17:25 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Las banderas de Brasil y camisetas con la imagen del candidato presidencial, Jair Bolsonaro

    La otra cara del 'Ele Não': los negros, mujeres y homosexuales que votan a Bolsonaro

    © REUTERS / Paulo Whitaker
    Sociedad
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (220)
    0 21

    Los colectivos de mujeres y las minorías sexuales han sido objeto de duras críticas por parte de Jair Bolsonaro, el candidato ultraconservador que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales. Sin embargo, dentro de estos grupos, hay quienes apoyan férreamente al capitán retirado. Conoce cuáles son sus argumentos.

    A lo largo de la campaña electoral, cobraron visibilidad las marchas multitudinarias feministas contra los controvertidos dichos del presidenciable ultraconservador, muchas veces tildados de misóginos y violentos. Pero más allá de la importante movilización ciudadana, las encuestas revelan que dentro de las mujeres existe una mayoría silenciosa que apoya al militar retirado.

    Según la consultora Ibope, 46% de las mujeres prevé apoyar al capitán del Ejército en el segundo turno de los comicios, cifra seis puntos por encima de los consensos que podría lograr el progresista Fernando Haddad, heredero político del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

    Esta realidad resulta paradójica, especialmente cuando el candidato llegó a justificar que los empleadores paguen menos a las mujeres o bromeó sobre la "debilidad" que lo llevó a tener una hija después de cuatro varones. También le espetó a una diputada que "no la violaría" porque "no lo merece".

    Para entender el fenómeno, Sputnik se adentró en los grupos de Facebook y en otras redes sociales donde ciudadanas brasileñas e integrantes de otros colectivos criticados por Bolsonaro expresan sus posturas favorables al presidenciable.

    "Es el único que piensa en el bienestar de las mujeres"

    En la página del Partido Social Liberal (PSL), la fuerza política que representa Bolsonaro, se rebate cualquier acusación de machismo y se califica de "noticias falsas" las informaciones que le achacan al candidato esa posición.

    "Por el contrario, él es el único que piensa en el bienestar y la seguridad de las mujeres", asevera su partido.

    En su propuesta electoral, Bolsonaro afirma que daría garantías a las mujeres al proponer "la castración química en casos de violación" o al promover que "se puedan proteger de los hombres munidas de armas de fuego".

    También asegura que "está a favor de las mujeres que se destacan por sus cualidades intelectuales y morales en la disputa de cargos electivos", una crítica a los defensores del sistema de cuotas.

    Al buscar en Facebook el término 'Mujeres con Bolsonaro' en portugués, aparecen varios grupos y páginas, algunos cerrados y otros abiertos. Uno de estos sitios aglutina unas 65.000 usuarias, mientras que otros superan las 10.000. Son cifras considerables, aunque lejanas al más de millón de perfiles que participaban de 'Mujeres unidas contra Bolsonaro', un grupo cerrado, actualmente deshabilitado.

    Te puede interesar: Las mujeres sacan a la calle a miles de brasileños contra el ultraderechista Bolsonaro

    Entre las publicaciones de la página más numerosa, se pueden leer muchos mensajes de aliento y justificaciones al auge del capitán retirado del Ejército, donde evocan a Dios o a una supuesta amenaza comunista con un nuevo Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

    "Están subestimándonos a nosotras, las mujeres. Mujeres, madres de familia, abuelas y bisabuelas como yo. Solo quien tuvo un ente en su vientre sabe cómo defenderlo del peligro inminente. Mujeres brasileñas, vamos a mostrar nuestra fuerza. El 'Mesías' está ofreciendo su espada para luchar por nosotras. Unámonos. ¡La hora es ahora!", expresa la usuaria Wania Guerra.

    "Ser feminista es saber elegir, es ser independiente, ir detrás de sus sueños y objetivos y siempre reivindicar sus derechos con decencia, ética, moral y orden. Ser linda, fuerte, determinada e inteligente y siempre a favor de la familia y de las buenas costumbres. Mi presidente, Jair Bolsonaro", asevera el perfil de la ciudadana Sara Hettwer.

    Te recomendamos: El 75% de los brasileños considera urgente que se impulse la igualdad de género

    "Porque soy mujer de verdad creo que Bolsonaro es el cambio que el país precisa y además, por saber que mucho más que ser reconocida por un género, soy reconocida y respetada por ser inteligente, guerrera, trabajadora, competente y por tener carácter. ¡Mi género nunca viene antes que eso!", afirma Rita Suene Leite.

    Ningún comentario hace referencia a las estadísticas oficiales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), según el cual las mujeres ganan en promedio 76,5% del salario de un hombre por las mismas tareas, ni a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los femicidios. Con 4,8 asesinatos cada 100.000 mujeres, el país se ubica en el quinto lugar del mundo.

    "Bolsonaro no está en contra de los gays"

    Un caso similar se da entre los homosexuales, que también cuentan con grupos de apoyo a Bolsonaro, aún si el candidato indicó que un hijo gay se debe a una "falta de una golpiza" o que el mayor número de libertades sociales ha redundado en un crecimiento de esa población. Varios colectivos, incluyendo los que se movilizaron bajo el eslogan Ele Não, protestaron por este hecho.

    En su sitio web, el PSL sostiene que "Jair Bolsonaro no está en contra de los gays, y está a favor de la igualdad". Al mismo tiempo, subraya que "está contra la forma de utilización de la homosexualidad como arma cultural" y pone como ejemplo "que se habla constantemente de los números de asesinatos de homosexuales por crímenes de odio, cuando las cifras generales de homicidio en Brasil son alarmantes".

    También hace referencias al llamado 'kit gay' —una serie de materiales de educación sexual que generaron polémica durante los Gobiernos del PT  y nunca llegaron a ser implementados- y a "los cambios que el Estado impone" a las familias, que se vuelven "rehenes de maniobras izquierdistas".

    En Facebook hay grupos llamados 'Gays con Bolsonaro' o 'Gays de Derecha', que expresan más o menos la misma idea. También hay perfiles de personas abiertamente homosexuales que han dado su apoyo al capitán del Ejército.

    Vinculado: Los votantes del ultraderechista brasileño Bolsonaro no son ideológicamente homogéneos

    Uno de ellos es el maquillador uruguayo-brasileño Agustín Fernández, que cuenta con más de un millón de seguidores en Facebook. En un vídeo, el joven se queja de que el movimiento LGBT no se fija si el candidato "es ficha limpia" o si va a ayudar a Brasil "a salir de esta situación caótica", y afirma estar convencido que Bolsonaro, como otras personas, "pueden cambiar" en cuanto a sus "preconceptos".

    El hecho le valió duras críticas, según afirmó en otros vídeos y publicaciones, en los que manifestó además estar contrario al matrimonio igualitario y a abordar la orientación sexual en la educación.

    "Para ustedes que dicen que no represento a la clase LGBT, yo no creo eso, creo que siempre lo hice. Lo que pienso es que ustedes están acostumbrados a ser representados por una persona desnuda en la calle con una peluca en la cabeza. En su mente, reivindicar derechos es salir gritando '¡Soy gay, quiero ser aceptado!'. Pero esa nunca fue mi manera", dijo Fernández en uno de sus vídeos.

    Más información: Político brasileño tendrá que pagar 8.000 dólares de multa por declaraciones homófobas

    "Hay hombres, mujeres y niños, padres de familia, que están muriendo por un celular. Hay mujeres que están siendo violadas, así como niños muertos y violados. No solo nosotros morimos. Brasil está en una situación caótica. Por eso pensé en el colectivo y no me arrepiento. Yo lo quiero a él, sí", remata el maquillador.

    "Las cuotas perjudican al negro"

    Si entre las mujeres Bolsonaro lidera, el panorama es similar entre la población negra, que constituye 54% del total de los habitantes del país, según el último censo.

    De acuerdo con la encuesta de Ibope, entre los negros y pardos, Bolsonaro está primero con 47%, seis puntos sobre Haddad. Un dato que llama la atención cuando llegó a sugerir que los negros "no sirven ni para procrear".

    En Brasil la renta per cápita de negros y mulatos alcanza la mitad de la de un blanco: en el 1% más rico de la población, solo 1,7 de cada 10 se identifica como afrodescendiente. En cambio, en el 10% más pobre, constituyen el 75%. En las estadísticas educativas, son preocupantes los niveles de rezago y deserción entre este sector de la ciudadanía brasileña.

    Echa un vistazo: Haddad contra Bolsonaro, o "la batalla entre la civilización y la barbarie"

    Del mismo modo, los afrodescendientes son objeto de violencia policial en mayor medida: según un estudio, la mortalidad de este colectivo debido a la acción de las fuerzas de seguridad en el Estado de Sao Paulo es al menos tres veces mayor que la de los blancos, que representan más de dos tercios de la población en esa región.

    El acceso a cargos públicos y plazas de estudio en universidades, por ejemplo, mejoró sustancialmente en los últimos 15 años, gracias a una política de cuotas. En los concursos públicos, al menos un 20% deben ser destinados a afrodescendientes.

    Una medida que Bolsonaro considera "totalmente equivocada", así como las medidas para atacar el crecimiento del 'bullying', que según afirmó en una entrevista televisiva con una emisora del Estado de Piauí, "no existía" cuando él era niño.

    Vinculado: Por qué las elecciones de Brasil pueden tener un efecto mundial en el medio ambiente

    "No hay que tener una política para eso. No puede continuar existiendo. Todo es 'pobrecitismo': pobrecitos los negros, pobrecitos los gays, pobrecitos los nordestinos, pobrecitos los piauienses. Todo es 'pobrecitismo' en Brasil. Vamos a acabar con eso", dijo.

    En el caso de las cuotas para afrodescendientes, aseguró que "perjudica" a sus beneficiarios, pues a su criterio solo beneficia a "al negro hijo de negros de buen pasar", es decir, los miembros más ricos de esta población. "Mi cuota es social, defiendo la cuota social. La racial no", arremetió.

    En redes sociales se pueden ver algunos miembros del colectivo afro que se sienten identificados con Bolsonaro. Uno de ellos es 'Preto Opressor', que tiene más de 120.000 seguidores en Facebook. El joven se define como "negro derecho y negro de derecha" en su perfil.

    En las publicaciones más recientes, el usuario se felicita de los resultados obtenidos por Bolsonaro. Pero en otros, también arremete contra el activismo del movimiento negro, más allá de Brasil. Los acusa de ser "una banda de fumadores de marihuana fracasados que quieren culpar a otros de sus fracasos".

    Relacionado: Justicia de Brasil condena al diputado de ultraderecha Bolsonaro por ofensas raciales

    "El movimiento negro dice representar a un pueblo que en verdad nunca pidió para ser representado por él. Ese discurso de deuda histórica solo es para negro alienado que no tiene qué hacer en la vida, pues el negro de verdad no cae en esa falacia. Un negro de verdad va a la lucha y sabe que nadie le debe nada", dijo en una publicación de 2016.

    "Un negro de verdad no acepta ser tratado como inferior debido a su color, no acepta un sistema de cuotas, pues sabe que tiene capacidades para conquistar sin que precise de un sistema racista", agregó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (220)
    Etiquetas:
    afrodescendientes, LGBT, racismo, elecciones, mujeres, Elecciones en Brasil (2018), Partido Social Liberal, Jair Bolsonaro, Brasil