12:46 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante la visita de su homólogo japonés, Shinzo Abe, en Jerusalén

    La visita del primer ministro de Japón a Israel termina con un escándalo

    © AP Photo / Abir Sultan
    Sociedad
    URL corto
    422077

    Las autoridades de Israel cometieron una falta de respeto con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quien llegó a este país para una visita oficial. Durante la cena oficial entre los mandatarios, el postre lo sirvieron… en un zapato de metal, escribe The Jerusalem Post.

    Según reveló al periódico un diplomático israelí de alto rango, el plato preparado por Moshe Segev, jefe privado de cocina del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, escandalizó tanto a los políticos japoneses como a los propios anfitriones, dado que los zapatos se consideran en la cultura nipona algo muy ofensivo.

    "No hay nada más despreciado en la cultura japonesa que los zapatos. No solo no entran en sus casas en zapatos, sino que tampoco los usan en las oficinas. Ni siquiera el primer ministro, los ministros y los miembros del Parlamento usan zapatos en el trabajo… [Servir a un japonés el plato en el zapato] es equivalente a servir a un invitado judío los chocolates en un plato con forma de cerdo", explicó.

    El periódico también citó a un diplomático nipón que subrayó que en la mayoría de las culturas no está bien visto poner zapatos en la mesa.

    "¿En qué pensaba exactamente este ilustre chef Segev? Si esto pretende ser una broma, no nos parece gracioso. Puedo decirles que estamos ofendidos por nuestro primer ministro", admitió.

    "Fue una decisión estúpida e insensible", añadió su colega israelí.

    La secretaría del primer ministro hebreo, a su vez, evitó pedir disculpas y subrayó que no fueron ellos quienes escogieron los platos.

    "Se trata de una iniciativa artística del cocinero", explicaron desde la oficina de la secretaría y aseguraron que Israel "respeta y valora a sus colegas japoneses".

    El propio Mosche Segev, cuyo nombre se hizo aún más conocido tras el escándalo, comentó a los medios locales que el postre fue preparado especialmente para el primer ministro nipón y que fue servido no en un zapato verdadero sino en una vajilla exclusiva hecha de metal. El diseño fue realizado por el escultor Tom Dickson.

    Los usuarios de Instagram también arremetieron contra el cocinero después de que publicara una foto de la cena con Abe y Netanyahu.

    "¿Lo hiciste intencionalmente para insultar a los japoneses? Si no puedes ser creativo, intenta al menos ser curioso y aprender algo sobre la cultura de tus invitados", escribió el usuario @yugandali.

    "Yo, como el primer ministro japonés, me levantó y me voy…", opinó @josealbertoramirezrve.

    "La arrogancia típica israelí", resumió @willcollins8.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Moshe Segev, Benjamín Netanyahu, Shinzo Abe, Japón, Israel