12:23 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    Honolulu, Hawái

    La desconocida historia de cómo Hawái pudo formar parte de Rusia

    © Sputnik / Sergei Guneyev
    Sociedad
    URL corto
    161

    Hace 120 años EEUU se anexionó las islas Hawái, algo que ocurrió pese a que los hawaianos no eran partidarios de la anexión, asegura Alexandr Antoshin en un artículo para el periódico ruso Vzglyad.

    El primer encuentro

    Para los europeos, Hawái fue descubierto en 1778 por el famoso explorador británico James Cook. En un primer momento los isleños ayudaron a los marineros europeos y se mostraron muy hospitalarios con ellos, dado que los tomaron por dioses. Cook decidió entonces regresar a las islas un año después de su primer encuentro para pasar allí el invierno antes de su vuelta a casa. 

    No obstante, a su regreso encontraron una acogida hostil, que acabó con la muerte del propio Cook y de algunos de sus marineros. La expedición fue encabezada entonces por el nuevo capitán, Charles Clerk, quién comenzó una guerra contra los aborígenes. 

    El monumento al capitán Charles Clerk, ubicado en la región rusa de Kamchatka
    © Sputnik /
    El monumento al capitán Charles Clerk, ubicado en la región rusa de Kamchatka

    Después de que los británicos quemaran algunos de sus asentamientos, los isleños presentaron a la tripulación europea varias cestas con carne —probablemente humana— y con la cabeza de James Cook, lo que dio lugar al mito sobre su canibalismo y sobre el hecho de que Cook fue en realidad devorado por los nativos del lugar, recuerda Antoshin.

    ¡Viva el rey!

    Durante los enfrentamientos contra los británicos, los hawaianos aprendieron algunas reglas militares, principios económicos y bases del sistema político de Europa.

    Tras los británicos a las islas empezaron a llegar ingleses, franceses, estadounidenses y rusos. Un caudillo joven de la zona llamado Kamehameha, al entender los beneficios del comercio, muy pronto obtuvo armas de fuego y organizó un ejército propio. Asimismo, se convirtió en Kamehameha I, el primer rey de Hawái. En este proceso siempre recibió el apoyo de su esposa Kaahumanu, que en 1824 se convirtió al cristianismo. 

    El manto del primer rey de Hawái, Kamehameha I
    © Sputnik / A. Varfolomeyev
    El manto del primer rey de Hawái, Kamehameha I

    Entre potencias mundiales

    En 1815 cerca de una de las islas de Hawái —la isla Kauai— naufragó el barco ruso Bering y todas las posesiones que transportaba la nave fueron incautadas por el jefe indígena de la isla. Para resolver este asunto que afectaba a las posesiones del Imperio Ruso, el alemán Georg Schäffer, acompañado por un grupo de marineros rusos, viajó hasta las islas.

    Allí Shäffer decidió prestar ayuda a las autoridades indígenas para derrocar a Kamehameha. A cambio, el jefe local prometió convertirse en vasallo del Imperador ruso. Shäffer comenzó a construir fortalezas y un pueblo en la isla, lo que causó el descontento de EEUU, destaca Antoshin.

    Los estadounidenses se encargaron entonces de difundir rumores sobre los rusos y los hawaianos decidieron abandonar las fortalezas rusas. Finalmente, el emperador ruso, Alejandro I, rechazó anexarse las islas y prescindió de los servicios de Shäffer. 

    Alejandro I, emperador ruso
    © Sputnik / Mikhail Filimonov
    Alejandro I, emperador ruso

    En los años cuarenta del siglo XIX, Kamehameha II viajó por todo el mundo a la búsqueda de aliados poderosos. Pidió a Nicolás I que aceptara las islas como parte de su imperio y aunque los diplomáticos y empresarios rusos aconsejaran al monarca que aceptara, finalmente el emperador decidió poner fin a las aspiraciones rusas en Hawái, asegura el artículo. 

    También te puede interesar: ¿Qué papel desempeñó Rusia en la Guerra de Secesión?

    Kamehameha III continuó con el camino emprendido por sus antecesores y fomentó la presencia de extranjeros, que tantos beneficios había dado a la élite hawaiana. 

    No obstante, también había desventajas, como las nuevas enfermedades y las crecientes luchas por controlar Hawái. 

    Los reyes del azúcar y el final de la monarquía

    El fallecimiento del último rey de la dinastía Kamehameha en 1872 desembocó en la celebración de elecciones. Aunque en un primer momento se alzó con la victoria un pariente lejano de los Kamehamehas, este murió pronto y el poder acabó en manos de un nacionalista llamado Kalakaua.

    El nuevo mandatario colaboró con EEUU, sobre todo en el sector del azúcar, y decidió viajar por el mundo mientras dejaba a su hermana, Liliuokalani, como regente del país. Su cuñado, además, era estadounidense. 

    Durante la ausencia del nuevo rey, los empresarios —llamados 'reyes del azúcar'— se hacían cada vez con más poder. Al regresar a Hawái, Kalakaua tuvo que firmar una nueva Constitución que recortaba significativamente su poder. Así fue como Hawái se convirtió en una república oligárquica.

    Más tarde, Liliuokalani llegó a ser la reina de las islas y trató de recuperar el viejo poder real, aunque fue derrocada en 1893. El poder pasó entonces a manos de un Gobierno provisional, encabezado por uno de los 'reyes del azúcar' más poderosos: Sanford Dole. 

    Dole pidió entonces a EEUU que las islas fueran anexadas a la federación. No obstante, el Partido Democrático se negó entonces a anexarse los territorios y a intervenir en los asuntos de un Estado soberano, lo que hizo que Dole se convirtiera en presidente de la República de Hawái. 

    Más: ¿Qué había detrás de las disputas territoriales entre la URSS y Turquía?

    En 1898 hizo una nueva solicitud de ingreso a EEUU y esta vez sí que fue aceptada por haber empezado la guerra Hispano-estadounidense —que enfrento a lo que quedaba del Imperio español con EEUU—. No obstante, Hawái no fue considerado un estado más hasta 1958. Y tuvieron que pasar 34 años más para que Washington pidiera disculpas por haber derrocado la monarquía de las islas y por haberse anexado el territorio en contra de la voluntad de la población local, concluye el periodista ruso.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El negocio del siglo: ¿por qué Rusia vendió Alaska a EEUU?
    La América rusa o el día que el zar Alejandro II evitó la Tercera Guerra Mundial
    ¿Rusia es un pulpo o un oso? Los mapas satíricos más locos de la historia
    Etiquetas:
    historia, anexión, Hawái, EEUU