Widgets Magazine
En directo
    Refugiado africano (Archivo)

    La amarga verdad detrás del tráfico de órganos de migrantes en Egipto

    © REUTERS / Borja Suarez
    Sociedad
    URL corto
    0 43

    Los traficantes de órganos en Egipto supuestamente usan a prostitutas para captar a los migrantes o llegan a matarlos para hacerse con sus órganos, mientras tanto, algunos hospitales son cómplices y ayudan a tapar esta incómoda verdad, según un reciente informe.

    La situación que se da con respecto al tráfico de órganos humanos en el país árabe resulta muy perturbadora, según revela la investigación publicada en el British Journal of Criminology, ya que los traficantes se enfocan en los migrantes africanos, que son el grupo menos protegido. Estas personas no poseen ni los documentos necesarios para vivir en el país ni dinero.

    "[Un proxeneta] usó los servicios de trabajadoras sexuales como palanca para negociar el precio con los vendedores y los compradores. Una noche le ofreció a una prostituta un incentivo adicional por vender [los órganos]", dice el estudio citado por Reuters.

    La legislación respecto al trasplante de órganos está llena de vacíos en Egipto. Comprar un riñón es ilegal, mientras que pagar por la cirugía necesaria para trasplantarlo está conforme a las leyes. Algunas personas han llegado a pagar unos 100.000 de dólares por el nuevo órgano, negociando en público, por ejemplo, en cafés, según el estudio compilado por Sean Columb, un profesor británico que pasó varias semanas en Egipto y estuvo en contacto con estas tramas de tráfico.

    "Si un doctor sospecha que el órgano que trasplanta fue donado de manera ilegal, él no tiene el deber de informar a las autoridades pertinentes sobre ello", dijo un agente a Columb.

    Un donante relató al investigador que él había rechazado someterse a una cirugía pese a las amenazas de los traficantes de órganos que le habían dicho que "era demasiado tarde para echarse atrás" ya que "habían pagado por la operación y por las revisiones médicas", y que por lo tanto vendrían para quitarle su riñón.

    Pero toda la verdad parece ser mucho más espeluznante. El pasado julio, el periódico británico Times informó de que los refugiados africanos eran asesinados para extraerles sus órganos.

    Un traficante de personas admitió tras su detención que los delincuentes como él siempre iban equipados para extraer el órgano de una persona y transportarlo de forma adecuada.

    El pasado mes de abril, hubo conmoción en las redes sociales por las imágenes de cuerpos destrozados de refugiados somalíes. En aquel momento, muchos usuarios afirmaron que estos habían sido víctima de traficantes de órganos.

    La situación alarmante que ahora se vive en este país árabe se debe al hecho de que Egipto se ha convertido en un punto de tránsito para migrantes que se desplazan a Europa. De hecho, el creciente flujo de migrantes aumenta el riesgo de que otros países pronto afronten el mismo problema.

    Además:

    Rusia se une al convenio del Consejo de Europa contra trasplantes ilegales
    La justicia libanesa imputa a 23 personas por una red de esclavas sexuales sirias
    Etiquetas:
    tráfico de órganos humanos, Egipto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik