En directo
    Sociedad
    URL corto
    1 0 0
    Síguenos en

    En la mayoría de los países latinoamericanos el Día de la Madre se celebra este domingo 14 de mayo. ¿Cómo lo viven los hijos desde la cárcel? Sputnik le acerca a sus lectores la experiencia única de un penal en Uruguay que permite a sus internos pasar el Día de la Madre con sus progenitoras.

    El penal de Punta Rieles, Montevideo, Uruguay tiene una población carcelaria de unos 700 internos. En esta cárcel los reclusos pueden trabajar y ahorrar, y hasta recibir visitas a la hora de comer. Además hay clases de yoga, cocina y fútbol. Para poder vivir entre estos ‘muros blandos', es necesario haber tenido un buen comportamiento. Algo que no siempre resulta fácil de cumplir en contextos de violencia.

    Pero las ventajas de intentarlo son muchas, tanto para los reclusos como para sus familias. Como en otros años, todos ellos podrán celebrar el Día de la Madre juntos. "Este fin de semana tendremos jornadas ricas en cultura y deporte. El sábado tendremos más de 30 peleas de boxeo de varios clubes de Montevideo. El domingo, de la mano de la Usina Cultural Matices, habrá grupos de cumbia, rock and roll, hip hop y cumparsa", dijo a Sputnik Federico González Canavesi, uno de los internos de Punta Rieles.

    Ya desde la entrada a la penitenciaría se tratará a las madres del mejor modo. Se les darán regalos de bienvenida a aquellas que ingresen a la unidad, luego se podrán reunir con los familiares detenidos en la institución, y finalizarán la jornada todos juntos con los diferentes espectáculos musicales.

    "Como todos los años para esta fecha tendremos una torta gigante donada por una confitería, algo riquísimo", acotó González Canavesi.

    Uruguay es uno de los países de América Latina con tasas más altas de población carcelaria. Entre 1992 y 2011 se triplicó el número de internos. Según el Censo Nacional de Reclusos de 2010, 63% de los presos tiene hijos. Se calcula que en este país de 3,3 millones de habitantes, unos 10.000 niños y adolescentes tienen un referente privado de libertad, según publicó el periódico uruguayo La Diaria.

    "Hay estudios que señalan que los hijos de las mujeres presas tienen mucho más probabilidad de delinquir en algún momento de su vida", dijo a Sputnik la trabajadora social alemana María Mauersberger.

    Antes de venir al ‘penal modelo', González Canavesi estuvo en otras cárceles de seguridad como Comcar y el penal de Canelones, sitios donde "únicamente salen en las noticias por muertes y violencia. Todo lo malo sucede ahí". Ahora su vida es distinta.

    "Punta Rieles es un lugar diferente. Esta institución nos permite libertades para desarrollarnos como personas. El Día de la Madre estando preso es algo muy complejo. Tratamos de, con lo poco que tenemos al alcance, hacer algo para que no sea un día más. Acá es distinto porque no estamos encerrados. Si no, sería un tortura. Lo vivimos en un lugar abierto, con herramientas para organizar eventos. Nos organizamos para hacer bien las cosas, y no para llevar adelante un hecho delictivo", apuntó.

    González Canavesi entiende que un hijo preso es para una madre una carga difícil de soportar. "Mamá nunca nos va a querer ver acá adentro. Mi madre no está contenta porque estoy preso. Le duele. Eso me hace recapacitar, porque le causo sufrimiento a una persona que amo. La palabra madre acá adentro se respeta, es como un dios. Por más que seas la peor porqueria del mundo tu madre te va a querer siempre, sos el hijo", concluyó este interno quien además es artista y dedicó un rap a su progenitora.

    Gracias madre por estar y siempre acompañarme/El ejemplo de persona eres, irremplazable/Cuando todo me va mal siempre estás conmigo/Agradezco lo que haces de corazon lo digo/Tranquilo camino porque tu me guías/ Este tipo se porfía pero vos me das vida/Cómo serán las cosas que crezco y crezco pero pasan los años y yo a vos más me aferro/De fierro ante todo este tipo de adversario/A diario es tu voz que me cuneta lo contrario/Que tengo que cambiar y ser más sociable/Hoy en dia le doy la mano al más insoportable/Mi otra cara te aseguro que la he cambiado/Gracias mamá por haberme apoyado/Y sé muy seguro que te amo demasiado/Gracias mamá por estar conmigo cuando yo más te necesito.

    Además:

    En las cárceles argentinas se "terceriza" la tortura a los presos
    Argentina padece sobrepoblación en cárceles federales
    Las cárceles de Brasil registran más de un asesinato por día
    Etiquetas:
    festejos, cárcel, Día de la Madre, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook