06:11 GMT +318 Octubre 2018
En directo
    Un restaurante, imagen referencial

    Un restaurante alemán causa revuelo tras prohibir la entrada a niños

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    221

    El restaurante Oma's Küche se ha vuelto conocido fuera de Alemania tras imponer una peculiar restricción. El negocio prohibió que los menores de 14 años permaneciesen en el establecimiento durante la cena, es decir a partir de las 5 de la tarde.

    Así pretendían 'castigar' a los padres que no hacen nada cuando sus hijos molestan a otros comensales del restaurante.

    El propietario, Rudolf Markl, explicó al medio Deutsche Welle que el mal comportamiento de algunos niños —ante la pasividad total de sus padres— le hizo tomar medidas para garantizar la tranquilidad de los clientes. Markl subrayó también que la decisión no está dirigida contra los propios niños, sino contra los padres que no tratan de controlar la conducta de sus hijos.

    Mientras tanto, el comportamiento inadecuado de algunos niños causó daños a la propiedad o provocó quejas de otros clientes que pretendían disfrutar de un ambiente tranquilo durante la cena. En consecuencia, mucha gente aplaudió la decisión de Markl.

    También: ¡Judíos no! Restaurantes jordanos niegan su servicio a los israelíes

    El asunto ha sido muy controvertido. De hecho, mucha gente calificó la restricción como una inadmisible discriminación por causa de la edad.

    Oma's Küche (La cocina de la abuela, en español) no es el primer restaurante en implementar una política parecida. Otros sitios, como por ejemplo Hampton Station en Florida (EEUU) y Little Bistro (Nueva Zelanda) impusieron restricciones parecidas.

    El propietario del local estadounidense indicó que tuvo que recurrir a la medida tras un incidente con un niño, sin mencionar más detalles. Su decisión de colocar un cartel de 'No se admiten niños' también provocó una gran protesta. El propietario del restaurante neozelandés, por su parte, indicó que la medida no había causado apenas revuelo.

    A lo largo de los últimos años abundan más ejemplos. Algunos restaurantes fueron boicoteados, mientras que otros acabaron aumentando su clientela tras la prohibición.

    Rudolf Markl no espera que la decisión tenga una influencia considerable en su negocio, ya que ahora sigue teniendo muchos clientes, mientras que los turistas con niños pueden elegir cualquier otro local de los alrededores.

    Tema relacionado: "No son bienvenidas": un restaurante en Madrid cancela una reservación de 100 mujeres rusas

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Cine alternativo para niños se exhibe en Valencia
    Fuertes críticas a Erdogan: el líder turco habla con una niña sobre su martirio (vídeo)
    Etiquetas:
    polémica, restricciones, restaurante, niños, Alemania