17:59 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Un camello, imagen referencial

    ¿Para qué los saudíes aumentan los labios a sus camellos? (fotos)

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    0 92

    Las autoridades saudíes han prohibido las cirugías estéticas en animales, en particular, en camellos. Pero ¿por qué tienen tanto éxito en el país árabe? Sputnik conversó con varios dueños de estos animales y con veterinarios al respecto.

    ¿A qué se debe este fenómeno social? Según los cánones de belleza saudíes, un camello —una parte importante del patrimonio nacional del país árabe— debe tener bigote, una cabeza grande, un cuello ancho y unas orejas duras y pequeñas, además de ojos y labios expresivos. Asimismo, su cuerpo y jorobas deben ser muy grandes. Para hacer un camello más 'de raza', los cirujanos clandestinos solían inyectarle los labios.

    A la izquierda: un camello tras un aumento de labios

    Concursos de belleza para camellos

    Cada 1 de enero, en Arabia Saudí se celebra un certamen de belleza internacional en el que solo participan hembras de camello. Más de 30.000 animales de todos los países del golfo llegan a Arabia Saudí para tomar parte en este prestigioso concurso, que tiene un premio de más de 40 millones de dólares. Sin embargo, algunos de los dueños no son tan honestos en su lucha por el premio.

    Así, en 2017, 12 camellos fueron expulsados del certamen por el uso ilegal de la toxina botulínica (botox) por sus dueños. Este caso tuvo gran repercusión en la sociedad y llegó a ser un precedente para la prohibición de la cirugía plástica en animales a nivel estatal. El hecho es que las cirugías cosméticas no solo dañan a los camellos, sino que también afectan de manera negativa su acervo genético.

    ¿Para qué sirven estas cirugías?

    Según afirmó a Sputnik un criador de camellos saudí, Jaled Qahtani, las cirugías se hacían por dos razones.

    Primero, un camello más bello puede venderse a un precio muy alto o ganar un concurso prestigioso, afirmó el hombre. Segundo, "un camello blanco o con los ojos azules es un gran orgullo, todo el mundo te conoce y habla de ti. Un precio de un camello tan raro puede ascender a varios millones de dólares", reveló Qahtani.

    El hombre destacó que, pese a la creencia popular, solo un veterinario —y no un esteticista— es capaz de llevar a cabo una cirugía de este tipo. No obstante, solo "van por ello por necesidad".

    Te puede interesar: Vivisección en conejos en clases de medicina de la UNAM (vídeo)

    Por su parte, un veterinario de la clínica Al Taweej (Riad), Muhammed Fahmi, afirmó que las cirugías son inadmisibles si tienen por objeto mejorar la apariencia física de un animal antes de un concurso, pero hay otro tipo de operaciones quirúrgicas que pueden salvar la salud o, en algunos casos, la vida de un camello.

    ¿Qué daños pueden causar?

    El director general del Departamento de Sanidad Animal del Ministerio del Medio Ambiente de Arabia Saudí, Ali Dwirdj, declaró a Sputnik que las "cirugías ilegales pueden ser perjudiciales para la salud del animal y siempre constituyen un riesgo, ya que los mecanismos de control estatal no funcionan aquí. En la mayoría de los casos, se llevan a cabo en condiciones no estériles, además, es imposible enjuiciar a un veterinario por sus errores".

    Dwirdj agregó que la nueva ley prevé una multa tanto para los veterinarios como para los criadores de camellos. En particular, la multa para el médico asciende a unos 14.000 dólares.

    No se prohíbe lavar y cortar el pelaje

    En Arabia Saudí hay especies de salones de belleza para los camellos. Según declaró a Sputnik Qahtani, se pueden encontrar en cualquier mercado. Allí se puede lavar o cortar el pelaje de tu mascota, así como aplicarle aceite para que sea más suave. 

    No obstante, subrayó que algunos tipos de aceite son capaces de cambiar la pigmentación del pelaje, aunque "eso no es ningún crimen, sino una pequeña trampa". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    camellos, cirujanos, cirugía estética, animales, Arabia Saudí