16:36 GMT +318 Septiembre 2018
En directo
    Niños jugando (imagen referencial)

    "Childfree" vs. "kids friendly": el debate que divide la sociedad

    © Sputnik / Euguenia Novozhenova
    Sociedad
    URL corto
    0 0 0

    Por un lado, hombres y mujeres abogan por la creación de espacios "libres de niños". Del otro, padres denuncian discriminación e intolerancia. Conoce el debate que viene dividiendo la sociedad entre personas con y sin hijos. ¿De qué lado estás?

    Una villa entera "libre de niños" en Escocia. Una madre invitada a retirarse de la primera clase de un vuelo porque su bebé llora y molesta a otro pasajero. Una joven que declara en Twitter su odio a "niños malcriados". Un padre intimidado al concurrir a un restorán con dos hijos pequeños. Esos son algunos de los relatos que cada tanto estallan en las redes sociales y desatan una guerra entre padres y personas que no lo son.

    "Fuimos a un restorán con dos niños de cuatro años y se nos dio a entender que si ellos no iban a consumir mucho no les salía a cuenta darnos mesa. Eso a mí me disgustó mucho y a través de las redes sociales hice un mensaje explicando la situación. El mensaje llegó a muchísima gente", recordó a Sputnik el dibujante catalán Andrés Palomino.

    Su caso se hizo viral y repercutió en la prensa española, provocando que el propietario del restaurante en Bilbao le pidiera disculpas públicas por lo sucedido. Pese a que el tema se dio por resuelto, el dibujante y padre de mellizos aprovechó la ocasión para "dar voz alta a esta tendencia en la sociedad de crear espacios libres de niños". "No es un caso aislado", remarcó.

    A raíz del episodio, Palomino utilizó su talento y lanzó un cómic retratando la situación. La tira también se viralizó con el hashtag #stopniñofobia.

    Entre la lluvia de comentarios que recibió el artista gráfico, un argumento principal se repetía a menudo: el de que no era que a la gente les molestara los niños, sino solo aquellos "malcriados" por padres que no los controlan. "Evidentemente hay malos y buenos padres, pero por lo general los padres somos los primeros que desean que los niños se porten bien", remarcó el dibujante.

    "Como los niños no saben vivir en sociedad en algunos momentos tienen sus pataletas y puede pasar, pero hay que entender que no es lo que se desea y que la forma de librarse de esto no es excluyéndolos sino tener un poco de paciencia y tener en cuenta que estos niños algún día serán los adultos y pagarán nuestras pensiones, serán nuestros médicos y si no los integramos a la sociedad a lo mejor en el futuro no pensarán en el resto de la misma", agregó.

    Por otro lado, Palomino consideró comprensible que algunos establecimientos quieran direccionar su público a "solo parejas" o "solo adultos". A su juicio, aunque sea legalmente prohibido impedir la entrada por discriminación a un determinado grupo, tampoco se animarán los padres a llevar a sus hijos a lugares inadecuados y que no sean disfrutables.

    En ese sentido, la presidenta de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres), Claudia Barreto, dijo a Sputnik que en su país existe la prerrogativa de la "libertad empresarial" de segmentar el público a que un establecimiento está direccionado.

    Sin embargo, aclaró que dicha posibilidad está permitida siempre y cuando el cliente sea avisado de antemano "en sus avisos externos, en sus páginas, en sus redes sociales". Si no fuera el caso, explicó que prohibir la entrada de cualquier tipo de persona hiere la legislación por ser discriminatorio.

    "La única limitación legal existente es relacionada con la prohibición de los menores de edad en sitios de expendio y consumo de licores y bebidas embriagantes, por ejemplo, bares y discotecas", añadió.

    Asimismo, Barreto resaltó la tendencia actual de establecimientos que apuestan a permitir áreas destinadas a determinados públicos, como fumadores, clientes con mascotas y familias con niños.

    "[Las] acondicionan con juegos y dispositivos de entretenimiento para los mismos, o mesas especiales para que constituyen parte de la ambientación y que buscan brindarles una mejor experiencia y comodidad pero no como un tema de exclusión", sostuvo.

    Para el dibujante catalán, "afortunadamente cada vez hay más opciones" en ese estilo. De hecho, en el sentido contrario de los hoteles que se promueven con el concepto "libre de niños", una cadena de alojamientos en España apuesta a las familias con la consigna "we love family".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Cinco bandas latinoamericanas de música que les van a encantar a los niños
    Etiquetas:
    restaurante, padres, adultos, niños, Andrés Palomino