Widgets Magazine
En directo
    Cementerio de Darwin

    Argentina y Colombia unidas para recuperar la identidad de sus desaparecidos

    CC BY-SA 2.0 / Chris Harris / Argentine cemetery, Stanley
    Sociedad
    URL corto
    0 01

    En el marco de la Cooperación Sur-Sur, entre Colombia y Argentina, la alianza tiene más de 40 años de compartir experiencias para apoyar los procesos de búsqueda, localización e identificación de personas desaparecidas.

    El equipo colombiano de Búsqueda de personas no identificadas se encuentra en Argentina compartiendo experiencias con el Banco Nacional de Datos Genéticos y aprendiendo el proceso de identificación con el Equipo Argentino de Antropología Forense, con más de 30 años de experiencia.

    Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, con los nombres de los desaparecidos y asesinados durante la dictadura en Argentina (1976-1983) (archivo)
    © REUTERS / Agustin Marcarian
    "La experiencia de Argentina, con más de 35 años de búsqueda de los desaparecidos de la dictadura militar [1976-1983] puede ser un gran aporte en la búsqueda de los desaparecidos que dejó el conflicto entre la guerrilla y el Estado, finalizado con la firma del acuerdo de paz de 2016", dijo a Sputnik Jenny Martínez González, coordinadora del proyecto Búsqueda de personas no identificadas (NN) en cementerios, dependiente de la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior colombiano.

    En 2011 comenzó la tercera fase de este programa, se trata de la implementación del perfil genético de desaparecidos en Colombia. En este momento se están hilando las diferentes líneas de trabajo en dos áreas específicas: se relaciona el análisis del ADN mitocondrial de restos esqueletizados y los procesos de búsqueda en cementerios, para la extracción e identificación de cuerpos.

    "La identificación de los cuerpos es considerada una medida de restitución de derechos. Es una forma de fortalecer los procesos de verdad y justicia. Compartimos nuestra experiencia bajo una misma lógica a pesar de que las razones de la violencia sean diferentes. Pero tenemos algo en común: la búsqueda de los desaparecidos", explicó.

    El proyecto que coordina Martínez González es el de búsqueda de personas no identificadas en cementerios, a cargo de la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior de Colombia. Algo que complica su tarea es que la información de los cementerios es escasa porque existe un "desconocimiento por parte de las autoridades locales y de los cementerios" de la importancia de la adecuada conservación y custodia de los cuerpos.

    Colombia tiene más de 15 años de trabajo en exhumaciones, tanto en cementerios como en fosas comunes. El proceso de recuperación del cuerpo se realiza a través de diferentes técnicas y metodologías. Las huellas digitales, los restos dentales, la genética y la antropología forense son parte de los elementos y técnicas utilizadas para restituir la identidad. Pero existen algunas limitaciones.

    "Tenemos dificultades para encontrar las familias porque desafortunadamente no aparecen tan rápido. Los procesos de identificación también son lentos, complejos e interdisciplinarios. Aún así Colombia ha hecho avances. Tenemos la ley de víctimas que establece una serie de responsabilidades a la Unidad de Víctimas que acompaña a los familiares a nivel psicosocial y judicial. También se les ayuda entender y comprender en qué estado está su proceso y cuál  fueron las causas de la muerte de la persona. Además hay un acompañamiento a través de sus propios ritos y tradiciones", señaló.

    En Colombia, el Banco Genético nació en 2010 y se reglamentó cinco años después. El equipo interdisciplinario está compuesto por los tres laboratorios de identificación genética forense a cargo del Instituto Nacional de Medicina Legal, de la división de la Policía Nacional de Colombia y la Fiscalía General de la Nación.

    "Hasta el momento han desarrollado su tarea de manera exitosa pero necesitan mayor financiamiento, personal e infraestructura. Esperamos que sigan trabajando ante este nuevo reto que será la implementación de los acuerdos de paz específicamente en lo que se relaciona con la búsqueda de los desaparecidos", apuntó.

    Eso es un trabajo árduo. "Cuando un joven se presenta, se analizan cosas que se heredan por vía de la mamá y las que se hacen por vía del papá, se carga toda la información en un software estadístico que hace un cálculo para valorar si ese joven puede ser un nieto buscado. Todos los meses vienen entre 100 y 120 jóvenes y si dan negativos quedan en comparación para el momento en que se completen los grupos familiares", indicó a Sputnik Mariana Herrera, directora del Banco Nacional de Datos Genéticos.

    El banco tiene representados unos 300 grupos familiares que todavía buscan a sus niños apropiados junto a sus padres o nacidos en cautiverio. Tiene además unas 10.000 muestras de jóvenes que se han presentado para saber si ellos pueden pertenecer a esos grupos familiares. "Es realmente una base de datos enorme", señaló Herrera.

    Además:

    'Timochenko' reitera que las FARC cumplirán el acuerdo de paz con el Gobierno colombiano
    Gobierno de Colombia pide anular fallo que dificulta implementar acuerdo de paz con FARC
    Opinión: "Más del 97% de las FARC están comprometidas con el acuerdo de paz que firmaron con el gobierno"
    Etiquetas:
    desaparecidos, justicia, cooperación, Argentina, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik