16:33 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Ejecución en Somalia

    Ahorcamientos, fusilamientos, lapidaciones: 2015, año récord en penas capitales

    © AFP 2018 / Mohamed Abdiwahab
    Sociedad
    URL corto
    0 52

    El pasado año 2015, se llevó a cabo un número récord de condenas a muerte en los últimos 25 años.

    Amnesty International, organización internacional de derechos humanos, registró un aumento perturbador en el número de ejecuciones. Al menos 1.634 personas fueron ejecutadas el año pasado, un cifra récord en más de 25 años. Y eso que al calcular los valores finales no se tuvieron en cuenta los datos de China, donde es muy probable que ejecutaran a miles de personas, pero en este país la información sobre la pena
    de muerte se considera secreto de estado.

    El dramático aumento se debe en su mayoría a tres países (prescindiendo de China) —Irán, Pakistán, y Arabia Saudí— que en conjunto fueron responsables del 89 por ciento de todas las penas capitales ejercidas en 2015.

    Irán ejecutó al menos a 977 personas durante el año pasado, y en su mayoría por delitos relacionados con las drogas. Sin embargo, la lista de crímenes por los que en la República Islámica uno puede pagar con su vida, es mucho más amplia. Incluye asesinato, violación, robo a mano armada, herejía, blasfemia, sodomía, prostitución, adulterio, traición y espionaje, así como propagación de la pornografía.

    El principal método de ejecuciones de pena capital es la horca. Hasta hace poco se han practicado ejecuciones públicas. Las grúas servían de horcas. Con un dogal en el cuello, a los condenados los levantaba al aire una grúa.

    Sin embargo, los autores de delitos sexuales como adulterio, generalmente se ejecutaban por lapidación. Las mujeres condenadas se enterraban en el suelo hasta el pecho, mientras que los hombres hasta la cintura. El artículo correspondiente del Código Penal Islámico de Irán afirma: "En el caso de castigo de muerte por lapidación, las piedras no deben ser demasiado grandes para que el condenado no muera a causa de una o dos pedradas; ni tampoco deben ser demasiado pequeñas de manera que no se puedan llamar piedras".

    Irán es uno de los últimos países en el mundo, donde todavía ejecutan a menores de edad, lo que constituye una violación flagrante del derecho internacional. En 2015 al menos cuatro menores fueron condenados a pena capital.

    En Pakistán, continúa el desenfreno de homicidios autorizados por el Estado que comenzó al eliminar la moratoria de las ejecuciones de civiles en diciembre de 2014. La razón formal del levantamiento de la moratoria fue el atentado en Peshawar, cuando los extremistas atacaron una escuela militar.

    Para aquel momento, en Pakistán se habían acumulado más de 8 mil sentencias de muerte. No se sabe si los todos condenados fueron ahorcados (ya que es el único método permitido de ejecución en el país).

    En 2015, más de 320 personas fueron enviadas a la horca, lo que representa un máximo histórico registrado por la organización internacional de derechos humanos en Pakistán.

    Un gran número de condenas a muerte en Pakistán fueron impuestas por blasfemia. Esta noción tiene una amplia gama de interpretaciones, lo que implica errores judiciales.

    Una vez detuvieron a un estudiante de 17 años de edad por haber cometido blasfemia en clase de la literatura. Los maestros se negaron a decir de qué exactamente se trataba, ya que entonces serían acusados de blasfemia también.

    Desde el momento de introducir la ley de "blasfemia" en 1986, al menos 4 mil personas han sido ejecutadas por esta razón. A menudo, la ley se utiliza para denunciar con el fin de ajustar cuentas con los vecinos o competidores. Ni hablar de la gente que practica otras religiones.

    Arabia Saudí es el tercer líder mundial de ejecuciones y, por cierto el país que el año pasado presidió el panel de expertos independientes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. En 2015 ejecutaron a 158 personas, un incremento del 76 por ciento respecto al año 2014. En el Reino, así como en Irán, opera la sharía —ley islámica—, por lo que el conjunto de delitos punibles con la muerte es prácticamente igual. El principal método de ejecución en Arabia Saudí es la decapitación. El fusilamiento es otra manera de ejecutar a los condenados, pero se aplica principalmente a las mujeres. Las ejecuciones suelen ser públicas. En el país se desarrolló toda una dinastía de verdugos, hasta el mismo rey designa al principal ejecutor de la Meca.

    Tema: Ejecución masiva en Arabia Saudí (enero de 2016)

    La lista de los cinco países que ejecutaron la mayoría de las penas capitales en el mundo en 2015, incluye a China, Irán, Pakistán, Arabia Saudita y Estados Unidos, precisamente en ese orden.

    China es un líder sombrío del número de ejecuciones, aseguran los activistas de derechos humanos. El informe de “Amnesty International” señala que en 2015 se hicieron allí miles de sentencias de muerte y miles se llevaron a cabo. Hay algunos indicios de que el número de ejecuciones en China se ha reducido en los últimos años, pero debido al carácter secreto de la pena de muerte, es imposible comprobar esta información.

    En China la pena de muerte puede ser aplicada por crímenes bajo 69 artículos del Código Penal. Además de delitos evidentemente graves, también se incluye la corrupción, el proxenetismo, la falsificación, producción y venta de medicamentos falsificados, robo y posesión de explosivos o armas, etc.

    El fusilamiento es un método común para China. Sin embargo, según los últimos datos, el país tomó el camino de la humanización de la pena, actualmente se utilizan cada vez más las inyecciones letales. Además, hace mucho que en China no practican ejecuciones públicas.

    A finales de 2014 se han confirmado los rumores de que en el país suelen extraer órganos de los ejecutados y destinarlos a trasplantes. En ese entonces, el jefe del Comité de China en materia de donación y trasplante de órganos, Huang Jiefu, aseguró que desde el 1 de enero de 2015, China prohibiría retirar órganos de los ejecutados para trasplante.

    De acuerdo con los datos de la Coalición Mundial contra la pena de muerte, en China ejecutan anualmente a más de dos mil convictos (los últimos datos del 2014 que figuran en la página web de la organización totalizan unas 2.400 personas). Si tenemos en cuenta el tamaño de la población china, esta estimación no parece exagerada.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Diputado ruso propone aplicar la pena de muerte a terroristas
    Arabia Saudí no devolverá el cuerpo del clérigo ejecutado a su familia
    Etiquetas:
    ejecución, ley, Irán, Pakistán, Arabia Saudí, China