Widgets Magazine
En directo
    Julian Assange con su nueva amiga felina

    @EmbassyCat: Julian Assange ahora tiene un gato

    © REUTERS / Courtesy of WikiLeaks
    Sociedad
    URL corto
    161

    Julian Assange recibió un regalo con motivo del 4 aniversario de su asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres.

    La hembra de diez semanas, cuyo nombre será elegido por la opinión pública, ya tiene su propia cuenta de twitter (@EmbassyCat, literalmente “EmbajadaGato”) y vivirá en la sede diplomática junto con el fundador de WikiLeaks, según ha informado la cadena SkyNews.

    Pequeña amiga de Julian Assange
    © REUTERS / Courtesy of WikiLeaks
    Pequeña amiga de Julian Assange

    "¡Nueva casa! ¡Ya he llegado!", 'escribió' la cría de gato montés europeo en su primera entrada.

    Julian Assange, de 44 años, permanece en la Embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012 por temor a la extradición a Suecia, donde está acusado de delitos sexuales, los cuales niega haber cometido. La verdadera razón de evitar la justicia sueca radica en la posibilidad de extradición a EEUU, donde podría ser juzgado por revelar los datos secretos del país norteamericano y ser condenado a decenas de años de cárcel.

    Tema: Caso del fundador de WikiLeaks Julian Assange

    En febrero, el grupo de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias tachó su permanencia en la sede diplomática de Ecuador de ilegal, exhortando a los servicios de justicia de Suecia y del Reino Unido liberar a Assange. Sin embargo, las fiscalías respectivas rechazaron la decisión de la oficina internacional y calificaron la resolución de no vinculante.

    Además:

    Cancillería británica contrata a un gato para trabajar en el Ministerio
    De vuelta a casa: Un gato refugiado de Siria se reúne por fin con su familia
    Universidad sueca descifra el idioma de los gatos
    Una gata que sabe apreciar la vida
    Etiquetas:
    gatos, animales, WikiLeaks, Julian Assange, Londres
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik