11:56 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Militares británicos (archivo)

    Esta es la odisea de la 'Barbie de combate' víctima de abusos sexuales en el Ejército (fotos)

    CC0 / U.S. Army Europe
    Sociedad
    URL corto
    0 90

    Katrina Hodge sufrió abusos sexuales a su paso por el Ejército británico con tan solo 18 años. Ahora, con 30 y con hijos, la pesadilla todavía sigue y ha decidido compartir su historia con el Daily Mirror.

    Le colgaron la etiqueta de 'zorra', le escribían cartas de odio e incluso le atacaron en el comedor. Y cuando sus superiores se dieron cuenta de los abusos y de la intimidación que estaba sufriendo por parte de sus compañeros, no hicieron nada.

    "Estos últimos 12 años han sido un infierno y no pienso aguantarlo más (…) En 2018 ya no es aceptable que a una mujer se le degrade de esta forma. Es puro sexismo", explica al Daily Mirror.

    Al entrar en el regimiento de Pirbright, en Surrey, en 2004, le acabaron poniendo el apodo de 'Barbie de combate' al presentarse, durante su primer día, con tacones, pestañas postizas y una maleta rosa, a pesar de que al año siguiente demostró de qué pasta estaba hecha: salvó las vidas de sus cinco compañeros en Iraq, cuando el auto de su grupo se quedó tirado. El prisionero logró agarrar dos rifles. Katrina le dio un puñetazo en la cara y este tiró las armas al suelo, explica al rotativo. Fue entonces cuando la condecoraron y la cosa empeoró.

    "Fue terrible. Cuando pasaba me llamaban de todo en voz baja. Cosas como 'fulana', 'puta' y 'mentirosa'. Una vez entré en la cocina y me tiraron una lata de refresco a la cabeza (…) Intenté aguantar y nunca lloré en público, pero al volver a mi habitación me rompía en mil pedazos", explica.

    Lea más: El acoso sexual en las Fuerzas Armadas de EEUU marca un nuevo récord

    Se compraba su propia comida y comía a solas para no estar al lado del resto. Recuerda que entonces solo tenía 18 años. Quienes le atormentaban escribieron una carta sobre ella con falsas acusaciones e hicieron copias para todas las barracas. El episodio llegó a oídos del sargento mayor, que le preguntó a Katrina quién podría haber escrito la misiva. "Dije que lo único que quería era que parasen", dice. Pensó que el Ejército lograría encontrar al responsable, pero acabaron por cambiarla a otro regimiento.

    En 2009, Katrina ganó el concurso de Miss Inglaterra. Dice que utilizó el altavoz que le proporcionó su victoria para alentar a otras chicas a unirse al Ejército y, así, concienciar a las Fueras Armadas y hacer que las cosas cambiasen. Pero todo fue a peor y algunos soldados empezaron a juzgarla sin ni siquiera conocerla.

    En 2015, cuando ya era cabo, decidió que ya había tenido suficiente con tantos abusos y decidió abandonar el Ejército. A pesar de eso, explica, no ha dejado de recibir mensajes de sus antiguos compañeros por internet.

    Ahora vive en Brighton (Reino Unido) y tiene dos hijas, una de tres y otra de seis años. Dice que hace poco apareció una publicación en Facebook, en la página del Club Militar Británico, destacando lo que hizo por las mujeres de las Fuerzas Armadas. Pero no tardaron en aparecer mensajes metiéndose con ella. "Más de 500", dice. No se puede creer que, tras 12 años, sus compañeros sigan en la misma línea.

    "Sé que no soy la única víctima (…) He conocido a otras soldados que también han sufrido abusos de este tipo y que me dijeron que también han sido víctimas de este tipo de comportamientos".

    Ahora, Katrina ha puesto una reclamación oficial al Defensor del Pueblo para las Fuerzas Armadas. Espera que, esta vez, sus quejas sean escuchadas y se las tomen en serio. "Todavía me gusta el Ejército y creo que se puede hacer una buena carrera dentro de él, así que siempre lo voy a recomendar", dice.

    Lea más: 'Señales sexuales' del Ejército de EEUU

    Está segura de que, si lo que le ocurrió en 2005 hubiese ocurrido en 2018, las cosas se hubiesen desarrollado de otra forma. El Ejército ha mejorado, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La Corte Suprema surcoreana reconoce que se fomentó la prostitución con militares de EEUU
    Etiquetas:
    Barbie, Fuerzas Armadas de Reino Unido, Reino Unido