Widgets Magazine
14:30 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Un fotógrafo (archivo)

    ¡Atrápame si puedes! Un falso fotógrafo brasileño engaña a varios medios internacionales

    CC0 / Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    Grandes medios de comunicación alrededor del mundo, en distintas ocasiones, publicaron fotos supuestamente registradas por el brasileño Eduardo Martins, un presunto fotógrafo de la ONU. El equipo de BBC Brasil, sin embargo, descubrió que Martins no existe y que su historia no es más que una gran farsa.

    Eduardo Martins se presentaba en Instagram como un brasileño de 32 años que trabajaba como fotógrafo de las Naciones Unidas en los campos de refugiados. En su cuenta en esa red social, donde contaba con casi 130.000 seguidores, el hombre publicaba fotos de zonas de conflicto en Irak, Siria y Gaza.

    "El problema es que gran parte de esta historia era mentira", afirmó BBC Brasil en un artículo dedicado a revelar la farsa de Martins.

    Antes de que fuera descubierto, el supuesto fotógrafo tuvo sus fotos y vídeos publicados por medios importantes como la misma BBC, The Wall Street Journal y Vice. La página de Instagram de Martins contaba también con "comentarios calurosos" de sus "amigos". Entre los saludos había elogios de un presunto reportero de The Wall Street Journal llamado Thomaz Griffin, por una de esas publicaciones en la prensa internacional. La redacción del diario estadounidense, sin embargo, afirmó que no tiene a ningún periodista empleado con ese nombre.

    En otra ocasión, Martins lamentó la muerte de un amigo fotógrafo en la Franja de Gaza. Sin embargo, no existe ningún registro de la muerte de dicho fotógrafo o siquiera de que sea una persona real.

    Le puede interesar: Un estafador consiguió volar gratis durante 4 años con Aerolíneas Argentinas

    Por su parte, Adrian Edwards, jefe del Departamento de Prensa de la ONU en Ginebra, afirmó que no hay ningún registro de que Eduardo Martins haya trabajado para la organización.

    Las sospechas de que Martins podría estar mintiendo empezaron cuando la periodista Natasha Ribeiro, colaboradora de la BBC Brasil en Oriente Medio, se dio cuenta de que entre los corresponsales internacionales en la región, nadie había visto a Martins nunca.

    BBC Brasil descubrió que Martins utilizaba fotos registradas por otros fotógrafos. Para ocultar el robo de propiedad intelectual, Martins invertía las fotos y hacía pequeñas alteraciones en ellas. Luego, las vendía a bancos de fotos.

    Recientemente, el presunto fotógrafo borró su página en Instagram y anunció a través de un número de contacto de WhatsApp (ahora inactivo), que desaparecería, pues planeaba viajar por el mundo y deseaba mantenerse lejos de las redes sociales.

    BBC Brasil no logró descubrir la real identidad del farsante y tampoco pudo identificar quién es el hombre rubio que aparece en las fotos y que Martins afirmaba ser.

    Britt, el verdadero fotógrafo

    Una de las personas a las que Martins robó sus fotografías fue el estadounidense Daniel C. Britt, un verdadero reportero de guerra que ha estado en zonas de conflicto en Irak, Siria y Afganistán. Sus trabajos han sido publicados por diversos medios mundialmente reconocidos, como Time, The Washington Post, The New York Times y Playboy.

    El joven, que actualmente vive en Turquía, concedió una entrevista exclusiva a Sputnik Brasil acerca de su reacción al descubrir que sus instantáneas le habían sido usurpadas. 

    El fotógrafo estadounidense Daniel C. Britt
    © Foto : Daniel C. Britt/Archivo personal
    El fotógrafo estadounidense Daniel C. Britt

    Britt contó que no suele verificar si sus imágenes son utilizadas sin los debidos créditos y, por esa razón, tardó en enterarse de la estafa de Martins. Sin embargo, el caso con el falso fotógrafo brasileño "ha sido una alerta". De manera que, a partir de ahora, Britt comenzará a monitorear su material intelectual.

    El reportero de guerra lamentó que tener "un currículum sólido, experiencia o confiabilidad" ya no desempeña hoy en día un papel tan importante para conseguir contratos con agencias de fotos.

    "Como demostró Eduardo Martins, una gran popularidad en las redes sociales y algunas selfis son suficiente. Sin embargo, no culpo a las agencias. Las agencias de fotografía son empresas al fin y al cabo. Es más barato vender fotos de un periodista freelancer que enviar a un fotógrafo a una guerra lejana", consideró Britt.

    Pese a que las instantáneas robadas por Martins eran vendidas por cerca de 575 dólares por agencias como Getty Images y NurPhoto, Britt dio a entender que no planea demandar a esos bancos de imágenes, ya que no es una persona "amiga de los litigios". 

    Al ser preguntado sobre si pensaba demandar a Martins junto a los otros profesionales a los que el brasileño les había usurpado material, Britt señaló que una "acción legal colectiva parece algo un poco exagerado". Además, el estadounidense agregó que consultará con sus amigos en el medio gráfico para "preguntar cómo impiden que sus materiales sean utilizados en las redes" de manera inapropiada.

    Britt no cree que Martins haya logrado ganar mucho dinero o fama con su estafa.

    "El valor de esas imágenes es mayor que el miserable monto que Eduardo haya podido obtener las agencias o el número de 'me gusta' en Facebook. Estas fotos nos sirven como ventana hacia la vida de personas reales en las zonas oscuras de Oriente Medio", concluyó Britt.

    Además:

    Más de 60 detenidos en EEUU por estafa millonaria con "call centers"
    Lagrimón, el estafador de Bogotá
    En nombre de Dios: Presunto pastor evangélico acusado de estafar a sus fieles
    Etiquetas:
    estafadores, fotógrafos, estafa, periodismo, BBC, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik