12:33 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    La firma del tratado de cesión de Alaska

    El negocio del siglo: ¿por qué Rusia vendió Alaska a EEUU?

    CC0 / Public Domain
    Sociedad
    URL corto
    11114194610

    El 18 de octubre se cumplen 150 años desde que la bandera estadounidense se izó por primera vez sobre Alaska, después de que el Imperio ruso vendiera la región a EEUU. Desde entonces, cada 18 de octubre se celebra el día de Alaska.

    Para saber por qué el zar se deshizo de aquellas tierras hay que entender que en aquel entonces ni el Gobierno ruso ni los habitantes de Alaska sabían que la región era rica en oro y petróleo. Además, en el siglo XIX el 'oro negro' no era un bien tan preciado como actualmente. 

    Una villa de origen ruso en Alaska
    © Sputnik/ Tatyana Lukyanova
    Alaska estaba a tres largos meses de distancia por ruta marítima de San Petersburgo, la capital de Rusia en aquellos momentos. El Gobierno, además, no tenía un control real y efectivo sobre el territorio. Es más, en un país donde los viajes se medían en semanas y meses, hubo que esperar a la llegada de la URSS para que la zona del Lejano Oriente ruso —en la parte asiática de Rusia— empezara a desarrollarse como era debido. 

    Desde el punto de vista histórico, a principios de los años 60 del siglo XIX Rusia se enfrentaba a una crisis por la derrota en la guerra de Crimea (1853-1856), un conflicto que enfrentó al Imperio ruso y a la alianza del Imperio otomano, Francia, el Reino Unido y el reino de Cerdeña.

    La derrota en aquella guerra puso al descubierto los problemas del sistema político y económico del país eslavo, que tenía cosas más importantes en las que ocuparse que en la gestión de aquel territorio inhóspito y lejano. 

    Para entender la transacción también hay que tener en cuenta dos acuerdos, el Tratado de Aigún (1858) y la Convención de Pekín (1860) firmados poco antes de la venta de Alaska. Según estos documentos, San Petersburgo iba a pasar a controlar vastos territorios en el Lejano Oriente. Estas tierras también requerían de un intenso desarrollo e inversiones y fue precisamente entonces cuando los rusos fundaron la ciudad portuaria de Vladivostok. 

    El promotor de la idea de vender Alaska fue Nikolái Mouraviov-Amurski, gobernador general de Siberia Oriental, que defendía que "el que mucho abarca, poco aprieta". 

    En aquel momento crucial para Rusia, el país tenía que decidir si 'echaba raíces' en los ricos territorios del Lejano Oriente o si seguía aferrándose a una región todavía más inaccesible para la época como era Alaska.

    El Gobierno ruso era perfectamente consciente de que si los británicos o los estadounidenses trataban de conquistar las tierras rusas de Alaska sería muy difícil hacerles frente y enviar tropas y víveres. Las infraestructuras eran muy deficientes y la venta parecía la mejor opción.

    Las autoridades rusas invirtieron el dinero conseguido en mejorar la red ferroviaria del país, que justo empezaba a construirse en aquel entonces.

    También te puede interesar: Hallan las tumbas de los primeros soldados rusos en Crimea

    Además, gracias a esta decisión, se desarrolló el Lejano Oriente ruso, se mejoraron las infraestructuras y se implementaron las reformas introducidas por Alejandro II, que aseguraron el crecimiento económico del país. Estos cambios ayudaron a que Rusia volviera a recuperar su posición en la arena internacional y le permitieron sobreponerse al descrédito de la derrota en Crimea. 

    150 años después, ¿crees que Alaska podría volver a manos de Rusia?


    Tras haber leído este artículo ya tienes una de las respuestas de nuestro desafío pero, ¿podrás responder correctamente a todas las preguntas? ¡Pon a prueba tus conocimientos con el desafío semanal de Sputnik!

    Además:

    ¿Qué papel desempeñó Rusia en la Guerra de Secesión?
    Gato-político ruso vota por la reunificación de Alaska con Rusia
    Exsenador de Alaska propone conectar Rusia y Estados Unidos a través de un túnel
    Etiquetas:
    Alaska, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik