En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    Presente en más de 190 países, la plataforma online que intermedia la adquisición de alojamiento temporal entre viajeros y propietarios está en la mirada de la competencia turística. Empresarios y autoridades alegan que Airbnb representa una disputa desleal.

    Internautas que buscan la comodidad de un hogar cuando viajan a otra ciudad aprueban la iniciativa que empezó en 2008 en Estados Unidos. Actualmente, Airbnb tiene anfitriones registrados que ofrecen hospedaje en más de 65.000 ciudades del mundo en 191 países, según su sitio web. Su página en Facebook tiene más de 5,5 millones de 'likes'.

    "Lo experimenté en Punta del Este. Alquilé un departamento junto con dos amigos y nos costó cerca de 26 dólares por día. Es mucho más barato que un hotel y ofrecía todo el confort", dijo a Sputnik el argentino Pablo Bertrán.

    Sin embargo, representantes del sector turístico privado y autoridades gubernamentales alegan que la actividad de la plataforma digital es informal y evade las ganancias del turismo que contribuyen al desarrollo local. En declaraciones para Sputnik, el presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), Gustavo Toro, resaltó la importancia de la tecnología para el turismo, pero consideró que Airbnb impacta negativamente en la economía.

    "No vemos positivo que una plataforma como Airbnb promueva establecimientos de hospedaje que no cumplan con la normatividad de los países donde están presentes. Estas circunstancias afectan la hotelería formal disminuyendo la rentabilidad y los niveles de ocupación que aportan a los países con impuestos, generación de trabajo y con un servicio de calidad que cumple con los estándares requeridos para recibir turistas", consideró Toro.

    El año pasado, el Ayuntamiento de Barcelona anunció en un comunicado oficial una segunda sanción a Airbnb y otra plataforma similar precisamente por la promoción de alojamientos sin licencia, lo que hiere la Ley de Turismo de Cataluña. La pena consistía en una multa de 600.000 euros.

    En su país natal la empresa virtual se ha enfrentado con problemas legales en San Francisco, donde tiene sede, y Nueva York. Las administraciones de dichas ciudades han cuestionado la actividad de Airbnb también respecto a su impacto en los alquileres de viviendas. Muchos propietarios de apartamentos utilizan la plataforma para anunciar arrendamientos a corto plazo a través de contratos informales.

    Por esa misma razón, los encargados de la plataforma llegaron a un acuerdo con los gobiernos de las ciudades europeas de Londres y Amsterdam, que limitaron la cantidad de días que una propiedad puede estar disponible a un alquiler más informal.

    En una pelea parecida se encuentran los taxistas en contra de plataformas como Uber o Cabify, que gestionan la oferta de transporte privado a través de aplicaciones online.

    Además:

    Los taxistas de Madrid y Barcelona, en huelga contra Uber
    Descubren un error que permite viajar gratis en Uber (vídeo)
    Cómo Uber puede engañar a las autoridades en todo el mundo
    Fiscalía de Buenos Aires realiza 18 allanamientos contra Uber
    Director ejecutivo de Uber deja el consejo económico de Trump
    Directivos de Uber en Argentina serán acusados de evasión impositiva
    Taxistas de Chile exigen al Gobierno restringir Uber y Cabify
    Etiquetas:
    Tecnologías de la información (TI), controversia, turismo, aplicación, Airbnb
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook