05:16 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    1086
    Síguenos en

    Este 17 de julio se cumplieron 100 años de la ejecución del zar Nicolás II y su familia en la casa de Ipátiev, Ekaterimburgo. Un día después fueron asesinados los príncipes Ioánn, Konstantín e Ígor Konstantínovich Románov en una mina abandonada de Alapáevsk, 130 kilómetros al norte.

    Sputnik habló en Montevideo con Nicoletta Farace, nieta de Ioánn e hija de Ekaterina Ioánnovna Románova, la última miembro de la familia real nacida antes de la Revolución de 1917.

    Nicoletta recibe a Sputnik en su apartamento y descuelga de las paredes las fotos que recuerdan la suerte trágica de los Románov. Abre un álbum con las imágenes de su viaje, hace 20 años, a San Petersburgo, cuando los restos de la familia del zar fueron enterrados en la Fortaleza de Pedro y Pablo.

    Fue la primera y única vez que Nicoletta viajó a la patria de sus antepasados. "Mi madre no quiso ir, dijo que se iba a morir si volvía, así que fuimos con mi hermana y nos encontramos en San Petersburgo", cuenta.

    "Tenía el corazón en la boca", rememora, y recuerda el palacio de Pávlosvsk, donde nació su madre el 25 de julio de 1915, con su espléndido parque.

    • El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      © Sputnik / Vsevolod Tarasevich
    • El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      © Sputnik / Sergey Vetrov
    • El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      © Foto : Sergey Kompanichenko
    • El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      © Sputnik / Sergey Subbotin
    • El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.
      © Sputnik / Sergey Subbotin
    1 / 5
    © Sputnik / Vsevolod Tarasevich
    El palacio de Pávlovsk, en la región de San Petersburgo.

    También le causó una profunda emoción conocer el Palacio de Mármol, en San Petersburgo, y los apartamentos privados que pertenecieron a su bisabuelo, el gran duque Konstantín Konstantínovich Románov, un conocido poeta y escritor que tradujo Hamlet del inglés al ruso.

    Nicoletta muestra las fotos del salón de baile del palacio, donde se celebró el banquete en honor a la familia, en julio de 1998.

    Banquete en el Palacio de Mármol en julio de 1998
    © Foto : Foto del archivo personal de Nicoletta Farace.
    Banquete en el Palacio de Mármol en julio de 1998
    Allí vivieron después el príncipe Ioánn Konstantínovich Románov y su esposa, la princesa Elena de Serbia, hermana del rey Alejandro I de Yugoslavia. La pareja tuvo dos hijos, Vsévolod y Ekaterina, sobrina segunda y ahijada de Nicolás II, cuyo título nobiliario era 'Su Alteza Serenísima Princesa de Sangre Imperial'.

    Príncipe Ioánn Konstantínovich Románov, padre de Ekaterina Románova y abuelo de Nicoletta Farace
    © Foto : Cortesía Nicoletta Farace
    Príncipe Ioánn Konstantínovich Románov, padre de Ekaterina Románova y abuelo de Nicoletta Farace

    En agosto de 1914, al comenzar la I Guerra Mundial, Ioánn partió al frente. Tras la abdicación del zar Nicolás II después de la Revolución de Febrero de 1917, el príncipe fue encarcelado junto con sus hermanos Konstantín e Igor. Los tres fueron enviados a una escuela de los Urales, donde estuvieron presos durante varios meses.

    Al día siguiente del asesinato de la familia real, en la noche del 17 al 18 de julio, Ioánn y sus hermanos, la hermana de la emperatriz, la gran duquesa Elizabeta Fiódorovna y el Príncipe Vladímir Pávlovich Paléi, fueron arrojados a una mina abandonada, en la localidad de Alapáyevsk, donde agonizaron durante varios días.

    Princesa Elena Petrovna, madre de Ekaterina Románova y abuela de Nicoletta Farace
    © Foto : Cortesía Nicoletta Farace
    Princesa Elena Petrovna, madre de Ekaterina Románova y abuela de Nicoletta Farace

    Ioánn tenía 32 años. Elena, su esposa, fue detenida en la ciudad de Perm. Ekaterina y su hermano Vsévolod pudieron salir de Rusia gracias a su abuela, la gran duquesa Elizaveta Mavrikevna, esposa del gran duque Konstantín Konstantínovich, que los llevó a Suecia. Más tarde, el gobierno revolucionario permitió a Elena Petrovna salir del país para reunirse con sus hijos.

    Cuando los ejércitos blancos llegaron a los Urales bajo el mando del almirante Alexander Kolchak, levantaron los cuerpos de la mina, los colocaron en féretros y los llevaron a una cripta. Pero cuando los blancos tuvieron que retroceder por la avanzada del Ejército Rojo, llevaron los cuerpos a través de Siberia hasta China, donde los enterraron en una iglesia ortodoxa. Más tarde, la iglesia fue destruida y en su lugar hay un campo de golf y un estacionamiento, relata Nicoletta.

    Gran Duquesa Elizaveta Mavrìkevna
    © Foto : Cortesía Nicoletta Farace
    Gran Duquesa Elizaveta Mavrìkevna

    Desde Suecia, Elena y sus hijos Ekaterina y Vsévolod viajaron a Belgrado, donde vivieron bajo la protección del rey Alejandro I de Yugoslavia, que les compró una casa en la Costa Azul francesa, donde fueron a vivir.

    Al llegar a la edad escolar, la familia se instaló en Londres. "Mi madre recordaba que cambiaba frecuentemente de escuela con distintos apellidos por miedo a las represalias", cuenta Nicoletta.

    Ekaterina, que era sobrina nieta de la princesa Elena de Montenegro, reina de Italia, visitaba con frecuencia el Palacio del Quirinale en Roma. En esa ciudad conoció a su futuro marido, el diplomático marqués Ruggero Farace di Villaforesta, con quien se casó en 1937 y tuvo tres hijos: Nicoletta (1938), Fiammetta (1942) y Ivan Giovanni (1943).

    Nicoletta continúa relatando el periplo que depositó en Montevideo a la última descendiente Románov nacida bajo el zarismo.

    Te puede interesar: La última de los Románov: el misterio de la gran duquesa Anastasia

    El marqués Farace di Villaforesta fue nombrado cónsul general en Nueva York, donde la familia vivió varios años, pero luego fue trasladado a Uruguay como embajador en 1963. En Montevideo, Nicoletta empezó a trabajar en la oficina de las Naciones Unidas, hasta que en 1966 se casó, nacieron sus dos hijos, Alexandra y Eduardo, y se dedicó a ellos.

    En 1970 falleció el marqués Farace di Villaforesta. Ekaterina fue a vivir con su hija Fiammetta en Nueva York y pasaba los veranos en Punta del Este. En 1983, cuando Nicoletta enviudó, se quedó definitivamente en Montevideo.

    Nicoletta recuerda que le gustaba mucho Uruguay, visitar su casa de Punta del Este con sus nietos, le encantaba la lectura y estaba siempre al tanto de todo lo que pasaba en el mundo. Tenía por afición pintar íconos teniendo al lado a su gato persa.

    La princesa falleció el 13 de marzo de 2007 a los 92 años. Con su muerte, la rama Konstantínovich de la dinastía Románov se cortó.

    Te recomendamos: La última integrante de la Casa Románov que murió en Uruguay

    Nicoletta tiene fresca en la memoria la emoción que le produjo la visita a San Petersburgo hace veinte años. Quedó deslumbrada por la belleza de la ciudad. "Cuando volví [del viaje] estaba abrumada, le pedí a mis hijos que no me pregunten nada, porque me tenía que reponer", recuerda.

    Su madre, Ekaterina, escuchó con mucha tristeza el relato y repitió que, si hubiera ido, le hubiera dado un infarto.

    Salón del Palacio de Mármol preparado para el banquete en julio de 1998
    © Foto : Archivo personal de Nicoletta Farace
    Salón del Palacio de Mármol preparado para el banquete en julio de 1998

    "La emoción de haber podido ir a donde vivieron mis antepasados maternos, donde nació mi madre, y conocer tantos miembros de la familia venidos de todas partes del mundo para esa ocasión, fue muy grande", comenta.

    Este año, Nicoletta no viajó a la ceremonia en San Petersburgo con ocasión de los 100 años de la muerte de su abuelo y familiares. Su hermano, el marqués Iván Giovanni Farace di Villaforesta y su señora, que viven en Francia, sí se hicieron presentes.

    Además:

    Una artista rusa 'colorea' la historia a través de imágenes de los Románov, Lenin o Lorca
    Descendiente de la dinastía Románov se convierte en el millonario más joven de Inglaterra
    El análisis de los restos de la familia Románov durarán 2 o 3 años
    Etiquetas:
    revolución, monarquía, los Románov, Uruguay, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook