En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    Los Pinos abrió sus puertas 84 años después de su fundación y la curiosidad llevó a miles de mexicanos a recorrer la residencia de los últimos 14 presidentes. Sputnik te lleva de paseo.

    Una larga avenida con rejas verdes y letreros que prohíben la entrada anuncian el Campo Marte, lugar señalado como centro de tortura y desaparición en la década de 1970. La avenida sigue y los uniformados la vigilan. Al final está el escudo nacional con un águila de bronce de cuatro metros de altura, a su derecha se ve la entrada a Los Pinos.

    ¡Al presidente nadie lo toca!,  dice una leyenda en la entrada. Al cruzarla se ven militares sin armas de fuego que señalan el camino de entrada, un pasillo largo y ancho que lleva al recorrido guiado con instrucciones militares: ¡Mochilas y todas las pertenencias de sus bolsas en la bandeja!, gritó uno apellidado Rosales. Tras una primera revisión con rayos X, se hace una inspección por una mujer que se despide diciendo ¡Tome sus cosas de la bandeja!

    Rosalba Sierra de 52 años, una de las visitantes se quejó de la excesiva seguridad. "Creo que es exagerada la revisión de la entrada para ser un museo, pero la curiosidad nos tiene aquí.Venimos a conocer porque nunca habíamos venido, ya ve que era prohibido".

    El camino inicial está flanqueado por las estatuas de los presidentes anteriores. Verónica, una quinceañera con vestido de volados rojos se paseaba entre ellos y se metió en los enormes jardines hasta llegar a la casa de Miguel Alemán. Ella dijo que "no había pensado en una sesión fotográfica aquí porque es muy nuevo, pero nadie más tiene fotos de sus 15 en este lugar y fue una recomendación del fotógrafo".

    • Entrada a la que fue la residencia presidencial
      Entrada a la que fue la residencia presidencial
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Militares marchan por Los Pinos
      Militares marchan por Los Pinos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Sargento sale del búnker creado por Felipe Calderón en Los Pinos
      Sargento sale del búnker creado por Felipe Calderón en Los Pinos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Soldado sale del comedor oficial en Los Pinos
      Soldado sale del comedor oficial en Los Pinos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Soldado Martínez vigila la Biblioteca José Vasconcelos en Los Pinos
      Soldado Martínez vigila la Biblioteca José Vasconcelos en Los Pinos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Escaleras de la Casa Miguel Alemán en Los Pinos
      Escaleras de la Casa Miguel Alemán en Los Pinos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    1 / 6
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Entrada a la que fue la residencia presidencial

    Víctor Carmona, el fotógrafo, dijo a Sputnik que prefirió Los Pinos para "tomar una sesión fotográfica porque los jardines son enormes y está muy bonito el lugar. Los palacios son hermosos y muy pocas quinceañeras tiene fotografías adentro de Los Pinos es un momento único".

    Además: Así se recuerda a los fallecidos en la carretera más peligrosa de la Ciudad de México (fotos)

    Los militares que vigilan todo el recorrido ven extrañados a Verónica pero no le dicen nada, sólo se mueven para no salir en la foto en que ella posa coqueta. Ahora son miles los que entran a diario y se toman ‘selfies' en la cocina o la biblioteca presidencial, otros más sonríen a sus cámaras frente al váter de la primera dama y el presidente.

    Fue fundado para ese fin en 1934 por Lázaro Cárdenas y vivieron 13 presidentes aquí, aunque desde 1916 el Gobierno mexicano expropió el lugar para uso de militares y altos mandos. Hasta el 1 de diciembre, casi ningún mexicano conocía el interior de este lugar.

    "Determine no vivir en el Castillo de Chapultepec, que ha venido sirviendo de residencia al presidente de la República para que el público pueda visitarlo con toda libertad", escribió Lázaro Cárdenas en sus memorias.

    Verónica se toma una sesión de fotos para sus 15 años en Los Pinos
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Verónica se toma una sesión de fotos para sus 15 años en Los Pinos

    Así se mudó a lo que entonces era llamado el rancho ‘La Hormiga' pero como el nombre no le pareció apropiado, fue cambiado por Los Pinos, en alusión una finca michoacana donde Cárdenas conoció a su esposa.

    ¡Hasta ahí puede pasar!, gritó el soldado Martínez adentro de la biblioteca José Vasconcelos. El recorrido sigue guiado por militares. ¡A la derecha!, exclamó el siguiente uniformado. ¡Alto ahí!, dijo el siguiente.

    Por dentro, Los Pinos es un conjunto de lujosas casas vacías. No hay letreros que señalen qué había en cada habitación, en las que apenas hay algunos muebles, pero por lo general la estancias están vacías: la mayoría de las bibliotecas están vacías, no hay camas ni tocadores en las habitaciones. Sólo los soldados se pasean como fantasmas entre los visitantes que se asustan al verlos en las oficinas que sí tienen muebles de madera fina y sillones de piel.

    Graciela Ramírez, una vistitante, habló a Sputnik sobre su decepción al ver el lugar vacío. "En el recorrido vi los muebles antiguos y hay una parte muy moderna, pero yo quería ver las camas, las recamaras de los antiguos presidentes y no hay nada".

    Militar pasea en las habitaciones de la Casa Miguel Alemán en Los Pinos
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Militar pasea en las habitaciones de la Casa Miguel Alemán en Los Pinos

    Para la visitante, la versión lógica de ese vacío era que los presidentes anteriores se habían llevado todo: "Me imagino que los muebles eran de las instalaciones. La última presidencia se debió de llevar sus cosas personales, pero no dejó nada. Sólo la cocina tiene sus muebles, pero los enseres ¿dónde están?".

    Dijo a Sputnik que lo que más le llamó la atención fue el bunker. "Tenía la impresión que era un lugar con más seguridad, pero parece una oficina común y corriente". Al final del recorrido, Héctor Paydón, otro visitante, relató que antes pasaba por afuera "pero nunca tuve la oportunidad de entrar porque parecía una fortaleza y no dejaban que te acercaras". Ahora que entró, se sorprendió por el lujo que halló en la excasa presidencial.

    "Nosotros como mexicanos tenemos muchas limitaciones, por eso está bien que abrieran aquí, porque estos lugares son nuestros, pagamos por ellos. También debería abrir la casa de la [Colonia] Roma para que la visitemos de vez en cuando", concluyó el visitante, en alusión a la casa de campaña de Andrés Manuel López Obrador.

    También: El santo mexicano de los casos desesperados (fotos)

    "¡Salga por la derecha!", exclamó el soldado Benítez. El recorrido terminó donde inició, en el águila de cuatro metros que mira al poniente, mientras atardece en la Ciudad de México. En la avenida, los militares están vestidos de civil para hacer su continua vigilancia. Adentro del Campo Marte, los uniformados con sus armas largas le recuerdan al público que están en el museo que les habilitó el nuevo Supremo Comandante de las Fuerzas Armadas.

    Etiquetas:
    militares, residencia, presidentes, visitantes, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik