20:28 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    A group of young migrants from Honduras and El Salvador who crossed the U.S.-Mexico border illegally as they are stopped in Granjeno, Texas

    México dio asilo a más centroamericanos de la caravana migrante que EEUU

    © AP Photo / Eric Gay
    Sociedad
    URL corto
    Eliana Gilet
    332

    México ya ha absorbido hasta un cuarto de los integrantes de la caravana migrante que intentaba entrar en Estados Unidos. Las trabas estadounidenses se presentan como obstáculos difíciles de eludir.

    Mientras 227 de los integrantes de la caravana migrante se entregaron a la autoridad aduanera estadounidense, la Customs and Border Patrol (CBP) solicitando asilo en ese país, México ya absorbió legalmente a un cuarto de sus integrantes, brindándoles un año de estancia temporal en este país.

    Irineo Mujica, coordinador mexicano de Pueblos Sin Fronteras y encargado de las negociaciones con el Instituto Nacional de Migración (INM) mexicano, informó a Sputnik que 170 personas ya obtuvieron sus tarjetas de residencia en este país, con vigencia de un año, y se espera que este martes 15 de mayo otro contingente similar de centroamericanos obtenga las suyas.

    Así México superó en cantidad y rapidez la respuesta dada por Estados Unidos ante la magnitud de la Caravana Migrante: durante más de un mes, 1.200 personas recorrieron la ruta migrante hacia la frontera norte, huyendo de la miseria y la violencia de Centroamérica, particularmente de Honduras, de donde salieron al menos 1.000 de sus integrantes.

    Como México exige visa para entrar a su territorio a todas las personas provenientes de sus países vecinos del sur, la obtención de tarjeta de residencia temporal en este país es una oportunidad de oro, cuando las organizaciones de defensa de los derechos de los migrantes calculan que 2.000 personas entran sin permiso a México, cada día, por su frontera sur.

    La personas que se entregaron a la migración estadounidense deberán vivir un proceso distinto. Algunos de ellos esperaron hasta seis días acampando fuera de las oficinas del puerto de entrada en Tijuana, hasta el 4 de mayo, cuando el último grupo de solicitantes de asilo fue recibido. La CBP no les permitía el ingreso al edificio argumentando que no tenía capacidad de procesar el pedido de tanta gente, según informó el Comisionado de la CBP, Kevin McAleenan.

    Sin embargo, el ingreso no les garantiza la obtención del asilo. Primero deberán superar una entrevista de "miedo creíble" que hacen los funcionarios de la CBP, que define si la persona es enviada a un juez migratorio que estudie su caso o es deportada a su país de origen. En cualquiera de las dos opciones, quienes se entregarán vivirán este tiempo recluidos en las instalaciones de la CBP.

    Además: "Muchos de los solicitantes de asilo son víctimas de la violencia generada por EEUU"

    En México, en cambio, el mecanismo se aceitó luego de finalizada la Caravana en Tijuana, cuando Mujica denunció públicamente su intención de hacer una huelga de hambre exigiendo respuestas, ya que para el 29 de abril, el INM mexicano no había entregado aún ningún documento de estancia. Para ese día, de las 1.200 personas que comenzaron la caravana en el sur de México, en Tapachula, estado de Chiapas, sólo 300 viajaron hasta Tijuana: las familias con niños pequeños, sobre todo madres solas a cargo de sus hijos. La posibilidad de ser encarcelado desestimó a los hombres, incluso a los padres de familia, para quienes sería más difícil ser considerados por la ley asilar estadounidense.

    En Tapachula, Pueblos Sin Fronteras negoció que el INM les permitiera el tránsito por este país sin peligro de ser deportados. Así, unas 300 personas, según informó Irineo Mujica a esta agencia, obtuvieron un "oficio de salida" a fines de Marzo, que les dio 30 días para permanecer legalmente en México. Esos documentos fueron cambiados en Hermosillo por las residencias de un año.

    La caravana migrante fue la forma en que un grupo de centroamericanos encontró para recorrer México de manera segura, en un momento en que la migración hacia Estados Unidos alcanzó mínimos históricos. Según datos de la Border Patrol estadounidense, en el año 2017 registraron un mínimo de detenciones en la frontera México — Estados Unidos que no veían desde el año 1971.

    Más aquí: "¡Aquí estamos!": la caravana de migrantes llega a la frontera con EEUU (fotos, vídeos)

    Estos mínimos históricos se alcanzaron luego de México militarizara (a fines de 2014) la ruta del tren de carga apodado 'La Bestia', como parte del Plan Frontera Sur impulsado por el Gobierno de Barack Obama, en respuesta a la cantidad de menores de edad no acompañados que entonces llegaban a su país.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    EEUU suspende Estatus de Protección Temporal para inmigrantes hondureños
    Sessions: caravana de inmigrantes llegó a frontera de EEUU para socavar la ley
    La Casa Blanca propone trasladar el debate sobre inmigrantes a la Cámara de Representantes
    Etiquetas:
    visados, extranjeros, inmigrantes, fronteras, México