En directo
    Sociedad
    URL corto
    150
    Síguenos en

    Más de 80 millones de norteamericanos se han visto afectados por el azote de un feroz temporal con lluvias torrenciales, nevadas y gigantescas marejadas. La tormenta invernal ya ha dejado varios muertos, daños millonarios, ha paralizado el sistema de transporte y ha ocasionado que se declare el estado de emergencia en varios estados.

    Árboles caídos y calles totalmente inundadas complementan las imágenes de la estela de destrucción que se expande a lo largo de la costa oeste de Norteamérica. El mal tiempo ha provocado la muerte de al menos ocho personas, incluyendo a tres menores de edad, en Connecticut, Maryland, Nueva York, Pensilvania, Rhode Island y Virginia, informa Reuters citando a las autoridades y a los medios locales.

    ​Casi dos millones de personas quedaron sin energía eléctrica en la costa oriental estadounidense, mientras los residentes se preparaban para más inundaciones. El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) de EEUU declaró el estado de emergencia en la costa atlántica y advirtió que las mareas altas aumentarán el nivel del mar en casi un metro y provocarán olas de hasta 10 metros. Para los habitantes de la costa noroeste del continente la situación podría ser de vida o muerte, señalaron.

    • Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      © AP Photo / Michael Dwyer
    • Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      © AP Photo / Michael Dwyer
    • Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      © AP Photo / Michael Dwyer
    • Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      © AP Photo / Michael Dwyer
    • Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica
      © AP Photo / Elise Amendola
    1 / 5
    © AP Photo / Michael Dwyer
    Tormenta invernal azota la costa de Norteamérica

    El frente de mal tiempo generó vientos huracanados en Boston y en las comunidades costeras cercanas, donde marejadas ciclónicas y mareas altas llevaron el agua del mar a las calles. La tormenta provocó la caída de hasta 46 centímetros de nieve en zonas del estado de Nueva York y Pensilvania, y la ciudad de East Bridgewater, en Massachusetts, registró 15,24 centímetros de agua de lluvia.

    El pasado 2 de marzo, los tres principales aeropuertos de la ciudad de Nueva York cancelaron más del 25% de sus vuelos. Incluso, varios vuelos ya han sido pospuestos el sábado 3 de marzo. Muchos de los pilotos que se atrevieron a aterrizar en los aeropuertos de la región pudieron hacerlo solo después de varios intentos.

    Los viajes de trenes interurbanos que conectan Nueva York y Washington quedaron suspendidos durante varias horas por cortes de energía. Numerosos autos en las zonas costeras quedaron sumergidos bajo el agua, al tiempo que varios de los camiones se voltearon debido a las ráfagas de viento de hasta 140 km/h.

    Vuelos cancelados en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York
    © AP Photo / Mark Lennihan
    Vuelos cancelados en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York

    El fenómeno es tan fuerte que incluso tiene su propio nombre: 'Bombogénesis', debido a la rapidez con la que se fortalece.

    Además:

    En plena tormenta: una gran ola 'engulle' un buque de Nueva Zelanda
    Una tormenta geomagnética cubre la Tierra
    El Servicio Meteorológico de EEUU advierte del rápido crecimiento de la tormenta de invierno
    Etiquetas:
    catástrofe natural, tormenta, Canadá, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook