En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    174
    Síguenos en

    Cancún es tal vez uno de los principales destinos turísticos de México que, junto con Acapulco, ya no puede disimular la invasión de la violencia. Sputnik conversó con un periodista local para entender el origen del problema.

    Héctor Valdez es un periodista independiente del estado de Quintana Roo que hace 10 años abrió su propio medio digital, usando como plataforma una red social, y fue pionero. Aunque dice que él no es un periodista profesional, tiene una carrera que lo contradice y que empezó en la radio, a sus 15 años, más de 40 años atrás.

    Sputnik conversó con él para comprender las raíces de la violencia en el estado maya de la República mexicana, que en los últimos 25 años viró su destino y su sustento económico hacia el turismo y el sector de servicios.

    Según los últimos datos oficiales brindados por el Sistema de Seguridad Pública, Quintana Roo fue el tercer estado en registrar un aumento significativo en la cantidad de homicidios, después de Nayarit, en la costa del Pacífico; y Guanajuato, en el corazón agrícola del país.

    El fiscal de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Chen, le dijo a la periodista Alejandra Galicia que en 2017 su oficina abrió 519 investigaciones por homicidio; mientras que en el período comprendido entre enero y julio de 2018 ya iniciaron 337 investigaciones por el mismo delito.

    Explica Héctor Valdez que es "una teoría bastante aceptada entre la gente crítica" que la violencia actual se disparó en simultáneo al último cambio de Gobierno a fines de septiembre de 2016. "Hubo un nuevo cártel que entró al estado junto al Gobierno. Si fue un acuerdo directo entre ellos, no lo sabemos", relató a Sputnik.

    Advirtió que algunas de las principales figuras con las que inició su Gobierno Carlos Joaquín González en Quintana Roo, tenían abiertas en su contra distintas causas penales graves. No es la excepción, ya que el anterior gobernador Roberto Borge está preso por lavado de dinero.

    Así, las capas dirigentes tienen ya tiempo teñidas por la desconfianza. La violencia tuvo su episodio inaugural en Cancún el 17 de enero de 2017, menos de seis meses después del cambio de Gobierno, cuando un comando armado atacó a balazos (e incluso granadas, dijo el periodista) la sede de la Fiscalía General de Justicia del estado de Quintana Roo, localizada en el epicentro turístico antes mencionado. Murieron varios civiles y un policía.

    Una semana antes, una balacera había desatado el pánico en el festival de música electrónica BPM que se hace en Playa del Carmen, donde cuatro personas murieron por las balas y una más, de origen estadounidense según los reportes periodísticos, murió aplastada por la avalancha de gente en pánico que corrió ante el sonido de los proyectiles.

    Valdez explicó a Sputnik que el efecto no deseado que generó esa balacera fue que se limitaran este tipo de fiestas en Playa del Carmen y terminaran moviéndose a Tulum, el lugar dónde Valdez vive y trabaja en su portal, llamado Tulum en Red.

    "Tulum es un lugar tranquilo que se promociona a nivel internacional como un destino ‘hippie, ecochic'. Cancún tiene un millón de habitantes, Tulum, 25.000. Es 30 veces más chico pero en la primera mitad del año ya han allí ocurrido 19 de las ejecuciones en todo el estado de Quintana Roo. Y los intentos de asesinato fueron alrededor de 25 en ese período. Ha habido balaceras a la luz del día, pero no se mencionan esas cosas porque es un estado turístico", explicó.

    Recientemente fueron asesinados con un mes de diferencia dos periodistas de Playa News, una página web que como la de Valdez se publica únicamente en redes sociales. Ruben Pat Cahuich, el director de Playa News, fue muerto el 24 de julio en Playa del Carmen. Había sido detenido arbitrariamente por policías locales el 25 de junio, recordó Héctor Valdez. El hecho fue denunciado por el Alto Comisionado de la ONU en México tras conocerse públicamente el crimen.

    "Lo detuvo ese día la Policía y ahora usan esa detención para victimizarlo. La Fiscalía General del estado deslizó la información de que Pat había sido detenido como sospechoso de colocar narcomantas. Eso se difundió ahora y la Fiscalía no hizo hincapié, lo dejó solo como un dato", explicó.

    Valdez dijo que muchas veces, los periodistas llegan antes que las patrullas y las ambulancias a los lugares donde se cometieron crímenes y que por eso suelen cuestionarlos y ponerlos como sospechosos.

    "La Policía es muy lenta y las ambulancias tienen un protocolo de no entrada a donde hubo un tiroteo hasta que no lo asegure la Policía. He sido testigo de la muerte de personas que habían sido ejecutadas pero permanecieron vivas 15 o 20 minutos antes de morir, y murieron frente a mí, por esas tardanzas. Los reporteros llegamos antes, salimos buscando los disparos", sostuvo.

    Explicó que esa vez con Pat fue similar, él llegó primero y se lo llevan como sospechoso. "Pero lo detuvieron y lo dejaron ir a las pocas horas, aparentemente sin cargos y ahora resulta que está investigado. Eso no lo dieron a conocer antes, lo dieron a conocer después de su muerte", añadió.

    Además de la violencia desatada, están los límites económicos para el ejercicio del periodismo. El contexto en el que el gremio se mueve es controlado económicamente por los políticos locales, quienes utilizan los dineros públicos como un mecanismo de premios y castigos con los medios y periodistas, algo que en México se conoce como "chayote".

    También hay varios políticos en Quintana Roo que son dueños de sus propios diarios y canales de televisión. "Hay medios que nacen y mueren con un sexenio", explicó Valdez para hacer más gráfica esta situación.

    Además: Futuro titular de Seguridad Pública promete un México en paz para 2024

    El contexto que generó la explosión turística de Cancún tras la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1992, ha dejado una sociedad aún más desigual, dónde los locales terminan encargados de los trabajos básicos y peor pagos, cobrando sueldos entre los 200 y los 500 pesos mexicanos al día (entre 10 y 25 dólares).

    "Quintana Roo parece muy tranquilo. Todo el mundo trata de que parezca en calma, pero el turismo trae grandes inequidades. Eso sumado a políticos corruptos y medios controlados por el chayote, imagina lo que tenemos", reflexionó para Sputnik.

    Además:

    Arrestado uno de los narcos más buscados de México
    Un nuevo fenómeno social en México: empresarios y narcos entablan lazos a través del matrimonio
    Etiquetas:
    narcotráfico, dinero, paraíso, turismo, crimen, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook