En directo
    Sociedad
    URL corto
    120
    Síguenos en

    La dulce espera conlleva un período de chequeos médicos, cuidados y descanso que debe ser respetado, al igual que la atención al bebé en las semanas posteriores al parto. Para eso, los Estados latinoamericanos tienen leyes que regulan las licencias maternales. Sputnik te presenta la situación de cada país.

    El convenio C183 sobre Protección de la Maternidad de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que los Estados deben dar un mínimo de 14 semanas de licencia maternal. Solo 34 naciones lo ratificaron, tres de ellas de la región: Cuba, República Dominicana y Perú.

    Según el sitio de la OIT, "las embarazadas y las madres en período de lactancia requieren una especial protección para evitar daños a su salud o a la de sus hijos, y necesitan un tiempo adecuado para dar a luz, para su recuperación y para la lactancia".

    "Al mismo tiempo, requieren una protección que les garantice que no van a perder sus empleos por el solo hecho del embarazo o de la baja por maternidad", destaca la entidad internacional.

    Todos los países de la región tienen una normativa que garantiza días de descanso antes y después del parto, con diferentes duraciones: muchos por encima del mínimo establecido por el organismo, pero otros con una duración igual o incluso inferior. Sputnik te detalla a continuación un resumen de cada caso.

    Venezuela — 182 días

    El país caribeño, según la OIT, ofrece más de seis meses a las madres con cobertura total: hasta 182 días. Los padres tienen 14 días de licencia, de acuerdo con la misma fuente. Es así el país que más días da de descanso a quienes tienen un hijo.

    Chile — hasta 168 días

    En Chile, la legislación prevé que la madre pueda ausentarse hasta 24 semanas con descanso completo y una remuneración equivalente al total de su salario, con un tope máximo en 73 unidades de fomento (1.957.714 pesos, 3.210 dólares).

    La progenitora tiene el derecho a optar por un descanso completo durante 12 semanas con el mismo subsidio y luego gozar de 18 semanas a media jornada, con un estipendio equivalente al 50% de su sueldo.

    También puede suspender su actividad y recibir su sueldo durante 12 semanas, para luego reintegrarse y pasarle la posta al padre, quien podrá gozar hasta seis semanas de licencia completa. La mujer puede elegir disfrutar su descanso completo de 12 semanas y luego delegar un período de hasta 12 semanas más de media jornada para el padre.

    Lea también: Mom power: un proyecto brasileño quiere revolucionar el mercado

    Los hombres pueden faltar al trabajo hasta cinco días luego del nacimiento del bebé.

    Brasil — entre 120 y 180 días

    Brasil tiene dentro de su Consolidación de Leyes del Trabajo (CLT) un período de licencia con una cobertura salarial total de 120 días (17 semanas) para los trabajadores del sector privado. El descanso asciende a 180 días (25,7 semanas) para el sector público. Sin embargo, las empresas que eleven en 60 días el período de licencia para sus empleadas pueden gozar de beneficios fiscales según una ley de 2015, pero esto es opcional.

    Los padres pueden ausentarse del trabajo con permiso y paga durante cinco días, 20 en el caso de empresas que se acojan a los beneficios de la ley mencionada.

    Cuba — 156 días

    Según la OIT, la isla ofrece a sus trabajadoras un total de 156 días (poco más de 22 semanas, ocho más de las que se comprometió el país ante la entidad). En 2017, el Gobierno decidió ampliar los beneficios a los abuelos maternos y paternos que intervengan en la crianza de los niños. Anteriormente solo podían acogerse a este beneficio los padres.

    Colombia, Paraguay — 126 días

    Hasta 2016, las mujeres que daban a luz en Colombia tenían 14 semanas, pero el Congreso elevó el beneficio en cuatro semanas más a partir de 2017; los hombres no deben ir al trabajo por ocho días. En 2015, el Parlamento de Paraguay pasó el permiso maternal de 12 a 18 semanas. Los padres paraguayos tienen 3 días de descanso posteriores al nacimiento.

    Costa Rica — 120 días

    La nación centroamericana da un mes antes del parto y tres meses posteriores al mismo, según un documento del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

    República Dominicana, Panamá, Perú, Uruguay — 98 días

    Como signataria del C183, República Dominicana elevó a 14 semanas (98 días) la licencia maternal mínima obligatorias en 2017, a cargo de la seguridad social. El mismo caso es Perú, que lo hizo en 2016.

    Uruguay, a pesar de no haber ratificado la norma de la OIT brinda el mismo plazo a las embarazadas. Parte puede ser gozada por el padre y por ley los progenitores pueden optar uno u otro por realizar medio horario desde el fin de la licencia hasta los seis meses de vida del hijo. Independientemente de la opción, los hombres tienen hasta 13 días de subsidio luego de nacido el bebé.

    Bolivia, Argentina, Ecuador — 90 días

    En Bolivia, la cobertura en los últimos años se amplió de 60 a 90 días. En Ecuador, son tres meses con sueldo más una jornada reducida en seis horas hasta el cumplimiento del año del hijo. Allí los padres pueden disfrutar de su recién nacido sin preocuparse por el trabajo durante 10 días. En Argentina, el período estipulado para la madre es similar; los padres tienen solo dos días.

    Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, El Salvador — 84 días.

    En casi toda Centroamérica, la regla son 12 semanas de descanso pago, según la OIT. En Nicaragua, el subsidio corresponde al 60% del salario.

    Además:

    "Denles de mamar como María a Jesús": el papa Francisco anima a las madres a amamantar en público
    Etiquetas:
    descanso, licencia, embarazo, Organización Internacional del Trabajo (OIT), América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook