04:18 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Yamila Viana y Iván Troshhi

    El amor ruso-argentino en los tiempos del tango

    © Foto : Yamila Viana Tango / Facebook
    Sociedad
    URL corto
    270
    Síguenos en

    Se conocieron hace dos años. Son campeones nacionales de tango en Estados Unidos y participaron juntos en los Mundiales de 2015 y 2016.

    Yamila Viana mide 1,75 sin tacos —tacones—. Cuando los usa, puede superar el 1,80. En su vida, el tango desempeña un rol central debido a que ella ama y vive este baile. No obstante, para el tango su altura es un poco inusual, ya que está considerada una bailarina alta y esto puede llegar a suponer un problema.

    "Una de las razones por las que constantemente estuve buscando compañero fue porque la mayoría de los bailarines no son tan altos. Entonces, cuando llegué a Nueva York, me enfoqué en trabajar con bailarines de 'ballroom' [bailes de salón en pareja]. Es una danza con artistas disciplinados y aplicados y, en esa ciudad, la mayoría son rusos. Con el tiempo, entendí que mi potencial compañero estaría ente ellos. Y así fue, apareció mi ruso súper alto y súper bailarín", dijo a Sputnik Yamila Viana, de 35 años, que, junto a su pareja de baile y de vida, Iván Troshhi, un ruso de 29 años y 1,90 de altura, participó en las últimas dos ediciones del Mundial de Tango.

    Se conocieron bailando para el mismo estudio. "Iván daba clases de 'ballroom' y yo entrenaba a los bailarines de tango. Él tenía la altura que yo estaba buscando y me propuso que trabajáramos juntos para presentarnos en la competencia —competición— nacional de tango en San Francisco. Acepté. Lo entrené y ganamos el campeonato en sus dos categorías: salón y escenario. Después, vinimos a participar  en el Mundial el año pasado como campeones de Norteamérica", contó Viana, y agregó que, si bien no llegaron a la última fase del torneo, la experiencia los ayudó a crecer mucho como pareja.

    Tanto ella como Iván llevan el tango en su ADN, aunque el caso de él es más atípico. Nació en Siberia, pero, como es hijo de un militar, vivió por ciudades de todo el país. La pasión por este tipo de música la heredó de su abuelo ucraniano. Cuando lo visitaba en su casa, el anciano tocaba el bandoneón —variedad de acordeón, de forma hexagonal, usada para interpretar tangos—. "A mí me sorprendió la historia del abuelo de Iván. Tocaba el bandoneón en las reuniones familiares en Ucrania hace ya tres generaciones. Me parece algo increíble", expresó Viana.

    "El nivel del Mundial es impresionante. Los bailarines se preparan durante años para esto. No pasamos a la final, pero es un poco lo que esperábamos. Estamos entrenando. Es una larga tarea y nuestra pareja es joven. Llevamos solo dos años trabajando juntos. Hay mucho por hacer. Para lograr una sincronización perfecta necesitamos más tiempo", explicó la artista, que nació en la provincia de Misiones, en una familia de artistas. Su madre cantaba, su padre tocaba la guitarra y su abuela el piano.

    "El tango en mi casa siempre estuvo presente. Eso ocurre en Argentina, el tango está en todos lados", prosiguió.

    En la edición de este año, llegaron 19 finalistas para la categoría Tango Escenario. Ocho de esas parejas son extranjeras. Tres de Rusia, tres de Colombia, una de Brasil y otra de Italia. Para la final de Tango Pista se clasificaron 38 parejas: 25 argentinas, 6 de Colombia, dos de Italia, dos de Rusia, una de Corea del Sur, de Venezuela y de Holanda.

    Para esta pareja, el tango es más que una pasión: es una forma de vida. En enero abrieron juntos una escuela, la Tango School New York City. En esta danza encontraron su vocación y a su media naranja. "A mí siempre me gustaron los hombres altos", confesó Yamila.

    Además:

    El tango se resiente por el incremento de las tarifas en Buenos Aires
    Moscú inaugura el festival internacional de orquestas militares Spasskaya Bashnia
    Un baile lento: objetos se mueven al compás de las ondas electromagnéticas
    Etiquetas:
    cultura, amor, bailes, tango, Iván Troshhi, Yamila Viana, Argentina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik