15:31 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    A demonstrator holds a baloon that reads Legal abortion now

    Ley de aborto en Argentina: "sería un triunfo parcial" o una "pérdida bastante importante"

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    Sociedad
    URL corto
    414

    En vísperas del tratamiento del proyecto de ley que estipula la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hasta la semana 14 de gestación, Sputnik conversó con un militante antiabortista, una exlegisladora a favor de la legalización del aborto y un joven estudiante organizador de la toma de escuelas.

    El miércoles 13 de junio se espera una sesión maratónica en la Cámara de Diputados con final abierto. Horas antes de que se dé andamiaje al dictamen aprobado por mayoría en el plenario de comisiones este martes 12, aún se prevé una votación reñida. Según Clarín, hay 27 parlamentarios indecisos que tendrán un rol clave.

    Vilma Ripoll, del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), explicó a Sputnik que el dictamen consensuado difiere del proyecto impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, pero que la media sanción igualmente implicaría un "gran triunfo para los movimientos sociales y el pueblo argentino".

    "El dictamen es absolutamente recortado. Sería un triunfo parcial, con contradicciones, no el que esperamos, no el que amerita la situación, pero triunfo al fin", aseguró Ripoll.

    Ripoll, exlegisladora de la Ciudad de Buenos Aires,  aseguró que "el apoyo social que logró este proyecto daba para [tomar en cuenta en el dictamen sólo] lo que dice la gente y no la Iglesia". En ese sentido, señaló que la movilización del 3 de junio, cuando miles marcharon hasta el Congreso con un pañuelo verde, símbolo de la campaña, es "fiel reflejo" de la "voluntad popular mayoritaria" que "ya despenalizó el aborto".

    El dictamen que se votará este miércoles 13 garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la persona gestante hasta la semana 14, inclusive, del proceso gestacional.

    Pasado este plazo sólo se permitirá en caso de violación, si estuviera en riesgo la vida o la salud de la persona gestante, o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. Estas son unas de las principales diferencias con el texto presentado por la Campaña Nacional, que proponía una legalización del aborto sin restricciones.

    Además, el dictamen pide un consentimiento informado, sea adulto o menor de 16 años. La persona gestante tiene derecho a realizarse un aborto en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco días corridos desde su requerimiento.

    Uno de los puntos álgidos del debate fue la introducción de "Consejerías". El artículo 8 del proyecto, además de estipular el ofrecimiento de "información adecuada", prevé la "atención previa y posterior a la IVE de carácter médica, social y psicológica, con el objeto de garantizar un espacio de escucha y contención integral".

    Además: Aborto: claves para entender qué está ocurriendo en Argentina

    Al respecto, Ripoll contó que "verbalmente" los diputados a favor de las consejerías "te dicen que es para tratar de convencer a la mujer de que no se haga el aborto, que es una oportunidad para que reflexionen y no se lo haga".

    A su vez, cuestionó: "¿qué consejerías previas y en manos de qué consejeros puede haber en las las provincias de Salta, Jujuy, del interior de la provincia de Buenos Aires, en Alejandro Korn o la Matanza, donde está lleno de conservadores que van a intentar convencerte de que no te hagas el aborto?".

    El dictamen consensuado también estipula la "objeción de conciencia", que en el artículo 11 plantea que "el/la profesional de la salud" puede eximirse de la obligación de practicar un aborto "cuando manifestare su objeción previamente, de manera individual y por escrito, y la comunicare a la máxima autoridad del establecimiento de salud al que pertenece".

    También se indica que no podrán objetar en caso de que se "requiera atención médica inmediata e impostergable", y prohíbe "la objeción de conciencia institucional y/o de ideario".

    Otro de los puntos del articulado refiere a la elaboración y ejecución de "políticas de salud sexual y reproductiva" y de "Educación sexual integral".

    Más información: Argentina: "Hay condiciones para conquistar el derecho al aborto"

    Ripoll considera que si el dictamen no se aprueba en la Cámara se iría "en contra de la voluntad popular mayoritaria" y a favor "de las presiones de la Iglesia, que aunque no se pueda ver a simple vista, están".

    "Si llegamos a perder tendremos que discutir, porque no se puede volver a presentar el proyecto de ley hasta dentro de dos años, con otro parlamento. Sería una pérdida bastante importante", aseguró.

    De todas formas, si la Cámara Baja lo aprueba, todavía deberá transitar los vericuetos de la Cámara de Senadores, donde la mayoría es reacia a aprobar el proyecto.

    Apoyo estudiantil

    El lunes 11 se realizaron unas 20 asambleas en colegios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para impulsar medidas a favor de la aprobación del proyecto. Sputnik entrevistó a Luciano Rico, de 15 años, militante de la Juventud del MST y miembro de Rebelión Secundaria, la agrupación de estudiantes de Secundaria que surgió en el colegio Mariano Moreno.

    Rico contó que decidieron "tomar el colegio, pernoctar por una noche" y movilizarse al Congreso este miércoles 13 para que "todas las fuerzas queden volcadas ahí. En el Congreso está la pelea real", aseguró.  

    Además, las juventudes estudiantiles piden una "real implementación" de la Ley de Educación Sexual Integral, sancionada 12 años atrás. También exigen que haya protocolos contra la violencia de género en las escuelas. "Estas dos reivindicaciones — apuntó Rico- son de la Coordinadora de Estudiantes de Base, que nuclea a la mayoría de los centros de estudiantes de Capital Federal".

    Rico anunció que si el dictamen no consigue los votos suficientes en Diputados el movimiento estudiantil "probablemente vuelva a hacer asambleas", pero su agrupación ya decidió qué hacer: "vamos a plantear que siga la toma, porque ahora es el momento de dar pelea desde todos los lugares que podamos. Es nuestro momento de defender nuestro derecho", aseguró.

    Posición antiabortista

    "Les pido a los legisladores —dijo a Sputnik Gustavo Morra de Aborto Argentina- que piensen en conciencia y debatan y voten en conciencia. Que piensen realmente en el pueblo, porque el fundamento que se presenta para la legalización del aborto es bastante falaz y no busca la solución del problema sino empeorar más la situación".

    Morra explicó que "la salud pública no se va a mejorar" aprobando el proyecto de ley.  "Quienes vivimos en Argentina sabemos que la Salud Pública está dejando bastante que desear; implementar una práctica como esta, de alto riesgo […] también implicaría varios costos y riesgos, y a lo mejor sería bueno buscar otra solución a la hora de votar".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Argentina: "Hay condiciones para conquistar el derecho al aborto"
    Iglesia católica argentina pide al Congreso que rechace el proyecto que legalizaría el aborto
    Etiquetas:
    ley del aborto, Aborto seguro, legal y gratuito, Vilma Ripoll, Argentina