Widgets Magazine
04:26 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Postre PávlovaAnna Pávlova

    Cocina con Sputnik: el postre de la bailarina rusa Anna Pávlova

    © Flickr/ Kimberly Vardeman © Sputnik /
    1 / 2
    Sociedad
    URL corto
    0 62
    Síguenos en

    Pávlova es el nombre de un postre de Nueva Zelanda y Australia, inspirado por la elasticidad y belleza de la artista rusa Anna Pávlova, considerada una de las bailarinas de ballet más importantes del siglo XX.

    Según la leyenda, la encantadora imagen de la bailarina en su tutú inspiró la creación de este postre de merengue, acompañado de frutas frescas, como fresas, cerezas y maracuyá.

    Fue en los años veinte, cuando Anna Pávlova viajaba por Australia y Nueva Zelanda, que surgió esta receta, famosa hoy en todo el mundo. Mientras que los neozelandeses aseguran que el postre fue creado en Wellington en 1926 por un chef local que quería impresionar a la bailarina, los australianos afirman que el famoso dulce nació en 1935 de la mano del chef Bert Sachse, con base en una receta ya existente.

    Pero más allá de su origen, este postre se ha convertido en todo un clásico de la cocina mundial y hoy aprenderás a prepararlo junto a nosotros.

    Ingredientes

    • 3 claras de huevo
    • 150 gramos de azúcar
    • 1 cucharadita de almidón
    • 1 cucharadita de jugo de limón
    • Vainilla en polvo
    • Frutos del bosque (fresas, cerezas) y otras frutas (manzana, maracuyá)
    • Crema chantillí

    Preparación

    1. Separa la clara de los huevos. Es muy importante que ningún líquido se mezcle con las claras. La menor presencia de yema, agua o aceite en la clara puede arruinar nuestra receta. Por esta razón también es necesario usar recipientes completamente secos.

    2. Batir la clara de los huevos. Para hacerlo necesitarás una batidora o una licuadora de mano. Bate la mezcla hasta montar las claras a punto de nieve.

    3. Añade el azúcar y continúa batiendo. Es necesario batir hasta que el azúcar se diluya totalmente. Poco a poco puedes ir añadiendo también el almidón, el jugo de limón y la vainilla. Mezcla hasta obtener una masa uniforme, blanca y brillante.

    4. En un horno precalentado a 130 grados calienta el merengue. Para hacerlo debes usar papel para hornear y colocar sobre él la mezcla, dándole forma circular, al estilo de un nido para pájaros. Déjalo por 55 o 60 minutos a 130° y unos 5 minutos más a 170° para que se endurezca un poco la parte exterior.

    5. Es hora de decorar nuestro merengue. Una vez listo, es hora de decorar el merengue con ayuda de la crema chantillí y las frutas. ¡Deja volar tu imaginación!

    Esperamos que te guste esta artística y elegante receta, nacida en tierras lejanas, que ha conquistado los corazones de grandes y pequeños en todo el mundo.

    No dudes a la hora de experimentar con tamaños, sabores e ingredientes, pues es la mejor manera de encontrar tu propio estilo culinario.

    No te olvides de intentar alguna de nuestras recetas anteriores y contarnos en los comentarios cómo te va en la cocina con Sputnik. ¡Buen provecho!

    Además:

    Cocina con Sputnik: el plato preferido de Nicolás II, el último emperador ruso
    Cocina con Sputnik: Mimosa, la ensalada soviética
    Cocina con Sputnik: un salchichón de chocolate para chuparse los dedos
    Cocina con Sputnik: piroguí
    Cocina con Sputnik: Lúcete con estas increíbles recetas con quinoa
    Etiquetas:
    cocina con Sputnik, cocina, comida, Nueva Zelanda, Australia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik