En directo
    Sociedad
    URL corto
    115
    Síguenos en

    Los esposos Jim y Paige Nachtigal, del estado de Kansas, afrontan 12 cargos cada uno por castigos corporales y trato inhumano de tres de sus hijos, adoptados en 2012 en Perú, informa La República.

    Todo salió a la luz en febrero de 2016, cuando uno de los adolescentes se escapó de casa. La desaparición fue denunciada por sus padres adoptivos, si bien el joven fue hallado por un vehículo policial que patrullaba las calles.

    ​Se negaba a regresar a casa, estaba aterrado y explicaba que "había pecado y no había hecho las tareas".

    Jim y Paige Nachitgal, de 51 y 49 años, ejercen como misioneros. El marido es líder de una comunidad cristiana en la localidad de Newton.

    La noche en que el menor fue encontrado, la pasó en casa de su tía adoptiva, hermana de la madre. El testimonio de la mujer resultó decisivo para que se iniciara la investigación:

    "He visto cómo Paige les negaba comida, los he visto hambrientos, ella los obligaba a fregar el piso del garaje y de la cocina como castigo".

    El 11 de febrero se procedió a la detención de los padres. Actualmente, están a la espera de juicio mientras se hallan en libertad bajo fianza. Doce cargos pesan sobre cada uno de los cónyuges, entre ellos, el de agresión agravada.

    "Observé cómo Jim y Paige golpeaban a los niños con sus manos y, cuando se cansaban, agarraban cucharas de madera y les pegaban con ellas, sobre todo a los más pequeños", sostuvo otra testigo. La evidencia resultó corroborada por familiares, amigos de la pareja y profesores de la escuela.

    Los médicos examinaron y trataron a uno de los jóvenes de una rotura de brazo, alrededor del 9 de diciembre de 2015, y también de una rotura de costilla entre septiembre y diciembre de 2015, entre las más recientes fracturas.

    A partir de la detención de los padres adoptivos, los hermanos han sido enviados a una casa de refugio de Kansas.

    ¿Y dónde estaba el Estado peruano todos estos años, mientras se producían los abusos?

    Los protocolos de la Dirección General de Adopciones prevén un seguimiento postadoptivo de cuatro años para los casos internacionales, que, por lo visto, ha fallado. Hasta ahora, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables de Perú no se ha pronunciado respecto al caso.

    Además:

    Madre e hijo enamorados y dispuestos a ir a la cárcel por su amor
    Padres españoles luchan por poder llamar Lobo a su hijo
    Una 'madre coraje' brasileña se saca fotos en poses insólitas para alegrar a su hijo enfermo
    Etiquetas:
    familia, maltrato, hijos, adopción, Perú, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook