12:03 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Pelegrinos salvadoreños durante la canonización de Óscar Romero en el Vaticano, el 14 de octubre de 2018

    San Óscar Romero: "Su decisión fue optar privilegiadamente por el pueblo y no le perdonaron"

    © AP Photo / Andrew Medichini
    Sociedad
    URL corto
    0 100

    El pasado 14 de octubre, en una emotiva homilía en la plaza de San Pedro, el papa Francisco anunciaba la canonización de 'La voz de los sin voz', el monseñor Óscar Romero. Sputnik conversó con el embajador de El Salvador en Moscú, Efrén Arnoldo Bernal Chévez, quien reflejó el sentimiento compartido de su pueblo tras esta histórica canonización.

    San Romero de América, como suelen llamarlo algunos de sus fieles, se convirtió en el primer santo de la Iglesia católica de origen salvadoreño y el primer arzobispo mártir de toda América Latina.

    "Me siento igual que mi pueblo. Desbordado de júbilo, de esperanza y también esperando que este gran acontecimiento nos conduzca a conocer la verdad, a hacer justicia, a perdonar y a reconciliar el país", confesó al respecto Arnoldo Bernal en una entrevista concedida a Sputnik en el marco de la ceremonia celebrada en Moscú por la canonización de Óscar Romero.

    • Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      © Foto : Oleg Leonov
    • Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      © Foto : Oleg Leonov
    • Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018
      © Foto : Oleg Leonov
    1 / 3
    © Foto : Oleg Leonov
    Ceremonia en honor a la canonización de Óscar Romero en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, 19 de octubre de 2018

    "Perdonar y reconciliar el país"

    En la década de 1970, en medio de un ambiente de crisis política y social que vivía El Salvador, Óscar Romero aprovechó su autoridad eclesiástica para defender a los más pobres y desposeídos. Fiel siervo de Dios, él nunca quiso ser político y decía que la paz no puede ser "producto del terror ni del miedo", pero sí de "la generosidad, es derecho y es deber". No obstante, el asesinato de su fiel amigo Rutilio Grande lo arrastró a una mayor inmersión en la vida social del país.

    En sus homilías el arzobispo denunciaba los actos de violencia, homicidio, desapariciones, torturas y secuestros realizados por el entonces Gobierno y los grupos paramilitares de extrema derecha como los escuadrones de la muerte.

    "Yo quisiera hacer un llamamiento, de manera especial, a los hombres del ejército. Y en concreto, a las bases de la Guardia Nacional, de la policía, de los cuarteles. Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos (…) En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo, les suplico, les ruego, ¡les ordeno!, en nombre de Dios: cese la represión", llamó Óscar Romero el 23 de marzo de 1980.

    Su postura pública contra los excesos de la derecha lo enfrentaron con sus victimarios. Un día después del llamamiento a los militares, el 24 de marzo de 1980, un francotirador le quitó la vida con un disparo en el corazón mientras presidía una misa. Tres décadas después del homicidio, se conocería el nombre de su asesino: Marino Samayor Acosta, un subsargento de la entonces Guardia Nacional y miembro del equipo de seguridad del expresidente de la República.

    Los salvadoreños no necesitaban conocer a Óscar Romero personalmente para llorar su muerte como la de un ser querido. Bastaba con asistir a sus sermones y escuchar sus discursos por la radio. 'La voz de los sin voz', así lo llamaron en vida los salvadoreños y así quedó en la memoria colectiva.

    "Su decisión fue optar privilegiadamente por el pueblo, por los pobres que estaban sufriendo. Eso lo llevó a convertirse en 'La voz de los sin voz'. Por eso los asesinos de nuestro pueblo no le perdonaron", compartió Bernal Chévez.

    El funeral del arzobispo, celebrado el 30 de marzo de 1980, se convertiría en la marcha popular más concurrida de la época. De nada sirvió el toque de queda y el estado de sitio anunciado por las facciones ultranacionalistas de los cuerpos armados. La plaza frente al Palacio Nacional de El Salvador reunió a 250.000 personas a pesar de que se sabía que los escuadrones de la muerte se habían preparado para dispersarlos a tiros.

    De acuerdo con los reportes, unas 40 personas murieron aquel día.

    La masacre realizada aquel día por los grupos paramilitares de derecha marcaron el punto de no retorno para la guerra civil de El Salvador. En conflicto sumió al país centroamericano en una década de violencia armada que culminó solo con los Acuerdos de Paz de Chapultepec en 1992.

    Más: El Salvador: "Es el momento de iniciar el despegue"

    "Salimos con los acuerdos de paz de una etapa de locura, una etapa en la que se reprimió salvajemente a nuestro pueblo (…) Es por eso que, como el papa bien dice, el monseñor Romero refleja la pluralidad de nuestro pueblo", resume Arnoldo Bernal.

    Treinta y ocho años después de su muerte, en la homilía en la plaza de San Pedro, el papa Francisco resaltó el coraje de san Óscar Romero para afrontar su vida y morir como mártir. La canonización del monseñor ya ha sido llamada como un acontecimiento de gran importancia no solo para El Salvador, sino para toda América Latina y el mundo católico. Aunque, más que un santo, para el país centroamericano Óscar Romero siempre fue un héroe nacional, una persona que siempre fue fiel a su propio lema: "Esfuércese no por tener más, sino por ser más".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Óscar Romero, El Salvador