12:37 GMT +318 Octubre 2018
En directo
    Terremoto de 2017 en México

    A un año del 19S: qué es la vigilancia ciudadana en la Ciudad de México

    CC BY-SA 4.0 / ProtoplasmaKid / Terremoto de Puebla de 2017 - Ciudad de México - 15
    Sociedad
    URL corto
    Eliana Gilet
    0 0 0

    Miles de edificios fueron afectados por el sismo del 19 de septiembre de 2017 y 38 colapsaron. Desde entonces, se abrió un espacio a la crítica y a la preocupación de la ciudadana sobre el crecimiento de la ciudad y los efectos de la especulación inmobiliaria. Sputnik habló con una de las vecinas afectadas por las nuevas construcciones.

    Desde entonces, los vecinos comenzaron a vigilar las nuevas construcciones de las dos alcaldías más afectadas, Benito Juárez y Cuauhtémoc, al tiempo que distintos grupos han denunciado el riesgo de la construcción de grandes torres en zonas de afectación sísmica, ya que Ciudad de México fue construida sobre el terreno blando que antes ocupaba un sistema de lagos.

    El edificio que empezaron a construir en diciembre pasado en el predio que colinda con la casa de Rosa Castillo y que tiene su frente hacia Salamanca #11, en el corazón de la Ciudad de México, ya empezó a causar problemas para sus vecinos.

    "El 22 de agosto pasado, hace un par de semanas, tuvieron una grave falla en la construcción a partir de un minitemblor que hubo en Ciudad de México. Se cayeron las estructuras que apuntalaban los predios contiguos a la construcción", relató Rosa a Sputnik.

    El sismo fue de 5.3 en la escala Richter. Según explican los geólogos, la tierra libera a diario energía en forma de temblores con bajas magnitudes, pero como no puede ser previsto cuándo ocurrirá un sismo más grande, la percepción de los más pequeños pone a todos en alerta.

    Más información: ¿Quién se benefició a costa de las víctimas de los terremotos en México?

    Sobre todo cuando se acerca septiembre, mes en que ocurrieron los últimos dos grandes sismos de la historia de la Ciudad: en 1985 y en 2017.

    Ese día los vecinos llamaron a Protección Civil, que envió sus inspectores y clausuró la obra de manera indefinida. Todo lo que la rodea es un misterio. Originalmente el predio estaba ocupado por una casa antigua, que había sido protegida por el Instituto Nacional de Bellas Artes por su valor artístico. Hay otras tres casas de las ocho colindantes con el edificio en construcción que lo están.

    La casa y el predio extensos habían quedado abandonados durante mucho tiempo, hasta que un día llegaron cuadrillas de trabajadores a demolerla.

    "Cuando demolieron y empezaron a hacer trabajo de excavación, vinieron e hicieron que firmáramos un documento que decía que los vecinos estábamos enterados que se iba a levantar un edificio de 12 pisos y tres de estacionamientos subterráneos, pero entonces tampoco habíamos dimensionado lo que implicaba", contó la vecina afectada.

    No te lo pierdas: México ya tiene aplicaciones que alertan terremotos

    Quienes llegaron de manera individual fueron escribanos que daban fé pública de que el acto se estaba llevando a cabo — el aviso a los vecinos que luego serían afectados — pero no les dejaron copia de ese documento y no han podido saber hasta ahora, cuál es el nombre de la empresa que está construyendo.

    Rosa Castillo relató a Sputnik que tras el mini sismo del 22 de agosto de este año y la clausura de la obra por parte de Protección Civil, presentó una denuncia ante la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México, requiriendo información acerca de la empresa y datos precisos de la construcción.

    Los vecinos de la calle Puebla están dispuestos a movilizarse de manera conjunta si la obra se reanuda. Castillo relató que el mini sismo quebró cuatro de las seis estructuras que apuntalan el "muro Milán", que se va construyendo a medida que se excava el pozo para los cimientos del nuevo edificio.

    Te puede interesar: Las imágenes del devastador terremoto de México

    La función del muro Milán es sostener los cimientos de los edificios de alrededor, para que el vacío no los afecte y los haga ceder.

    "Con el mini sismo, se movieron los cimientos de tres edificios pegados a la zona donde ya estaban excavando, dos que dan a la Avenida Chapultepec y otro que da a la calle Puebla".

    Uno de los que da hacia la Avenida Chapultepec, una de las grandes arterias viales del centro de la Ciudad, está junto a la estación de metro y se le hizo una grieta en la parte trasera en la parte que da hacia la nueva construcción, relata Rosa.

    "Al día siguiente, la empresa mandó gente a resanar las grietas y averías que causó, nos pidieron que desalojáramos los edificios y no durmiéramos aquí. Ofrecieron hoteles a los vecinos más afectados", relató Castillo a Sputnik.

    La empresa envió camiones que rellenaron el hueco pero los vecinos pidieron otras opiniones sobre la medida y creen que o es acertada. "Un relleno real tiene que ser de arcilla, para que logre compactarse. Ellos rellenaron para que hubiera peso que ayude al muro Milán para no seguir dañando los inmuebles", analizó la entrevistada.

    Vinculado: Así 'respira' el asfalto tras el sismo en México

    A raíz de la afectación, la vecina comenzó a contactarse con otros vecinos. Es el mismo método que han utilizado en otros casos, dónde la organización resurgió ante la presión que la especulación inmobiliaria impone, multiplicando las construcciones en la zona céntrica de la Ciudad.

    "Es un hecho la falta de seriedad con la que las constructoras están haciendo las edificaciones, con un cinismo radical que pone en riesgo a muchísimas vidas, no sólo en esos edificios sino en las construcciones de al lado", explicó.

    Hay decenas de artículos e investigaciones periodísticas que demuestran el mal estado de edificios con menos de 10 años de construidos que quedaron inutilizables tras el último sismo grande del 19 de septiembre de 2017 y esa memoria está presente entre la gente.

    También el fantasma de las casi 400 personas que murieron esta vez, 228 en esta capital, atrapados en los edificios colapsados.

    "Cuando fuimos a reclamar a la obra, uno de los ingenieros nos dijo: ´señorita es que estamos construyendo sobre gelatina, qué podemos esperar´. Pues si no son suelos buenos, que no hagan ese tipo de construcciones" agregó Rosa Castillo.

    Durante este 19 de septiembre, a un año del último gran sismo, los afectados y muchos de quienes despertaron en esta conciencia ciudadana de la Ciudad se movilizaron para recordar a las personas fallecidas y exigir el avance del proceso de Reconstrucción de la Ciudad, que está paralizado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    inmueble, especulación, terremoto, México