Widgets Magazine
01:55 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Borsch

    Cocina con Sputnik: borsch

    © Flickr/ Alpha
    Sociedad
    URL corto
    3461
    Síguenos en

    El borsch es una de las delicias gastronómicas de países como Rusia, Ucrania, Bielorrusia y Lituania. Es una sopa tradicional a base de remolacha, carne, zanahoria, repollo y, dependiendo de la región, pimentón, tomate u otros ingredientes.

    La característica principal del borsch es su sorprendente y apetitoso color rojo. Aunque esta sopa se suele servir caliente, en las épocas calurosas muchos rusos prefieren tomarla fría. Cada ama de casa en Rusia tiene su propia receta del Borsch. Nosotros, en Sputnik, hemos discutido un poco a la hora de crear esta receta, pero al final ha vencido la amistad y aquí les traemos las instrucciones para preparar este suculento plato de la cocina eslava.

    Ingredientes

    • 400 gramos de remolacha
    • 300 gramos de repollo fresco
    • 200 gramos de cebolla
    • 200 gramos de zanahoria
    • 2 o 3 hojas de laurel
    • 1 kilogramo de carne de res o cerdo magra o costilla
    • ½ kilo de papa
    • 2 dientes de ajo
    • Pasta de tomate
    • Pimienta
    • Agua
    • Sal
    • Manteca o aceite
    • Vinagre
    Borsch
    © Sputnik / A. Usanov
    Borsch

    Preparación

    1) Limpia bien la carne y ponla a hervir en una olla. Es muy importante que la carne esté bien preparada para que no te enfermes, así que déjala hervir por aproximadamente hora y media. La receta original del borsch es con carne de res, pero también puedes prepararlo con cerdo, pollo o incluso carne de carnero. No te olvides de salar la carne y poner unas hojitas de laurel, para darle un sabor único. Una vez sientas que la carne esté lista, córtala en trozos medianos y vuélvelos a poner en la olla.

    2) Mientras se prepara la carne y para no aburrirnos, vamos a preparar los demás ingredientes.

    a. Corta la cebolla bien pequeñita.
    b. Ralla la zanahoria de tal forma que no quede ni muy grande, ni muy pequeña.
    c. Corta el repollo en rodajas no muy grandes. 
    d. Corta la remolacha en rodajas no muy grandes. 
    e. Corta la papa en cubitos medianos (no muy pequeños o se podrían convertir en puré)

    3) En un sartén con aceite, pon a freír la remolacha. La remolacha es, sin discusión, el ingrediente más importante de nuestra receta. Para controlar el sabor un poco amargo de esta verdura, una vez que la remolacha se haya fritado por unos 10 minutos (comprueba con un cuchillo que se haya ablandado un poco), agrega una cucharada de vinagre (6%), tres cucharadas de pasta de tomate y un poco de agua. Deja cocer la remolacha a fuego lento por unos 7 minutos. ¡Atención! La pasta de tomate no es lo mismo que la salsa de tomate. No arruines tu receta con ingredientes incorrectos.

    4) En otra sartén con aceite, pon a freír la cebolla y añádele la zanahoria. Deja freír primero un poco la cebolla, pero sin exagerar, y luego añade la zanahoria. Déjalos sofreír a fuego lento.

    5) Añade la papa a la olla con carne. ¿Recuerdas que en el primer paso te dijimos que, una vez lista la carne, la cortaras en trozos medianos y los devolvieras a la olla? Pues seguidamente puedes añadir la papa a la olla y salar de nuevo el caldo, comprobando que esté como a ti te gusta. No le bajes al fuego, porque necesitamos que el caldo hierva.

    6) ¿Ha hervido el caldo? Entonces es hora de añadir el repollo. El repollo es otro de los ingredientes esenciales de la comida rusa y suele darle un sabor y consistencia únicos a los platos tradicionales de Rusia. Una vez añadido el repollo, bájale al fuego y déjalo cocer por unos cinco minutos.

    7) Añade la remolacha al caldo. Es hora de que nuestra sopa tome color, literalmente. Añade la remolacha al caldo y deja que se cueza por unos 10 minutos. Poco a poco el caldo se tornará rojo, como por arte de magia. De hecho, en los años setenta y ochenta, las mujeres que no tenían dinero para comprar maquillaje, usaban la remolacha como colorete, para darle un color rojizo a sus mejillas.

    8) Añade la cebolla y la zanahoria. Ya casi terminamos, añade estos dos ingredientes y revuelve el caldo un poco, comprueba la sal y añade pimienta al gusto. Puedes añadir un par de hojas más de laurel.

    9) Añade los ajos con ayuda de una prensa para ajos. Si no eres fanático del ajo, puedes no añadirlo a la sopa, sino ofrecerlo en la mesa, para que quienes lo deseen, puedan añadirlo.

    10) Deja reposar la sopa por 15 minutos. Seguro que tienes hambre, pero los cocineros rusos recomiendan dejar reposar la sopa por unos 15 o 20 minutos, para que los ingredientes entren en armonía y la sopa tenga un mejor sabor.

    11) Tu borsch está listo, es hora de servirlo. Sírvelo en tazones y, si quieres, acompáñalo con perejil picado y una cucharada de crema agria. Los rusos suelen comer esta sopa con pan de centeno, pero tú puedes elegir el pan que más te guste para acompañar tu receta.

    Sigue nuestras instrucciones paso a paso y tu borsch será tan auténtico y sabroso como si lo hubieses preparado en Rusia. No temas experimentar un poco con tu borsch ya que existen diferentes variantes de su preparación. Puedes preparar un borsch vegetariano, o añadirle pimentón, setas, frijoles o incluso maíz. Así, cada uno podrá encontrar un borsch a su gusto.

    Esperamos que te haya gustado nuestra receta del borsch ruso y que disfrutes de este exquisito plato con tus seres queridos. Mientras tanto, los chefs de Sputnik seguirán experimentando para traerte nuevas recetas y para que puedas preparar los platos más típicos y deliciosos de la comida rusa en la comodidad de tu cocina.

    Además:

    Las comidas más extrañas preferidas por los rusos
    La leche de cucaracha será el alimento principal de nuestros hijos
    La cocina rusa conquista el paladar de los neoyorquinos
    Etiquetas:
    cocina con Sputnik, Borsch, comida, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik