villaflor fue identificado como víctima de los llamados "vuelos de la muerte". Sus restos fueron incinerados y sus cenizas enterradas a los pies de la pirámide en la Plaza de Mayo.

    Etiquetas:
    derechos humanos, asesinato, mujeres, Azucena Villaflor, Susana Chávez, Rosa Luxemburgo, Marielle Franco, Berta Cáceres
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik