Widgets Magazine
15:49 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Otoño

    Comprobado científicamente: cómo afecta la época en la que naciste a tu personalidad

    © Pixabay
    Sociedad
    URL corto
    0 36
    Síguenos en

    Que no creas en la astrología no implica que no haya un vínculo científico entre el momento de tu nacimiento y tu carácter, según informa la revista Time, que ha estudiado este fenómeno entre los nacidos en el hemisferio norte.

    Hay innumerables factores que afectan al desarrollo de un bebé cuando está en el útero de su madre, y la nutrición materna desempeña un papel importante.

    Incluso en el mundo desarrollado, donde la comida es abundante, una dieta materna pobre en proteínas o en vitaminas C o D puede afectar al cerebro, al corazón o al desarrollo óseo del feto, según el artículo, que aborda la cuestión de cómo afectan los condicionantes externos a los bebés, concretamente a los nacidos en el hemisferio norte.

    Los virus estacionales, particularmente la gripe, también interfieren en la salud materna y, como consecuencia, en el desarrollo fetal. Por ejemplo, si la gestación coincide con los meses de invierno —con sus días cortos y noches largas— las madres pueden desarrollar un trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés) y los bajos niveles de serotonina en el cerebro de la madre pueden causar deficiencias similares en el bebé.

    También tras el nacimiento, los bebés siguen siendo moldeados por el mundo que los rodea. Un estudio del año 2010 realizado en ratones reveló que las crías nacidas y destetadas con una luz simulada de invierno se adaptaban peor a los cambios de luz y registraban niveles de alimentación y actividad más bajos.

    Los ratones nacidos y destetados con una luz simulada de verano, en cambio, no tenían estos problemas y se ajustaban a las condiciones del invierno de una manera rápida y fácil.

    En los últimos años, los científicos han intentado extrapolar estas conclusiones a los humanos mediante diferentes estudios, y esto ha sido lo que han descubierto.

    Si naciste en primavera, ¡enhorabuena! Tienes unos registros altos de hipertimia, es decir, el optimismo general. Pero esto tiene un precio: los bebés que vinieron al mundo en primavera también son más susceptibles a la depresión clínica. De acuerdo con un estudio a gran escala en el que participaron cerca de 58.000 sujetos del Reino Unido en 2012, el nivel más alto de depresiones se observa en las personas nacidas en mayo, y el más bajo, en las que nacieron en noviembre.

    Verano: los nacidos en esta estación no son susceptibles de padecer el SAD y tienen algunas de las características hipertímicas propias de los bebés nacidos en primavera. No obstante, la ciclotimia que generalmente presentan provoca cambios bruscos entre el buen y el mal humor.

    Otoño: las personas nacidas en esta época son bastante equilibradas. Ya sea por los abundantes nutrientes disponibles en la época de la cosecha o por el hecho de que las largas noches y las enfermedades estacionales del invierno todavía no han llegado, las personas nacidas en otoño disfrutan de bajos niveles de depresión y son poco propensos al trastorno bipolar. Sin embargo, tienen tendencia a la irritabilidad.

    Invierno: aquí las cosas vuelven a ponerse difíciles. Entre los retos a los que se enfrentan las personas nacidas en invierno están unos niveles más altos de esquizofrenia, trastorno bipolar, SAD y depresión. No obstante, tienen una ventaja: los que vinieron al mundo en invierno son menos irritables y más creativos e imaginativos, según el artículo, que lanza un mensaje de esperanza para los nacidos en esta estación.

    Además:

    Dieta de mujeres durante embarazo determina los gustos de alimentación de sus hijos
    El estrés durante el embarazo puede causar deficiencia de hierro en el feto
    El alcohol durante el embarazo conduce a retraso en el intelecto en los niños
    Consumo excesivo de alcohol antes del primer embarazo aumenta el riesgo del cáncer de mama
    Etiquetas:
    personalidad, bebé, embarazo, tiempo, niños
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik