01:05 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Armin, un adolescente de El Salvador, posa para foto en el estadio “Palillo”, integrando la segunda caravana del éxodo centroamericano

    Un día con un migrante de la segunda caravana que sueña con entrar a EEUU (fotos, vídeo)

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Sociedad
    URL corto
    Eliana Gilet
    La caravana de migrantes centroamericanos, más cerca de EEUU (57)
    0 11

    El segundo grupo de migrantes llegó a la capital mexicana luego de recorrer miles de kilómetros y enfrentar riesgos de todo tipo. Sputnik se mete en la piel de uno de ellos para acercar sus historias en carne viva.

    Armin llegó el 13 de noviembre a la capital mexicana. Fue uno de los primeros salvadoreños de un grupo de casi 2.000 personas. Se alojan en el mismo sitio que el primer grupo (Jesús Martínez "Palillo") que ya está en Tijuana, pero recibe servicios médicos recortados.

    Allí duermen todos en las mismas carpas blancas en el centro de la cancha. El lugar es frío a pesar de los pisos de madera hueca que buscan aislarlos de la helada que ha llegado a la Ciudad de México, con las mismas maderas que usaron ya 5.500 personas antes que ellos y siguieron camino al norte.

    A los integrantes de la segunda caravana les ha pasado de todo. Armin, un jovencito de 18 años contó a Sputnik que estaba en el grupo reprimido con balas de goma en el puente Rodolfo Robles, entre México y Guatemala.

    También: "La principal exportación de Honduras es la gente"

    "La gente comenzó a desesperarse porque no más no dejaban pasar a nadie. Comenzamos a gritar que abrieran y ellos sólo tiraban gases lacrimógenos", dijo. "Nosotros los tirábamos de regreso porque caían donde estaban las casitas y estaba la gente descansando", explicó. Henry Adalid Díaz Reyes, un hondureño de 25 años, fue asesinado por el impacto de una bala de goma en su cabeza. Sucedió el 28 de octubre.

    "Todo se puso peor, las personas ya no aguantaban el gas y el segundo muro estaba muy alto, nos bajamos del puente pero a la salida estaba la Policía de Guatemala, vi como golpeaban a las mujeres y a los niños, yo brinqué antes la reja y me encaminé al río".

    A la mañana siguiente, ya sin balsas para cruzarlo porque la Policía les impidió abordarlas, "se fue organizando a puro grito, decían ‘fórmense y tómense de los codos hasta allá' y poco a poco nos fuimos metiendo al agua". Una cadena humana cruzó el Río Suchiate mientras un helicóptero de la Policía mexicana sobrevolaba encima de sus cabezas.

    "Eso lo mandaron pa matarnos", dijo el joven y se quedó callado. Al llegar a la orilla mexicana, una cadena humana de uniformados intentó impedirles el paso. Ellos empujaron hasta que fracturaron esa cadena y caminaron hasta el albergue dispuesto por las autoridades municipales de Suchiate en el centro social Francisco I. Madero, en Ciudad Hidalgo.

    Un segundo retén intentó detenerlos por la fuerza en la salida de Tapachula, Chiapas, la segunda ciudad que pisaron en suelo mexicano. "Él [señaló a un individuo de nombre Jerry] estaba al frente y como lo vieron tiernito, le pegaron en la cara. A muchos los montaron en las perreras [camionetas con migrantes detenidos], a las mujeres las metían de los cabellos, pero no nos dejamos. Las camionetas fueron atrás de nosotros todo el camino, esperando que alguien se cansara para subirlo y llevarlo", relató.

    Volvieron a cruzar otro retén en Arriaga, Chiapas, y otro más en Oaxaca que el joven no supo precisar. "Éramos un grupo pequeño, como 40 personas. Primero nos pararon los federales, eran como cinco patrullas, nos revisaron las mochilas y nos dejaron ir". Pero momentos después los interceptaron camionetas del Instituto Nacional de Migración.

    • El estadio Jesús Martínez “Palillo” aloja a migrantes centroamericanos
      El estadio Jesús Martínez “Palillo” aloja a migrantes centroamericanos
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Funcionario coordina los lugares en donde la gente recogerá la ropa donada
      Funcionario coordina los lugares en donde la gente recogerá la ropa donada
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Integrantes de la segunda caravana del éxodo centroamericano buscan zapatos en buen estado que puedan utilizar
      Integrantes de la segunda caravana del éxodo centroamericano buscan zapatos en buen estado que puedan utilizar
      © Sputnik / Eliana Gilet
    • Una mujer de la segunda caravana del éxodo centroamericano busca prendas que estén en buen estado
      Una mujer de la segunda caravana del éxodo centroamericano busca prendas que estén en buen estado
      © Sputnik / Eliana Gilet
    1 / 4
    © Sputnik / Eliana Gilet
    El estadio Jesús Martínez “Palillo” aloja a migrantes centroamericanos

    Además: Tres claves para entender el éxodo hondureño (fotos)

    "En esa se llevaron a varias mujeres porque no podían correr rápido por los niños, como cuatro o cinco mujeres con sus bebés. Nosotros salimos disparados", relató el adolescente nacido en El Salvador.

    Junto a otro joven hondureño que se unió a la conversación, se quejaron del frío de la Ciudad de México, que les hace doler los oídos, dicen. Se han vuelto compañeros de camino. Esta segunda caravana, viaja un día y descansa dos, para mantenerse unida y esperar a los que vienen atrás. Saldrán hacia Querétaro este fin de esta semana.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    La caravana de migrantes centroamericanos, más cerca de EEUU (57)
    Etiquetas:
    historia, conflicto, fronteras, éxodo, migrantes, México