En directo
    Ciudad de México. Cientos de personas centroamericanas caminan del estadio “El Palillo” rumbo a Querétaro para descansar y seguir camino hacia EEUU

    Migración: el desafío de AMLO en política exterior

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Sociedad
    URL corto
    Eliana Gilet
    1 0 0

    Cuando se está por cumplir un mes desde que 6.000 centroamericanos llegaron a Tijuana, en la frontera de México con EEUU, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que se trabaja en un macro acuerdo de cooperación internacional entre empresas y Gobierno de Norte y Centroamérica para atender la migración masiva hacia el norte.

    El presidente mexicano anunció públicamente que se está trabajando en un "texto para la posible firma de un acuerdo de inversión entre empresas y los Gobiernos de Canadá, Estados Unidos, México y los países centroamericanos para enfrentar de fondo, en lo estructural, el fenómeno migratorio".

    Agregó que "la diplomacia está encargada de la tarea", en referencia a la secretaría de Relaciones Exteriores a manos de Marcelo Ebrard, quien anunció la implementación del "plan de desarrollo integral" en que México invertirá 30.000 millones de dólares en los países expulsores de gente, durante los próximos cinco años.

    Ebrard sostuvo que este plan será "más eficiente que cualquier política de contención", durante su presentación en la cumbre intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

    La gente quedó detenida en México debido a una política de ‘metering' que aplica la autoridad migratoria estadounidense de manera discrecional para reducir la cantidad de solicitudes de asilo que atiende por día, que varía en relación a las "vacantes" que se obtienen en los centros de detención privados para migrantes de Estados Unidos.

    Además: Así es el difícil trámite de pedir asilo en EEUU

    Un reporte reciente del departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos confirmó que el cierre de la frontera los empuja hacia la clandestinidad, ya sea saltando el muro y entregándose a la migra estadounidense; o pagando a polleros para que los crucen de forma ilegal, arriesgando su vida y siendo estafados en muchas ocasiones.

    Durante los últimos días, un grupo de mujeres del éxodo lanzó una huelga de hambre en las puertas de la entrada peatonal a Estados Unidos, llamada el Chaparral, para exigir que el Gobierno de Estados Unidos acelere la atención de las solicitudes de asilo. Algo que parece difícil de conseguir.

    Para la especialista Laura Carlsen, directora del CPI Americas (Center for International Policy) hay dos versiones en cómo podría implementar el nuevo Gobierno mexicano una respuesta a la crisis actual en la frontera norte.

    "Una es la del tercer país seguro, que es un acuerdo entre países en que si la gente pasa por un país seguro, en este caso México yendo desde Centroamérica, tiene que pedir asilo en México y no en Estados Unidos", explicó la experta en diálogo con Sputnik.

    "Es una violación de sus derechos básicos, de buscar seguridad y refugio donde ellos escojan porque mucha gente tiene familia en los Estados Unidos, y además México presenta una serie de peligros reales para la gente migrante que pasa por aquí", afirmó la directora de CPI.

    También: Los mexicanos también hacen fila para entrar a EEUU

    La segunda opción, que parece la más probable a perfilarse en este momento, es que el acuerdo se concrete de forma que "cuando pidan asilo en EEUU, los regresen a México donde tienen uno a dos años mientras deciden su caso de asilo en el vecino país del norte", explicó Carlsen en entrevista con Sputnik. "Es absurdo, es una violación de soberanía nacional y hace de México un centro de detención para los EEUU", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política de inmigración, desplazamiento, fronteras, migración, Andrés Manuel López Obrador, México