En directo
    La carne

    La derrota del veganismo: Sin carne no habría evolución humana

    © Sputnik / Elizaveta Azarova
    Sociedad
    URL corto
    2154

    Científicos británicos de la Universidad de Harvard han comprobado que el consumo de carne y su posterior procesamiento con utensilios primitivos contribuyeron en la evolución de simios en humanos.

    De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature al consumir carne procesada con primitivas herramientas de piedra los simios lograron ahorrar al menos 2,5 millones de ciclos de masticación.

    Esta incorporación permitió a los homínidos sacar más energía de los nutrientes, mientras que el tiempo que pasaban masticando se redujo de manera considerable. El hombre primitivo cortaba la carne en trozos manejables para obtener una fuente rápida de energía.

    Para comprobar esta teoría, en la revista se cita el ejemplo del chimpancé, una especie de simio que pasa cerca de la mitad de un día masticando la comida. 

    Además, el estudio destaca que la carne requiere menos fuerza masticatoria por caloría que las plantas.

    "La carne tiene una gran cantidad de nutrientes, pero también es muy elástica. Así que el problema es que no podemos descomponerla con nuestros dientes planos. Pero si la cortamos no es preciso masticarla para descomponerla”, comenta al respecto la autora del estudio, Katie Zink.

    Los investigadores señalan que dicho cambio en la dieta contribuyó en la reducción masiva de los dientes, los músculos de la mandíbula, lo que ayudó a la expansión del cerebro del ser humano. 


    Además:

    Experto uruguayo asegura que la carne roja no incide en el cáncer
    La OMS advierte del peligro de cáncer al consumir carne procesada
    Científicos califican de curativo el polvo ruso
    Científicos rusos crean chocolate de "vitaminas marinas" que ralentiza el envejecimiento
    Etiquetas:
    verduras, experimento, ciencia, investigación, carne, Universidad de Harvard, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik